martes, 31 de marzo de 2015

EL CICLO MENSTRUAL

Cada mujer experimenta unos 500 ciclos menstruales a lo largo de su vida. Cada ciclo dura aproximadamente 28 días, aunque también son normales los ciclos que duran entre 21 y 35 días. 
El primer día del ciclo es el primer día de la menstruación o regla.
Los procesos de cada ciclo están regulados por hormonas que, entre otras muchas funciones, garantizan un ciclo de fertilidad continuo.
Las hormonas son producidas por las glándulas endocrinas y son transportadas por todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo.

En el ciclo menstrual están involucradas cuatro glándulas endocrinas: 
El hipotálamo
La hipófisis 
Las glándulas tiroideas 
Los ovarios 

Las hormonas de la hipófisis y de los ovarios influyen directamente el ciclo, mientras que las hormonas de las glándulas tiroideas regulan el flujo energético del cuerpo, haciendo posible que el resto de hormonas funcionen con normalidad. 
La hipófisis es conocida además como la coordinadora del ciclo menstrual y la que lo estimula. Entre los ovarios, el hipotálamo y la hipófisis existe un sistema muy preciso estímulo-respuesta que mantiene el ritmo del ciclo.
Los factores emocionales también pueden influir sobre el ciclo menstrual, ya que el hipotálamo está relacionado con otras zonas cerebrales.

El ciclo femenino consta de tres fases:

Fase folicular

La hipófisis libera la hormona foliculoestimulante (FSH) y la hormona luteinizante o luteoestimulante (LH). 
A través del torrente sanguíneo alcanzan los ovarios y estimulan el desarrollo de entre 10 y 100 folículos. 
Estos comienzan a producir estrógenos, que afectan a diferentes partes del cuerpo femenino.
Normalmente sólo se estimula un ovario por ciclo, es decir, van alternándose.
Con lo cual, si decides donar, te estimularían los óvulos "dormidos" por llamarlo de alguna manera.  
La hipófisis libera entonces otra hormona más: la prolactina. 
En bajas concentraciones la prolactina es imprescindible para ovular, y se produce durante todo el ciclo. 
En el período de lactancia, por el contrario, sus altas concentraciones impiden la ovulación y la fertilidad.
Existen casos, como el mio, que dando de mamar a mi hija tenia mi menstruacion.
Los estrógenos que producen los ovarios actúan también sobre el hipotálamo, estimulando allí la producción de hormonas que actúan sobre la hipófisis. Este sistema es denominado de estímulo-respuesta, puesto que a su vez las hormonas de la hipófisis estimulan el desarrollo de folículos en el ovario. 
Los folículos producen estrógenos, que afecta al hipotálamo y ocasiona de producción de más hormonas de la hipófisis.
Aproximadamente a la mitad del ciclo, cuando la concentración de estrógenos en sangre alcanza un nivel alto, la hipófisis libera una dosis de las hormonas luteinizante y foliculoestimulante. 
Como consecuencia, un óvulo (a veces más) asciende la superficie de uno de los folículos. Los otros folículos estimulados desparecen poco a poco durante los restantes 14 días del ciclo.
Debido al nivel en sangre de estrógenos, durante este tiempo el endometrio (mucosa del útero) se habrá engrosado y estará dispuesto para acoger al óvulo fecundado. Además, esta hormona estimula a las células del útero a liberar un moco más acuoso y abundante que favorece la circulación del esperma. Este moco es el que puede ser percibido por la mujer a la salida de la vagina, indicio de fertilidad.

Ovulación

Aproximadamente 32 horas después de la liberación de las hormonas luteinizante y foliculoestimulante, el folículo se desgarra, el óvulo sale de él y se dirige hacia las trompas de Falopio. 
Allí recibe nutrientes y queda disponible para ser fecundado por un espermatozoide entre 12 y 36 horas.

Fase lútea

El óvulo comienza a tornarse amarillo, por la toma de lípidos o grasas. 
De ahí proviene su nombre: cuerpo lúteo (amarillo). 
Continúa produciendo estrógenos y comienza a producir también
progesterona. 
La progesterona tiene los siguientes efectos: 
modifica la estructura del moco cervical que se vuelve tan espeso que los espermas ya no pueden atravesarlo, y su cantidad disminuye 
Las glándulas de las trompas de Falopio y del útero producen un líquido que alimenta al óvulo y que prepara todo para la fecundación en las trompas de Falopio y para la implantación del óvulo en la pared del útero 
La temperatura corporal asciende unas décimas, y se mantiene elevada hasta el final del ciclo.
En caso de que no haya habido fecundación, el cuerpo lúteo se descompone, por lo que el nivel de progesterona y estrógeno en sangre desciende durante los siguientes 10 días. 
Como han dejado de estimular el revestimiento del útero, éste se desprende y tiene lugar la regla. 
La temperatura corporal desciende y habrá finalizado el ciclo.
Si el óvulo ha sido fecundado, algunas de sus células producen la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG). 
Esta es la hormona que detectan los test de embarazo. 
La hormona gonadotropina coriónica humana mantiene estable el cuerpo lúteo, pudiendo así éste continuar produciendo progesterona, que a su vez mantiene el revestimiento del útero, rico en nutrientes. 
Esto es imprescindible durante las primeras diez semanas de embarazo, hasta que la placenta asume la función de nutrir.
Mas información adicional

El promedio de edad en la que la mujer comienza a ovular es a los 11 años, y suele terminar alrededor de los 50.
Es importante recordar que no todas las mujeres comienzan a ovular a tan temprana edad o en alguno casos incluso antes, o dado el caso no todas las mujeres alcanzan la menopausia a la misma edad.

El óvulo es la célula germinal femenina. 
Contiene 23 cromosomas y al ser fecundada por un espermatozoide (que también aporta 23 cromosomas), da lugar al embrión humano. 
Los óvulos se producen en los ovarios. 
En los ovarios de una mujer adolescente podemos encontrar más de 400.000 óvulos. 
De todos ellos, durante la vida fértil de cada mujer, maduran unos 400.  
A una mujer que decide donar óvulos se le extraen aproximadamente unos 
10 - 15 óvulos.

Todas las mujeres cuando nacen ya tienen en su cuerpo -en los ovarios- todos los óvulos que necesitan durante su vida reproductiva. 
La cantidad de óvulos es determinada genéticamente. 
Cuando llega la pubertad, la actividad de los ovarios se pone en marcha. 
Cada ciclo ovulatorio, hay un puñado de óvulos que comienzan a desarrollarse, a crecer, hasta que llega un punto en que la naturaleza decide que sólo uno de ellos (a veces alguno más) seguirá creciendo y madurará hasta adquirir la capacidad de ser fértil. 
Para que esto ocurra, los otros óvulos producirán unas sustancias, unas hormonas, que -por decirlo de una manera comprensible- son el alimento que hace que el otro crezca, y mientras lo hacen, van atrofiándose hasta desaparecer. 
Para entenderlo bien, hay que pensar en cómo funciona un equipo ciclista. Para que gane uno, los demás deben ayudarle esforzándose mucho, y poco a poco van perdiendo fuerzas. 
Si te animas a ser donante de óvulos debes saber que no te cambiará para nada tus posibilidades de fertilidad futura ni el momento de entrada en la menopausia. 
Prácticamente todos los óvulos que puedas dar, se habrían consumido igualmente en cada ciclo ovulatorio.

Ovulación: ¿Cuántos folículos maduran cada mes?
Cuando una mujer está buscando un embarazo, conocer su ovulación se convierte en clave. 
¿Sabes qué son los folículos? ¿Cuántos maduran cada ciclo menstrual? 
¿Qué sabes del ciclo menstrual?
El folículo es una estructura esférica que rodea al óvulo y se encuentra en el interior de los ovarios.
La mujer nace con varios cientos de miles de folículos; a partir de la pubertad, cada mes crecen unos 20, al principio del ciclo menstrual, de los cuales solo uno llegará a madurar.
Ese folículo, que se llama folículo de Graff, liberará el óvulo más o menos el día 14 del ciclo, este proceso se conoce como ovulación, y los demás involucionarán hasta desaparecer.
¿Cuántos folículos hay cada mes?
El número de folículos que puede observarse por ecografía el tercer día de ciclo es variable y depende de varios factores:
La posición de los ovarios
Las características de las asas intestinales: las porciones del intestino delgado que tienen forma de asa.
El peso de la mujer: si es obesa se ven peor.
La definición del ecógrafo. 
En los ecógrafos de alta definición pueden verse folículos muy pequeños, de tan solo seis milímetros de diámetro.
Cuando la mujer se somete a una estimulación ovárica con gonadotropinas maduran varios folículos, por eso es habitual ver más de uno de hasta 18 milímetros de diámetro con sus respectivos ovocitos dentro.

Un  ovocito, es un gametocito hembra o célula germinal que participa en la reproducción. 
En otras palabras, es un precursor inmaduro del óvulo, o célula huevo.
El ovocito se produce en el ovario 
Las células madre germinales femeninas producen las llamadas células germinales primordiales (PGC), que se diferencian para formar una ovogonia. La ovogonia se convierte en un ovocito primario, durante la ovogénesis, tras comenzar el proceso de meiosis y detenerse en profase I, El ovocito es una célula germinal femenina que está en proceso de convertirse en un óvulo maduro.
Dependiendo de la especie uno o varios óvulos son liberados por el ovario en cada ovulación. En la mujer es frecuente que sea uno solo. 

3 comentarios:

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica