lunes, 9 de marzo de 2015

LA COPA MENSTRUAL CUIDA LA FLORA VAGINAL Y EVITA SUS DESEQUILIBRIOS

La copa menstrual Protege y conserva la flora vaginal ya que recoge el fluido menstrual y no lo absorbe como lo hacen los tampones, esto evita infecciones y hongos porque apoya la protección natural que facilita la flora vaginal.
¿Con la copa menstrual no hay riesgos de infecciones e irritaciones?¿Por qué? 
La copa no absorbe el líquido menstrual, y por lo tanto, tampoco no interfiere con la flora vaginal (como lo hacen los tampones), además de no dejar restos textiles. Esta flora natural protege la vagina de bacterias u hongos que puedan provocar una infección. 
Los tabúes con la sangre menstrual,son los que pueden causar algún tipo de rechazo en el uso de la copa menstrual.
Las usuarias de este método de higiene intima, sabemos exactamente lo que es, y en ningún caso hay que tener asco a nuestro propio cuerpo.
La cantidad de flujo menstrual varía de una mujer a otra. Lo habitual es que se pierdan unos 100 mililitros de regla, un volumen que equivale a una tacita de café. La regla está constituida por sangre, un óvulo no fecundado y el endometrio, que es la capa de mucosa que recubre el útero y que se expulsa al no haberse producido un embarazo. A lo largo de la menstruación, el flujo puede cambiar de color -de rojo a marrón oscuro- y de textura, pues no siempre es igual de espeso.
Con la copa ves lo que realmente manchas, y con los tampones no porque hacen que parezca mas abundante e incluso aumenta los días de duración. 
La copa menstrual da la sensación de ser anti-higiénica ...
¿Realmente es así? ¿Por qué?
En mi opinión es más higiénica que un tampón. Se coloca en la vagina tal cual como un tampón y se quita como un tampón. Al contrario el tampón cuando ha absorbido todo el fluido menstrual tiene tendencia de despertar un olor desagradable, cosa que la copa no hace. 
Ademas no arrastra la protección natural del organismo... deja intacta la flora vaginal.
El desequilibrio en la flora vaginal puede derivar en múltiples problemas de salud en la mujer.
La zona íntima femenina es la más delicada del cuerpo. Está colonizada por una gran variedad de bacterias que constituyen la flora vaginal, la misma que crea una barrera de protección que actúa frente a la proliferación de infecciones, sin embargo si no se sigue una higiene adecuada puede crear efectos negativos para la salud.
¿Qué es la flora vaginal y cuáles son los factores que pueden alterar su equilibrio normal?
¿Qué puede suceder si no trata a tiempo una alteración de este tipo?
Aquí las respuestas a estas y otras dudas.
La flora vaginal se denomina al conjunto de bacterias que viven en perfecto equilibrio en la vagina. El principal componente de esta flora es el lactobacilo (Lactobacillus acidophilus) y cumple un rol protector, al evitar el aumento de otras bacterias. Cuando proliferan las bacterias que habitan en la flora vaginal y disminuyen los lactobacilos se produce un desequilibrio, esto a su vez produce una alteración en el grado de acidez vaginal, incrementando aún más el desarrollo de bacterias, favoreciendo la aparición de enfermedades como la vaginosis bacteriana.
Un factor que puede desencadenar el desarrollo de vaginosis es tener múltiples parejas sexuales, pues se facilita el riesgo de contraer bacterias que produzcan desequilibrio en la flora vaginal. Sin embargo, hay mujeres que nunca han tenido relaciones sexuales, pero que de todos modos, pueden tener un desequilibrio en su flora y enfermar de vaginosis.
Cabe resaltar que la vaginosis bacteriana se caracteriza por generar un daño en la mucosa vaginal que produce irritación e infección, denominado vaginitis.
Más riesgo. El estrés es otro factor que puede influir en la alteración de la flora vaginal normal. En algunos casos, la utilización de antibióticos para tratar infecciones respiratorias también podría generar un desequilibrio. El uso de prendas íntimas de acrílico o nylon favorece las alteraciones de la mucosa, facilitando a su vez las condiciones para el desequilibrio de la flora vaginal. Por esto es preferible la ropa interior de algodón.
Mayores consecuencias. La vaginosis, y por ende la progresión del desequilibrio de la flora vaginal, tienden a aumentar las posibilidades de extensión de la infección, llegando a afectar, incluso, el útero y las trompas de Falopio. “En estos casos ocurre lo que se denomina enfermedad inflamatoria pélvica. Esto podría asociarse a abscesos pélvicos y a daño permanente, que puede derivar en una infertilidad futura”, advierte el experto. Recomendaciones. Para no alterar la flora normal se debe evitar el aseo íntimo con jabones o las duchas vaginales que tengan un pH o acidez diferente a la de la mucosa vaginal. “Es recomendable que el aseo se realice solo con agua o con jabones especialmente creados para ello, evitando así la disminución de los lactobacilos, que actúan como protectores, al estar en equilibrio con las otras bacterias. También es recomendable consumir productos lácteos que favorecen el crecimiento o mantención de lactobacilos”, Probioticos para regenerarla, comer muchos arándanos,  onagra son remedios caseros para ayudar a la flora vaginal.

1 comentario:

  1. hola me compre un copa por internet y segun varios foros soy talla L tengo una hija tengo 26 años y peso mas de 70 kg, la cosa es que me la puse dos veces. la primera vez me dolio uff y ardio estuve un rato me dormi y me desperte a los 30 miunutos me desperte con malestar y ganas de orinar alli me lo saque me dejo el area resentida, ahora me la puse denuevo despues de bañarme y me dolio me siento sumanete incomoda hasta para sentarme sera que no es mi talla o es normal???

    ResponderEliminar

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica