miércoles, 18 de marzo de 2015

COPAS MENSTRUALES Y TAMPONES EN RELACIÓN A LA ROTURA DEL HIMEN, LA VIRGINIDAD Y MAS INFORMACION ADICIONAL

"La Copa Menstrual Himen y Virginidad"
El uso de una copa en jóvenes, vírgenes, menores de edad o no, depende en gran parte de: La familia, cultura y religión. Algunas personas tienen ciertas creencias acerca de la importancia del "himen" del cual hablaremos más abajo (las copas y tampones pueden romper el himen). Los sentimientos personales de la joven. Cada persona es diferente. Desde el momento en que vamos al baño solas, limpiar y cuidar nuestro cuerpo hasta cierto punto comienza a ser una responsabilidad individual. El conocimiento y nivel de confianza con respecto a ciertos productos y el cuerpo. ¿La joven conoce su cuerpo? ¿Se siente cómoda con la idea de estar físicamente en contacto con su menstruación? Recordemos que la información nos empodera. Una vez que estos puntos han sido hablados, si la joven decide que quiere usar una copa, estos consejos pueden ayudarle. Antes de adquirir su copa: Explícale lo que puede esperar: una copa menstrual mide alrededor de 2 dedos de lado a lado, según la marca. Algunas como MeLuna, tiene tallas muy pequeñas.
Las Shorty están especialmente indicadas para estas mujeres.
Qué hacer… Primero, necesitará conocer su cuerpo, si no lo conoce ya. Necesitará encontrar la entrada de su vagina. Esto puede sonar sencillo, pero para algunas niñas/jóvenes, es todo un reto. Explícale que la vagina tiene un ángulo, es decir, se orienta hacia el ano/recto. Tras lavarse las manos, puede buscar la entrada con mucho cuidado. Si se siente incómoda, puede dejarlo para otro momento. ¿Es demasiado estrecha? Recordemos que en el caso de todas, pero especialmente en el caso de jóvenes vírgenes, la entrada de la vagina (esto es, los primeros 2-3 cm) es estrecha en comparación con el resto de la vagina. ¿Me haré ancha? Ésta es una pregunta muy frecuente, pero, primero, la vagina no se "hace ancha sin remedio" No es una camiseta, por así decirlo. Es más como una banda elástica, hecha de piel muy flexible y elástica, con músculos fuertes y muy elásticos. La piel y los músculos pueden estirarse para que pase la cabeza de un bebé y aún regenerarse y sanar, y luego volver a un tamaño normal. Así, algo tan pequeño como una copa o un tampón no la hará ancha para siempre... Por otra parte, si sus músculos son débiles, los ejercicios de Kegel (junto con el método "Emigi", ejercitados que recomendamos desde MeLuna) pueden ayudarle a fortalecer los músculos. De hecho, algunas usuarias de copas han reportado que sus músculos parecen haberse fortalecido después de usar la copa menstrual. Esto se debe a que por instinto, utilizamos los mismos músculos referidos en los ejercicios de Kegel al insertar y sobre todo sacar la copa. El ajustar el cuerpo no significa "hacerlo ancho". La piel elástica y los músculos siempre querrán volver a su forma original. Lo que sí es importante es que aprenda a relajar sus músculos. Cuando somos jóvenes, los músculos vaginales pueden estar muy tensos y los nervios también pueden hacer sentir dolor e incomodidad más fácilmente. Un producto menstrual de uso interno puede serles molesto, pero con el paso del tiempo, al madurar, los nervios empezarán a cambiar. Su cuerpo producirá más mucusa natural que antes y los músculos involucrados se relajarán. Esto es parte del proceso natural de maduración.. La Talla, ¿cuál? Uno de los errores más comúnes de usuarias primerizas (vírgenes) es adquirir automáticamente la copa más pequeña. Generalmente, porque la talla les pone nerviosas. Por esta razón, es cierto que se sentirán más cómodas con una talla más pequeña.Tanto la copa menstrual como los tampones pueden romper el himen, pero esto realmente depende del tipo de himen que se tiene, si es que lo tiene! Algunas mujeres nacen sin himen. A algunas se les rompe mientras realizan deportes o alguna otra actividad no sexual como al andar en bicicleta, estirarse, caer, etc, pero nunca se dan cuenta. Por otra parte, algunos himenes son muy gruesos y resistentes, por lo que ni siquiera durante su primera experiencia sexual termina de romperse. 
¿Puedes perder la virginidad, usando tampones o la copa menstrual? 
Esto es raro, pero ocurre. En realidad, el hecho es que mientras que una joven no tenga sexo penetrativo con otra persona, seguirá siendo "virgen". Así de simple.
De manera estricta, la definición de la virginidad no se puede perder por el uso de tampones. La situación podría depender de que tan cerrado esta el himen de la mujer en cuestión. (El himen es una especie de capa de tejido a la entrada de la vagina) El himen puede tener diferencias de mujer a mujer. Hay mujeres que tienen un himen muy cerrado, que podría ser inclusive una patología, y hay otro tipo de mujeres que tienen una perforación. Si al usar un tampón se genera sangrado podría lastimarse el himen, pero usualmente requiere de un objeto de diámetro mucho mayor para que un himen se rompa, que al final es lo que médicamente determina la virginidad. El himen en algunas mujeres es tan sensible que se llega a romper inclusive montando a caballo.
¿Que es el himen?
Muchas personas piensan que el himen está muy dentro de la vagina, pero esto no es así. El himen es básicamente un tejido muy delgado que se encuentra justo en la entrada de la vagina. O en sólo una parte de la entrada. Es más, si todavía lo tiene, probablemente pueda verlo con un espejo.
El himen es una membrana delgada y frágil de tejido incompleto que se encuentra en el límite respectivo de unión del conducto vaginal y la vulva. Actualmente se está renombrando como "corona vaginal". Al principio, durante el desarrollo fetal, no hay una apertura vaginal. La delgada capa que cubre la vagina se abre parcialmente antes del nacimiento. El tamaño y forma varía mucho de una mujer a otra. Al nacer, la mayoría de los bebés de sexo femenino tienen himen, ya que el tejido se divide completamente estando aún en la matriz. Esta mayoría de niñas nacen con un himen no perforado (himen septado). El obstetra suele examinar las condiciones de la vulva de la recién nacida para confirmar que su himen se encuentra en perfecto estado. Si la niña nace con el himen cerrado y éste permanece así hasta la primera menstruación (algo no muy común), es posible que la menstruación no fluya libremente fuera del cuerpo, lo que puede resultar doloroso y tener complicaciones que requieran de una intervención quirúrgica. Antes de la pubertad, los tejidos de la vulva son generalmente muy frágiles y delgados. Cualquier actividad que someta estos tejidos a una gran tensión puede estirar y por tanto lastimar el himen. Así, se da el caso de que muchas jóvenes dañan o dilatan su himen al efectuar actividades físicas como deportes, montar a caballo, insertar o quitar tampones o al masturbarse. Una muchacha puede no ser consciente de que esto ocurre, sobre todo si no hay sangre o dolor durante el evento. En algunas mujeres el himen se rompe en más de una ocasión. Incluso algunos son lo suficientemente elásticos para permitir que la vagina sea penetrada sin que el himen se desgaste. Esto suele ocurrir si la dilatación vaginal se produce gradualmente con los dedos o con otros objetos durante un período extenso de tiempo. Se han dado casos de mujeres embarazadas que llegan a la sala del parto con el himen intacto, por lo que el médico tiene que rasgarlo para facilitar el nacimiento del bebé. El himen está constituido por un esqueleto conjuntivo-fibroelástico, ricamente vascularizado e inervado, que se encuentra recubierto por mucosa. Esta capa fibroelástica varía extraordinariamente en cuanto a su desarrollo y es la responsable de la consistencia y elasticidad del mismo. 
Hímenes normales o típicos: Diferentes tipos de himen (las áreas oscuras representan la abertura vaginal). Son aquellos en los cuales el orificio está en el centro, hacia arriba o en la línea media. Así, se reconocen tres tipos de hímenes típicos: anular, semilunar y labiado. El himen más frecuente entre los examen médico legales ginecológicos es el dilatable. Anular. Presenta un orificio central, rodeado por membrana con un ancho más o menos igual. Sus puntos débiles están en 2, 5, 7 y 10 de la carátula de reloj. Semilunar. Tiene el orificio desplazado hacia la porción superior, de modo que por debajo queda una medialuna de membrana. Sus puntos débiles están en 4 y 8. Labial o labiado. Tiene un orificio alargado en la línea media, de dirección sagital, con membrana a uno y otro lado, a la manera de labios. Puede romperse en los puntos 6 y 12. Franjeado o de herradura, Estrelado (himeneal). Se trata de una variante de la normalidad que consiste en la presencia de tejido himeneal o excrecencias mucosas que se ven más frecuentemente en las recién nacidas y que suelen desaparecer posteriormente al cambiar las condiciones hormonales condicionadas por la madre durante la gestación. 
Hímenes anómalos o atípicos: Comprenden múltiples variedades que escapan al tipo de descripción sencilla de los hímenes típicos. Entre los más frecuentes se encuentran. Biperforado, septado o tabicado (con dos perforaciones). Cuenta con un tabique horizontal o vertical que divide el orificio en dos. Herradura obturada. Hipertrofiado (muy grande). Imperforado (sin perforaciones). Carece de orificio y requiere intervención quirúrgica para la salida de la sangre menstrual. El himen imperforado es una rara malformación congénita que ocurre en el 0,1% de los recién nacidos del sexo femenino.Trifoliado (de tres pliegues). Multifoliado (de varios pliegues). Coroliforme (parecido a la corola de una flor). Presenta prolongaciones a la manera de pétalos que se disponen unos sobre otros.Himen flexible. El himen flexible o dilatable, también conocido como himen complaciente, presenta un orificio que permite el paso del pene o de dedos (en el caso de la masturbacion) sin romperse y vuelve a las dimensiones normales una vez que aquél o aquellos se retiran. La presencia de una mayor cantidad de fibras elásticas en su composición, le aporta una gran flexibilidad. Fisiológicamente esta condición hace que durante las primeras y sucesivas relaciones sexuales, el orificio himeneal se dilate lo suficiente como para poder admitir la penetración peneana con facilidad, sin producir lesión himeneal y por lo tanto, conservar así, sus características de integridad hasta la primera vez en la vida. Himen orificio dilatado: El himen con orificio dilatado tiene también la membrana íntegra, pero en cambio, el orificio mantiene un diámetro anormalmente grande. Esta condición puede ser congénita o adquirida por dilataciones lentas, repetidas y progresivas. 
Costumbres culturales relacionadas con el himen: A lo largo de la historia de la humanidad, la conservación del himen ha tenido mayor o menor importancia según la cultura a la que se pertenezca. En América, en el imperio inca, para las runas (hombres y mujeres de baja escala social) no tenía la menor importancia. Por el contrario, el hecho de perderlo era síntoma de que la mujer era deseada y, si llegaba a tener un hijo, confirmaba su fertilidad y se convertía en una mujer cotizada entre los runas varones. En la nobleza, en especial entre las consagradas al dios inti (vírgenes del sol), la conservación de la virginidad (himen) era primordial. Debido al valor que algunos incorrectamente le asignan al himen como símbolo de virginidad, existen culturas en que las mujeres que no tienen un himen intacto se someten a himenoplastias (cirugías reconstructiva del himen), especialmente antes de casarse. En el mundo hispano esta práctica se conoce tradicionalmente como hacer virgos. Este producto consiste de una membrana gelatinosa que desprende un líquido rojo formado por albúmina, se coloca veinte minutos antes de la relación sexual, fingiendo así una ruptura del himen y garantizando al compañero la virginidad de su amada. Es uno de los productos más vendidos en China a través de internet, pero fue prohibido por autoridades del país tras ser considerado peligroso debido a sus componentes. Debido a su naturaleza, en algunos países islámicos vender el producto no está permitido. En varias culturas africanas aún se practica la infibulación a las niñas entre los 2 y los 8 años de edad, como manera de preservar el himen y la virginidad de las mujeres. La operación es realizada por una curandera o partera, sin anestesia, y consiste en una ablación (la llamada clitoridectomía), seguida por un cierre vaginal permanente. Solamente se deja una pequeña abertura para la emisión de orina y de sangre menstrual. La vulva se abre con un cuchillo inmediatamente después del matrimonio o antes de un parto. 
Relación del himen con el coito y con el abuso sexual: El que exista o no himen no es un indicativo de que la mujer que haya tenido o no coito. No se puede verificar, con un simple examen físico, si una mujer ha tenido coito o alguna otra experiencia sexual. Dado que, como ya se afirmó, pocas mujeres nacen con una membrana en el interior de su vagina, no puede afirmarse entonces que la ausencia de himen sea el indicio de que la mujer haya tenido relaciones sexuales. El himen no desaparece cuando algo se inserta en la vagina. Puede estirarse sin romperse o rasgarse. Por ejemplo, si una mujer se introduce dos dedos en la vagina durante la masturbación, su himen puede rasgarse todavía al tener relaciones sexuales por vez primera, puesto que un pene suele ser más grueso que dos dedos. De igual manera, una mujer que haya tenido sexo vaginal puede tener restos de tejido del himen. Tales restos no suelen causar ningún dolor durante el coito. Al introducir juguetes sexuales en la vagina, al probar distintas posiciones durante el coito, o si la pareja sexual actual de la mujer posee un pene de mayor grosor que los de sus parejas anteriores, himen puede rasgarse de nuevo, o incluso puede rasgarse por primera vez. Cuando un ginecólogo examina a chicas preadolescentes y adolescentes buscando evidencias de abuso sexual, buscará heridas o rasgados en el himen. Sin embargo, hay mujeres que nacen sin himen, y en tal caso será necesario buscar otros signos o señales de dicho abuso. Mamíferos que presentan hímen Las hembras de varias especies de mamíferos, además del ser humano, presentan himen: Bovinos Camélidos, como las alpacas y llamas. Cerdo de Guinea, Chimpancés y otros primates como los lémures. Elefantes, Equinos, Focas, Hienas, Manatíes, Odontocetos (Ballenas con dientes), Ratas, Topos
¿Es seguro nadar con un tampón puesto o con la copa menstrual?
Si, no hay ninguna contraindicación. La única recomendación es que cuando se nada en albercas o en el mar, es posible que el agua contenga bacterias y contaminantes que representan una mayor probabilidad de infección, por lo que se aconseja que una vez que se termine de nadar se reemplace el tampón por uno nuevo.
La copa menstrual es aun mas cómoda porque ni tienes el cordón por fuera ni se ve nada, con lo cual, nadas con toda libertad y sin peligro de que se absorba el agua, como puede ocurrir con los tampones.
¿Qué beneficios tiene la copa menstrual en comparación a usar tampón/compresas?
El principal beneficio es la comodidad que la mujer puede sentir al usar uno u otro y su adaptabilidad. Hay mujeres que se sienten más cómodas o con mayor seguridad con el tampón a diferencia de usar una compresa y desde luego la mujer que usa la copa menstrual, difícilmente regrese a usar esos métodos de higiene intima. Desde el punto de vista estrictamente médico no hay diferencia específica entre compresa o tampon. En otra entrada os explique de que están compuestos estos dos métodos o indicación por la que se recomiende uno sobre el otro. A menos de que haya alguna condición en la mujer, por ejemplo que se presente mucha sensibilidad alrededor de la vagina, y que sea irritable a las compresas o tampones, produciendo infecciones. El uso de la copa menstrual, te evita todo eso, sin mas.
¿Es verdad que el uso de salvaslips, puede causar una infección vaginal? 
Hay una mayor predisposición. La vagina es una cavidad natural que necesita cierta apertura para que exista un flujo constante de secreciones que se generan por dentro. El salvaslips se supone que está diseñado para absorber las secreciones. El hecho de no cambiarlos frecuentemente podría favorecer a la aparición de infecciones, si el producto tiene las características necesarias de absorción y se cambia de manera continua no tiene porque generar infecciones. El número de cambio de salvaslips al día depende de la fase hormonal en la que se encuentre la mujer.
Os recomiendo el uso de cosas naturales sin químicos y estos salvaslips y compresas reutilizables y lavables son la mejor opción en el caso de no usar la copa menstrual 
¿Se recomienda el uso de tampones o copas menstruales para los primeros ciclos menstruales? 
Si, no hay ningún problema mientras la mujer se sienta cómoda, porque aún existen muchas mujeres que por los mitos y el miedo a perder la virginidad deciden no utilizarlos. Desde el punto de vista médico, no hay contraindicación para su uso. 
¿Puedo tener síndrome de shock tóxico, si uso un tampón por más de 8 horas? Depende la cantidad de flujo de la mujer, y si en su caso ya presentaba alguna infección previa que pueda incrementar. Por ejemplo, factores como climas húmedos, o de mucho calor, podrían colaborar a que se entre en un estado de shock infeccioso. Los tampones están diseñados para aguantar de 8 a 12 horas de uso, pero se recomienda que no se deje más de 4 o 6 horas. Con la copa Menstrual no pasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica