sábado, 21 de marzo de 2015

MIS REGLAS SON IRREGULARES...

¿POR QUÉ? 
Ciclos menstruales demasiado largos, demasiado cortos...
Explicación de las causas de las principales alteraciones. 
Esta situación suele generar ansiedad, incertidumbre y dudas sobre nuestro estado de salud.
El ciclo menstrual, generalmente tiene un promedio de duración de 28 días. Pero no siempre es así, en algunas mujeres los ciclos son más largos, en otros más cortos, a veces irregulares. 
En ocasiones hay pequeños sangrados entre las menstruaciones...¿A QUÉ SE DEBEN TODOS ESTOS CAMBIOS? El ciclo sexual está regulado por un sistema de retroalimentación, conocido como “eje hipotálamo-hipofisario-gonadal”. El hipotálamo y la hipófisis son estructuras localizadas en el sistema nervioso central, y liberan de forma pulsátil una hormonas que actúan estimulando la liberación de otras hormonas a nivel de los ovarios (progesterona y estradiol, fundamentalmente). Esta producción cíclica y ordenada de hormonas prepara nuestro organismo para la fecundación, previa maduración folicular ovárica, ovulación y maduración endometrial. Cuando no hay fecundación, finaliza con la menstruación. 
PRINCIPALES ALTERACIONES MENSTRUALES: 
Es difícil encontrar una causa única que explique a qué se deben las alteraciones menstruales. 
Los ciclos irregulares en la pubertad y primeros años de la menstruación son frecuentes, ocurren en un alto porcentaje de chicas y obedece en la mayoría de los casos a la inmadurez del eje hipotálamo-hipofisario-gonadal, no es patológico y no requiere tratamiento. Con el tiempo los ciclos se normalizarán por sí solos. Ciclos regulares (largos o cortos) que se convierten en irregulares o incluso en la ausencia total de menstruación. Las causas más frecuentes suelen ser: 
Funcionales: El estrés físico, psíquico, la pérdida de peso y/o cambios en la alimentación, así como el ejercicio físico intenso, son responsables de la mayoría de los casos de reglas irregulares. Aunque no se conoce el mecanismo fisiopatológico exacto, está en relación con la alteración del funcionamiento del eje hipotálamo-hipofisario-gonadal. Normalmente existe una reducción en la secreción de la gonadotropinas (hormona secretada por la hipófisis que controla la secreción de las hormonas sexuales), y una disminución de las concentraciones de estradiol (un estrógeno) durante la fase folicular del ciclo menstrual. El cortisol, que se expresa en situaciones de estrés, suele estar elevado y las hormonas tiroideas suprimidas. 
Hiperprolactinemia: La prolactina es una hormona secretada también a nivel de la hipófisis, interviene en la lactancia y sus niveles elevados pueden inhibir la ovulación. Hay muchas circunstancias, además de la lactancia, que favorecen el aumento de prolactina en sangre. 
Alteraciones tiroideas: el hipotiroidismo suele estar en relación con la hiperprolactinemia y también es responsable de los periodos anovulatorios de la mujer. 
Síndrome del ovario poliquístico (hiperandrogenismo anovulatorio): Es una causa frecuente de anovulación y ciclos irregulares. El tema es tan amplio que dedicaremos una entrada sólo para él.
La consecuencia última y principal de estas alteraciones suele ser un fallo en la ovulación. Por ello, si deseas una gestación, debes ponerte en manos de un especialista para normalizar tu ciclo hormonal sexual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica