jueves, 30 de abril de 2015

CONSEJOS Y EJERCICIOS DE RELAJACIÓN PARA ALIVIAR EL DOLOR MENSTRUAL

Técnicas de relajación durante la menstruación
Relajarnos y estar tranquilas hará que los síntomas del Síndrome Premenstrual disminuyan y no sean tan severos y desagradables. 

Sencillos métodos de relajación para hacer desde casa:
Con ropa cómoda y ligera nos tumbamos sobre una esterilla o colchoneta en el suelo, una cama es demasiado blanda y no nos permitirá movernos tan fácilmente. 
Ponemos los brazos a cada lado del cuerpo, cerramos los ojos y empezamos a respirar profundamente. 
Al inspirar vamos levantado de forma lenta los brazos volviéndolos a su sitio en cada espiración.
Sentadas con la espalda erguida unimos nuestros dedos índices y pulgares y comenzamos a pensar en momentos de felicidad y armonía. 
Deberemos concentrarnos en cómo toda esa energía positiva va fluyendo por nuestro cuerpo.
Para la siguiente técnica de relajación necesitamos la ayuda de una segunda persona. 
En un ambiente agradable, con luz tenue y música suave, nos tumbamos sobre una camilla o colchoneta sobre el suelo, en este caso la cama tampoco serviría al ser muy blanda. 
Nuestro compañero/a empezará a hacernos un masaje por toda la espalda, no es necesario hacer presión, simplemente hacer círculos con las yemas de los dedos y seguir la línea de la columna vertebral.
El simple hecho de leer, escuchar música, ir al cine o pasear son excelentes ejercicios para relajarnos. 
Debemos intentar practicar alguno de ellos, especialmente los días anteriores a la menstruación y durante ésta. 
La depresión, la irritabilidad y la ansiedad que la caracterizan se verán disminuidas y todo será mucho más llevadero.

Levadura de cerveza y oligoelementos
Casi todas las dismenorreas son debidas a una excesiva producción de prostaglandinas durante el periodo ovulatorio, y a un desequilibrio entre los estrógenos y la progesterona, dos hormonas femeninas. 
En estos casos va bien complementar la dieta con levadura de cerveza en comprimidos por su riqueza en vitaminas del grupo B (la B6 es especialmente beneficiosa por su capacidad de incrementar los niveles de serotonina de efectos sedantes), zinc y selenio, dos oligoelementos preciosos para las funciones hormonales.
También ayudan a mantener el equilibrio hormonal el manganeso y el cobalto (se toma un vial en ayunas), alternándolos cada dos días con yodo y azufre, otros dos oligoelementos recomendados en caso de disfunciones ováricas y menstruales. 
Para que el tratamiento sea efectivo ha de seguirse durante uno o dos meses, y hacerse, al menos, dos veces al año. 
También se puede tomar un suplemento de calcio y de magnesio, para "relajar" los músculos del útero, unos cuatro o cinco días antes de la regla.

Plantas de apoyo
Borraja y Primrose (u onagra):
Por su riqueza en ácido gamma-linolénico, precursor de las prostaglandinas E1 encargadas de la regulación hormonal y la relajación del útero.
Salvia, caléndula y verbena: 
Por su reconocida acción reguladora menstrual, se aconsejan en los casos de trastornos de la regla y problemas en la menopausia.
Aquilea (o milenrama): 
Su aceite esencial contrarresta los dolores convulsivos en el vientre, por lo general unidos a dolores lumbares.
Bolsa de pastor: 
Se emplea en ginecología por su poder hemostático (contra hemorragias) en los casos de menstruaciones abundantes.
Artemisa: 
Sus principios amargos y su aceite esencial, además de tener un efecto depurativo, son estimulantes y reguladores de la menstruación.
Espliego (o lavanda): 
Por su acción sedante sobre el sistema nervioso central y estimulante de la menstruación.

Hinojo: 
Su aceite esencial activa la menstruación y atenua las posibles flatulencias y dispepsias debidas a los efectos paralelos a una menstruación con problemas.


miércoles, 29 de abril de 2015

¿QUE ES UNA COPA MENSTRUAL?

Es un recipiente fabricado de silicona en la mayoría de las marcas. 
Se introduce en la vagina para recoger el flujo menstrual y así evitas el uso de compresas y tampones, que están hechos con productos químicos y que hacen que la menstruación dure más, sea más cantidad de la real y produzcan infecciones de orina, cándidas, sequedad vaginal, picores y demás inconvenientes para la salud de las mujeres. 
Es ecológica, sabes realmente la cantidad de flujo de cada mes, y es totalmente invisible al exterior, ahorras mucho dinero dejando de comprar otros productos (los mencionados antes) por los que pagas impuesto de lujo siendo productos de primera necesidad. Puedes llevarla puesta hasta 10 h y dormir con ella puesta sin peligro de tener el síndrome asociado a el uso tampones... Se saca, vacía, aclaras y vuelves a poner.





No absorbe, recoge con lo cual no afecta a la flora vaginal y deja intactas las defensas naturales del organismo contra bacterias.

Tiene una durabilidad de diez años, con lo cual el ahorro es máximo y sin contaminar el medio ambiente con deshechos. 
Además es una liberación para mujeres que no pueden usar tampones, y las mejora la calidad de vida en casos con características distintas a lo habitual.







¿POR QUE MELUNA ANTE OTRAS MARCAS? 

Tiene muchas ventajas:
La copa no provoca alergias gracias a que está hecha de un material  llamado Thermolast, que es un Elastómero Termoplástico Medicinal (TPE). No es de silicona, ni de látex, ni de PVC  y tampoco lleva proteínas. Gracias a la ausencia de estas substancias la copa es altamente hipoalergénica. Tampoco lleva decolorantes, desodorantes ni geles absorbentes.
Protege y conserva la flora vaginal, ya que recoge el fluido menstrual y no lo absorbe como lo hacen los tampones, así apoya la protección natural que facilita la flora vaginal y ayuda evitar infecciones vaginales.
Es muy cómoda, ya que  es una sola copa la que hay que transportar y va incluida en una práctica bolsita que puedes llevar a todas partes con mucha discreción. Se puede dejar dentro hasta 10 horas y también durante la noche, siempre a tener en cuenta la cantidad del fluido menstrual que cada mujer tiene.
La copa menstrual MeLuna no contiene latex, Phtalatos, Alkyphenol ni Bisphenol A.
La copa menstrual MeLuna está fabricada de elastómero termoplástico medicinal, éste es un material preparado especialmente, y no uno cualquiera..
La producción del TPE medicinal de MeLuna se lleva a cabo con controles muy estrictos y controlados por las autoridades alemanas. Este producto ha sido aprobado para la fabricación de artículos y dispositivos médicos y cumplen con las siguientes certificaciones: BFR, FDA, 2002/72/CE y ISO 10993-10. Asímismo, el fabricante Frank Krüger con su empresa Meluna - Innovationen aus Kunststoff está certificado por ISO 9001-2008. 
La copa menstrual MeLuna no contiene en su composición latex, hay muchas mujeres que tienen alergias a este material. Tampoco contiene Phthalatos, Alkyphenol, ni Bisphenol A. Este último producto, por ejemplo, puede perjudicar embriones, infantes y niños pequeños según el FDA (Administración de Alimentos y Fármacos de EEUU).
El TPE medicinal con el que está confeccionada la copa menstrual MeLuna se fabrica por Kraiburg GmbH de Waldkraiburg, que está situado también en Alemania. Se ha desarrollado para este tipo de productos altamente sensibles y ha pasado la prueba de irritación de la mucosa con gran éxito.
Es apto para la esterilización en los hospitales incluidos los infantiles. Está aprobado por las autoridades alemanas para su uso en el campo médico.
El TPE de la copa menstrual MeLuna se utiliza también para chupetes de bebés. Por los altos estándares que se aplican a los productos para bebés en Alemania, podemos asegurar que es de primera calidad.

https://www.facebook.com/noeliamelunamadridnorte

martes, 28 de abril de 2015

LA COPA MENSTRUAL AYUDA EN EL SEXO


Tener sexo durante la menstruación puede ofrecer sensaciones increíbles (incluso más sorprendentes que las normales, lo creas o no). 
Si puedes superar los tabús culturales, aprovecharás. 
Si tú y tu pareja no se sienten intimidados por el factor "sangre" que detiene a muchas personas, sigue estos consejos para tener relaciones sexuales durante tu menstruación, y disfruta del placer.
Domina el acto sin desorden
Consigue algunas toallas. 
Debes evitar que tu flujo menstrual (combinado con todo lo demás) penetre en tus sábanas y tu colchón, así que cuando tengan sexo coloca algunas toallas debajo de ti y algunos pañuelos desechables a tu lado. 
Las toallas estarán en uso constante, los pañuelos los utilizarás para limpiarte justo antes de sentarte.
Quédate en la postura del misionero. 
Recuéstate sobre tu espalda para reducir el flujo de sangre durante el coito.
También debes tener cuidado con las penetraciones profundas ya que el cérvix puede estar más bajo y mucho más sensible durante la menstruación. 
Si algo te lastima, díselo a tu pareja y procedan con cuidado.
Tener sexo en la ducha. 
Cuando estás bajo el flujo del agua, ese otro flujo se vuelve mucho menos notable. 
Si caben los dos, ¡intentarlo!
Es mejor no usar mucho las manos. Pero eso se decide en pareja.
Si eres de las que necesita mucho juego preliminar, ¡este es tu día de suerte!
Tendrás un lubricante natural...
Eso no significa que se salten completamente el juego preliminar. No, no, no, Solo úsalo como excusa para experimentar nuevos trucos y movimientos.
Es mejor si lo hacen en tus días de menos flujo.  
Si sabes que los días 3 a 5 son más ligeros que los días 1 y 2, aguántate esas 48 horas. 
Deja que la anticipación crezca.
Si a tu pareja no le molesta y él prefiere que lo hagan el primer día de tu menstruación, evalúa tus preocupaciones. 
Tal vez sea algo que puedas superar. 
Después de todo, no es menos higiénico que lo que has estado haciendo. ¡Solo es un poco más rojo!
Toma una ducha al terminar. 
Probablemente habrá por lo menos alguna sección en la piel que necesite lavarse...
Si usas juguetes durante este tiempo, asegúrate de limpiarlos inmediatamente. 

Método 2 de 3:
Mantente limpia y saludable
Usa métodos anticonceptivos. 
Cuando tienes tu menstruación, estás en mayor riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual e infecciones pélvicas. 
Además, claro que es menos probable que quedes embarazada, pero no es imposible. 
Así que si pensabas que tenías el camino libre, lo siento, aún tienes que tener precaución. 
Estas son algunas de las opciones disponibles:
Los diafragmas tienen doble función, son anticonceptivos y funcionan como copas menstruales para contener el flujo menstrual. 
A veces el diafragma puede sentirse mientras durante el sexo, y puede ser un poco complicado sacarlo. 
Sin embargo, generalmente son fáciles de usar porque tu ginecólogo te proporcionará un diafragma con las medidas cervicales para ti.
Las esponjas anticonceptivas son pequeños objetos de gomaespuma empapadas con espermicida que se colocan dentro de la vagina durante el coito. 
Pueden ayudar y tienen el beneficio adicional de absorber el flujo, sin embargo no te protegen contra las enfermedades de transmisión sexual.
Los condones masculinos ayudan a evitar los embarazos no deseados y te protegen contra las enfermedades de transmisión sexual. 
También evitan que el sangrado menstrual haga contacto con el pene de tu pareja.
Los condones femeninos, que también evitan que tu pareja tenga contacto con la sangre mientras habilita el calor y la sensación, también son buenos anticonceptivos, aunque proporcionan un poco menos protección que los condones masculinos. 
Puedes mejorar la efectividad del condón femenino agregando un poco de espermicida en el extremo cerrado antes de insertarlo en tu vagina.
Usa una copa que detenga el flujo menstrual completamente. 
Utiliza una copa menstrual para juegos sexuales que no involucren penetración. 
Usa una copa menstrual desechable para el coito con penetración.
Evita usar las copas menstruales normales durante la penetración. 
No están diseñados para utilizarse de esa manera y probablemente habrán fugas. 
Sin embargo, si lo que deseas es juguetear, las copas menstruales evitan las fugas y permiten el jugueteo sin desorden e incluyendo el sexo oral. 
Ten en cuenta que el esperma se puede mantener con vida hasta un máximo de 72 horas. 
Por tres días esos pequeñines tienen que nadar por ahí haciendo lo que les de la gana. 
Así que si tomas el riesgo de tener relaciones sexuales sin protección con tu pareja y si eyacula dentro de ti, eso es lo que va a estar pasando dentro de ti. 
Si tu menstruación termina el siguiente día, aunque el riesgo de quedar embarazada es mínimo, es un factor que se debe tomar en cuenta.
Convence a tu pareja
Hablen al respecto con anterioridad. 
No todos disfrutan el sexo durante la menstruación, así que es mejor no iniciarlo durante tu menstruación solo para ofrecerle una sorpresa incómoda a tu pareja y para que te dé una respuesta que podría muy bien ser algo frustrante para ti. 
En lugar de eso, háblale al respecto y averigua lo que piensa tu pareja acerca de la situación antes de empezar. 
¡Probablemente tenga su propia opinión!
Algunas religiones y culturas consideran que el acto de tener relaciones sexuales durante la menstruación es algo incorrecto. 
Aunque no hay principios científicos que apoyen esta restricción, tendrás que respetar los sentimientos de tu pareja con respecto a esto.
Disfruta de las ventajas. 
Tener sexo durante tu menstruación realmente tiene mucho sentido, si lo ves desde el punto de vista correcto. 
Muchas mujeres tienen más deseos sexuales durante este tiempo, así que el sexo puede ser aún mejor. 
Además, es bueno para tu menstruación.
Tener sexo durante la menstruación, la hace más corta. 
Las contracciones musculares del orgasmo realmente expulsan todo más rápido. 
Tu menstruación puede ser un poco más pesada, pero se reducirá el tiempo.
Se reducirán los cólicos menstruales. 
Un orgasmo es la versión de nuestro cuerpo de un analgésico natural. 
Es una corriente que borra todos los dolores e inunda nuestros receptores de bienestar en el cerebro. 
Si se te acabaron los analgésicos, ¡esta es la mejor opción!
Ten confianza. 
Tu período menstrual y tu vagina no deben ser considerados de ninguna forma desagradables o sucios. 
Tener sexo durante la menstruación no es raro, poco frecuente, antihigiénico, ni peligroso. 
Todo está en tu cabeza, ¡así que deja de sentirte culpable!
Si ambos lo disfrutan ¿por qué tanto alboroto? 
Es posible que te sientas incómoda al principio, pero tu mente se despejará en cuestión de minutos. 
¡Tal vez incluso en cuestión de segundos!
Sé creativa. 
El sexo siempre se piensa como un asunto de penetración, pero hay muchas formas de juegos sexuales que pueden brindarles placer a ti y a tu pareja. Incluso si alguno de los dos no está conforme con la penetración vaginal durante la menstruación. 
Toma esta oportunidad para hablar y hacer una lluvia de nuevas ideas.
Consejos
Asegúrate de confiar en tu pareja. 
Esta puede ser una de esas cosas que solo se hacen con alguien que amas.
¡Toma precauciones! Ya que el cuello uterino de la vagina se abre durante la menstruación, estás más propensa a las enfermedades de transmisión sexual, a las bacterias y al embarazo.  
¡Los hombres deben lavarse también! Tener relaciones sexuales con una pareja en su período menstrual también aumenta el riesgo de infección para el hombre.
Advertencias
Si sientes un dolor punzante en tu estómago, puede indicar que tu pareja ha penetrado muy profundo y ha golpeado tu cervix, que generalmente desciende durante el período de la menstruación. 
Si te sientes bien para seguir, prueba ponerte en una posición diferente y pídele a tu pareja que tenga más cuidado.


lunes, 27 de abril de 2015

SEXO DURANTE LA MENSTRUACIÓN

Tener sexo durante la menstruación es motivo de polémica, pues aunque lo cierto es que las posibilidades de embarazo son remotas, se incurre en riesgos que pueden traer serias complicaciones en la vida y salud de quienes lo practiquen.

Embarazo durante la menstruación, ¿es posible?
La menstruación es causada por las glándulas reproductoras (ovarios) y las hormonas sexuales femeninas (estrógenos y progesterona). 
Aproximadamente cada 28 días los ovarios liberan un óvulo maduro para que sea fertilizado durante el acto sexual por un espermatozoide y dé inicio el embarazo.
Si el óvulo no es fecundado mientras viaja para llegar al útero o matriz (cavidad que alojaría al feto hasta el momento del parto), el endometrio (recubrimiento del útero) se desprende y es desechado junto con el óvulo a través de la vagina, dando lugar al sangrado o menstruación, la cual dura 3 a 5 días.
Para que haya embarazo durante la menstruación sería necesario que la mujer se encuentre preparándose para ovular, ovulando o hasta 24 horas después de la ovulación (habitualmente pasan 10 a 15 días desde el primer día de menstruación para que la ovulación comience). 
Ciclos menstruales muy cortos (menores a 28 días) y espermatozoides con larga vida (normalmente viven 5 días en el cuerpo de la mujer, pero pueden llegar hasta los 7) deben conjuntarse para que una mujer quede embarazada durante su "regla".

Sexo y menstruación, ¿qué pasa con el deseo?
Cualquier desequilibrio en la producción de estrógenos y progesterona causa alteración en el ciclo menstrual, por tanto, también en el deseo sexual, cuyos responsables son los estrógenos.
Después del último día de menstruación, el nivel de estrógenos es mínimo, aumentando a medida que la mitad del ciclo se acerca, y llegan a su clímax cuando se comienza a producir la ovulación. 
1 ó 2 días antes de la regla, la mayoría de las mujeres experimenta el síndrome premenstrual (conjunto de molestias como dolores de cabeza y senos, debilidad muscular, retención de líquidos, cólicos abdominales, estreñimiento o diarrea, fatiga, nerviosismo e inflamación en vientre) que suelen desaparecer pocas horas después del inicio del flujo menstrual, o bien, al segundo día de sangrado. 
El fluido que se segrega es transparente, pero se mezcla con pequeña cantidad de sangre del endometrio y algunos fragmentos del tejido que cubre a la matriz. 
Esto puede ser desagradable para mucha gente (incluyendo mujeres), llegando incluso a pensar que, por ser producto de desecho, quien lo segrega es una persona sucia.
Los estudios sobre sexualidad femenina aseguran que millones de mujeres ven aumentado el deseo sexual durante la menstruación debido a que el sexo ayuda a aliviar el síndrome premenstrual al aminorar cólicos, desinflamar senos y vientre, además de causar orgasmos más intensos.
Esto puede deberse a la confianza que genera en las mujeres la disminución del riesgo de embarazo durante la menstruación. Sin embargo, el aumento del deseo no sucede en todos los casos.

¿Tener sexo durante la menstruación puede afectar vida y salud?
Si bien la fecundación es improbable al tener sexo durante la menstruación, la pareja corre otros riesgos, como contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS), ya que sangre y semen son vehículos de transporte de microorganismos causantes de hepatitis, gonorrea o sífilis.
El mayor peligro está en la posibilidad de desarrollar VIH/sida, infección transmitida por el virus de inmunodeficiencia humana que utiliza como vía de transporte esperma, secreciones vaginales y sangre. 
Este microorganismo ingresa a las células denominadas linfocitos T4 (encargadas de defender al organismo de las agresiones exteriores), lo que deriva en destrucción del sistema inmunológico y la consecuente pérdida de la capacidad para combatir enfermedades como sarcoma de Kaposi (forma de cáncer en la piel), Pneumocystis carinii (hongo causante de neumonía poco común), tuberculosis y diarrea intensa, entre otros padecimientos.
Ante la presencia de sangrado menstrual, el riesgo de contagio cuando alguno de los miembros de la pareja porta el VIH/sida es latente, aun cuando no haya penetración.
Por ello, es importante utilizar preservativo masculino o femenino desde el principio de la relación sexual para evitar todo intercambio de fluidos, incluso si sólo se frota el pene contra la vulva, se friccionan vaginas durante relación lésbica, se tiene sexo oral o anal (para los cuales es recomendable emplear protectores de látex).
Si por gusto o curiosidad la pareja quiere experimentar sexo durante la menstruación, es preferible hacerlo al principio o al final de ésta (cuando el sangrado es menor) y tal vez bajo la ducha, para dejar de lado los prejuicios acerca de la suciedad.
Muchas mujeres les gusta porque se sienten más estimulada, además, tener relaciones durante el periodo menstrual alivia los cólicos, desinflama mamas y vientre, además de que les produce orgasmos más intensos.
Según el sexólogo y psicoterapeuta clínico César Pérez, del Instituto Mexicano de Sexología (IMESEX), para algunos hombres (y no pocas mujeres) puede resultar desagradable tener sexo durante la menstruación, sin embargo, hay varones a quienes les resulta excitante.
De acuerdo con el experto, a muchas mujeres les gusta porque se sienten más estimuladas.
Esto no ocurre en todas las mujeres ya que en la menstruación “el nivel de hormonas baja", lo que conlleva a cambios emocionales, sentimentales, de actitud y comportamiento.

Si quieres experimentar el sexo durante la menstruación debes tomar en cuenta algunas recomendaciones:

-Usar condón para evitar cualquier posibilidad de contagio de alguna infección de transmisión sexual o de embarazo (estudios han comprobado esta posibilidad).
-Cuida la higiene del lugar donde van a tener relaciones sexuales. 
De ser posible, coloca dos toallas o sábanas para poner debajo de tu cadera.
La posición que se recomienda para evitar manchar la superficie es la conocida como el misionero. 
También se recomienda hacerlo en la ducha, así no tienes que preocuparte y logran disfrutar de la experiencia.
-Si generalmente usas diafragma, quítatelo y sustitúyelo por un condón. 
-Recuerda que la decisión de tener sexo durante la menstruación depende de ti y de tu pareja.

<<Para el médico José de Jesús Pérez Verano, médico cirujano y partero de la Universidad de Guadalajara, señala que generalmente no es recomendable tener relaciones sexuales durante la menstruación ya que resulta poco higiénico para la pareja.
Ante la creencia de que durante la regla no hay óvulo que pudiera ser fecundado por lo que no hay riesgo de embarazo, Pérez Verano señala que el riesgo es bajo si se tienen ciclos regulares, en los cuales la ovulación se da generalmente el día 14, contándose como fértiles los días 10 al 17>>

<<Según César Pérez, del INMESEX, no se recomienda tener relaciones sexuales en los días rojos sin protección, “ya que semen y sangre son medios por los cuales se transportan microorganismos causantes de enfermedades como hepatitis, gonorrea o sífilis y por supuesto VIH, que se contagia vía sexual”. En todo caso, si la pareja quiere experimentar, es mejor hacerlo al principio o al final de la menstruación, cuando el flujo es menor. 
Desde luego, es recomendable el uso de condón para evitar contagios, “sólo si se tiene este tipo de relaciones con una persona que este infectada por alguna enfermedad de transmisión sexual”, dice el psicoterapeuta.>>

El comportamiento sexual de una mujer por lo general se ve modificado al tener su periodo, además de que ésta es una de las razones más frecuentes por las que se reprimen y no desean tener sexo con menstruación, lo cual se ha convertido en un verdadero tabú.
Tener o no sexo con la menstruación depende de “la comodidad” de cada pareja. Es completamente falso que esta práctica cause enfermedades o infecciones siempre que se use protección, por lo que las restricciones posibles son sólo mentales.
El flujo menstrual puede ser uno de los obstáculos en el momento de tener sexo en la menstruación; sin embargo, existen diversos métodos y consejos que se pueden emplear durante esos días:
1. Sexo en la ducha. De esta manera las gotas de sangre que escapan no son un motivo de preocupación o distracción, además de eliminar la barrera mental respecto a que es poco higiénico.
2. Usar el diafragma. Ayuda a retener el flujo menstrual durante la penetración.
3. Copas Menstruales: se colocan dentro de la vagina y almacena el flujo hasta que son retiradas.
Antes del acto sexual se debe sacar puesto que ni sirve de medio anticonceptivo ni se puede tener una penetración con la copa puesta.
Es normal que la mujer sienta un poco de ansiedad por tener relaciones durante esos días; sin embargo, una vez que lo intenta, se da cuenta de que no tiene tanta importancia la menstruación durante el acto.
Lo más importante es que antes de realizarlo, habléis la pareja para que comiencen a derribar ese tabú y expongáis cómo os sentís y cualquier duda, además de buscar las alternativas más cómodas para seguir disfrutando de una vida sexual plena.

VERDADERO O FALSO:
"El chocolate mejora el ánimo en el ciclo"
Verdadero. 
El chocolate, aparte de dar energía, también tiene sustancias que favorecen el ánimo y ayudan a evitar los estados depresivos.
"El limón corta la menstruacion"
Falso. 
Antiguamente se consideraba que no debían consumirse alimentos agrios o ácidos, como el limón o la naranja, porque esto suspendía el ciclo menstrual, pero no es así.
"Bañarse es inadecuado"
Falso. 
Hace varias décadas se creía erróneamente que la mujer no debía ducharse en los días de la regla porque ésta se cortaba. Incluso, se pensaba que ella podría enfermarse, pero hoy se recomienda la higiene diaria.
"Provoca pérdida de sangre"
Falso. 
La menstruación es el desprendimiento natural de la capa interna de la matriz o del útero que se llama endometrio, así que no pierdes sangre que circula por tus venas.
"El ejercicio no se recomienda"
Falso. 
Sí es posible hacer actividades deportivas, incluida la natación. En el caso particular de las mujeres que hacen ejercicio de competencia, puede registrar la ausencia del periodo, debido al estrés al que están sometidas.
"Es mejor el sexo"
Falso. 
Por cuestiones de higiene no se recomienda tener relaciones sexuales durante la regla porque es más fácil adquirir infecciones de transmisión sexual.
Pero ayudan a disminuir las molestias y dolores menstruales.
Si tu pareja es la habitual no hay que temer nada al tener sexo con la menstruacion. No es que sea mejor el sexo, ni peor...hay que comprobarlo por una misma para tener la mejor respuesta. 
"Es buena mascarilla"
Falso. 
El flujo menstrual tiene cierta influencia hormonal... ni es malo ni es un remedio a destacar como mascarilla. 
"Ayuda a enamorar"
Falso. 
El dar a otra persona una bebida con flujo menstrual con el objetivo de enamorarla no funciona. Ni es recomendable 
"La higiene íntima"
Verdadero
Es importante mantener limpios los genitales todos los días, sobre todo durante la menstruación. Se recomienda asearse con agua y jabón neutro.

Deseo sexual en la menstruación
Cuando se presenta la regla hay muchos cambios hormonales que favorecen el deseo sexual. 
Al principio del ciclo hay más estrógenos y en la segunda fase más progesterona. 
En los adolescentes el deseo sexual es mayor por la elevada cascada de hormonas que tienen para completar su desarrollo.
¿Cómo llevar la cuenta del periodo?
Para llevar la cuenta del ciclo menstrual, registra el día que inicia el sangrado y cuando termina, ya sea en un calendario o incluso en el teléfono celular. El dato inicialmente suele llevarlo la mamá de la adolescente que empieza a menstruar y a partir de los 16 años se sugiere que la joven se haga cargo.
Cambios de estado de ánimo
El movimiento hormonal de estrógenos y progesterona influye directamente en el ánimo de las mujeres y lo hace más delicado, a diferencia de los hombres que no tienen esos niveles, por eso no sufren esos efectos.
Ausencia de la menstruación
Existen anticonceptivos que provocan que la menstruación se presente una o dos veces al año. 
Sin embargo, el movimiento hormonal de ésta, ayuda a mantener la densidad en los huesos, así que al no tenerla disminuye la densidad ósea.

Un poco de mecánica de fluidos
¡Abajo los prejuicios!

Entonces...¿Se puede hacer el amor durante la menstruación? 

Durante la menstruación, el aparato genital presenta algún cambio leve.
no se dilata, ni se estrecha, ni tiene una sensibilidad particular. Pero si algunas veces lubicación del Cervix baja... estas inflamada o cosas similares.
La pérdida de sangre no impide la penetración sexual. 
Sin embargo, algunas mujeres se niegan a hacer el amor, porque se sienten sucias o doloridas.
Así, según una investigación realizada por casa francesa Nana, fabricante de productos de higiene femenina, el 80% de las encuestadas evita las relaciones sexuales, el 75% rehuye las situaciones amorosas y un 46% evita incluso permanecer una noche entera en casa de un amigo durante este período. 
Respuestas muy comunes, la mayoría sufren de "TABÚES":
<<“No me duele, pero no me gusta mucho y a mi pareja tampoco, sobre todo cuando ve su pene manchado de sangre. Normalmente nos abstenemos, excepto en los últimos días de la regla pero bueno tampoco es lo ideal porque todo acaba manchado. Con todo rojo, reconozco que el placer se va un poco”
¡Pero este no es el caso de todas las mujeres! Algunas experimentan en este período un aumento de la libido>>
<<“Cuando tengo la regla estoy hipersensible, más ansiosa de sensaciones, mis orgasmos son diez veces más intensos que de costumbre . 
La verdad es que me fastidiaría tener que esperar una semana entera. 
Así que aprovecho, la sangre no me resulta desagradable, más bien al contrario, me excita y tengo unas ganas permanente de hacer el amor”>>
Para los hombres, encontramos las mismas diferencias...  
<<“cuando amas a la otra persona, no tiene importancia y además una abstinencia de cinco días ¡es un poco larga!”. Sin embargo, otros hombres reconocen que no se sienten motivados durante este>> 

¡También hay que combatir algunos prejuicios!
¿Es posible practicar un cunnilingus durante la menstruación?

Hay que reconocer que es una práctica poco corriente. 
Pero, técnicamente hablando, el clítoris se encuentra sobre la entrada de la vagina y nada impide a un amante hábil excitar esta zona, que además es especialmente sensible durante la menstruación.
La menstruación forma parte de la vida cotidiana de las mujeres. 
Nada os obliga a interrumpir vuestra vida amorosa durante este período, excepto, obviamente, para aquellas que sufren de unas reglas dolorosas, síndrome premenstrual u otros desórdenes cíclicos.
En pleno siglo XXI, cuando la información está al alcance de todos, todavía existen tabúes alrededor de sexo. 
Muchas preguntas están constantemente en la cabeza de mujeres y hombres que todavía no se han atrevido a formularlas.
Me he atrevido por ti...
¿Tener relaciones sexuales durante la menstruación?
La respuesta de los expertos es sí. 
Claro que sí se puede y aunque muchos tilden esta práctica como algo sucio la verdad es que se trata de algo que nada tiene que ver con insalubre o peligroso, eso es más bien un mito.
La sangre menstrual no es más que los restos de la mucosa uterina que el organismo desecha. 
Razón por la cual no se trata de una sustancia necesariamente peligrosa en una mujer sana. 
El sexo durante la menstruación no representa ningún riesgo para la salud de ninguna de las dos personas que lo realiza.
Claro que la sangre es una sustancia por la que se pueden transmitir enfermedades pero en realidad el riesgo es igual al que se corre en los días en los que la mujer no menstrúa. 
El sexo seguro no tiene que ver con si hay menstruación o no, sino con el uso del preservativo. 
El uso de preservativo te protegerá de enfermedades de transmisión sexual (ETS).
Derribar mitos del sexo
Recuerda que por el simple hecho de tener relaciones sexuales durante la menstruación no significa necesariamente que no quedarás embarazada. Asegúrate de usar métodos de planificación para prevenir embarazos no deseados.
El sexo cuando se tiene menstruación no es del todo malo, claro algunos lo prefieren y otros en cambio esperan a que su pareja pase por aquellos días. Sin embargo, hay que reconocer que durante esta etapa la lubricación extra puede ayudar en gran medida a disfrutar más del sexo.
Incluso sobre tener relaciones con el período, se tienen algunos datos que bien vale la pena tener en cuenta, por ejemplo, algunas mujeres reducen el dolor que producen los calambres o espasmos menstruales pues al parecer un orgasmo puede ser capaz de aliviar los dolores del mundo.


Claro si estás preocupada en no incomodar a tu pareja, lo mejor es que pongas un par de toallas sobre la cama para evitar molestias. 
Ahora que tienes más argumento estoy segura que en la conversación con tus amigas llevarás la delantera cuando surja la pregunta de si puedes o no tener relaciones durante el periodo.

https://www.facebook.com/noeliamelunamadridnorte

domingo, 26 de abril de 2015

LA REGLA Y LA EXPLICACIÓN DE LOS ENFADOS

Hay quien aun cree que si una mujer hace mayonesa mientras esta menstruando, esta se corta, o que si toca las plantas estas mueren, hay quien incluso piensa que no es bueno ducharse con el periodo porque se te puede cortar, y un largo y variopinto etcetera de cosas asombrosas que pasan a causa de la menstruación y que tienen su origen en las creencias extremadamente negativas que existían hace muchos años en torno a esta.
En diferentes culturas a lo largo de todo el mundo y a lo largo de la historia, la mujer menstruante era considerada sucia, impura y peligrosa y cada cultura representaba estas creencias en diferentes escenarios. 
La mujer con la regla envenenaba los alimentos que tocaba, convertía en infértiles a las vacas que ordeñaba, dañaba la pesca del día o echaba a perder las cosechas. 
En el antiguo testamento una mujer menstruante era impura y se consideraba pecaminoso que entrara a una iglesia:“No se permite a las mujeres visitar una iglesia durante su período menstrual o después del nacimiento de un niño. Esto es porque la mujer es un animal que menstrua. 
Por tocar su sangre, las frutas no madurarán. La mostaza se degenera, la hierba se seca y los árboles pierden su fruto antes de tiempo. 
El hierro se enmohece y el aire se obscurece. Cuando los perros la comen, adquieren rabia.
Actualmente en Gollarahatti (India) cada vez que las mujeres tienen el periodo deben pasar tres días en una caseta y una zona al aire libre de dos metros cuadrados, y si es su primera menstruación tendrá que pasar allí 21 días y nadie la podrá tocar por considerarse impura.
Y por mucho que esto sea ya cosa del pasado, que sea cosa de tribus o de pequeños pueblos donde se cree en cosas como el mal de ojo, sigue habiendo falsas creencias y actitudes negativas en torno a la menstruación en las sociedades consideradas mas inteligentes y desarrolladas.
Procura no decir abiertamente que tienes la regla, procura no sacar un tampón o tu copa menstrual del bolso en público, ya sabes, es de mal gusto.
Y sobre todo ten cuidado si te enfadas y da la casualidad de que estas menstruando, cualquier argumento se te será inmediatamente invalidado.
Porque una mujer con la regla es insoportable, está como fuera de sí, no es totalmente ella, así que no le tengas en cuenta lo que te diga si se enfada, es todo culpa de la regla (visto así más que un ciclo hormonal natural parece una posesión demoniaca). 
Si está triste, tres cuartos de lo mismo, no tienes motivos para estar triste, ya se te pasará cuando pasen esos días…
Es verdad que hay un cambio hormonal en los días previos al periodo o durante este, y es verdad que este cambio se refleja en fluctuaciones emocionales, esto es una realidad en muchas mujeres, pero la respuesta del entorno, especialmente de las parejas, es a menudo inapropiada y poco empática. 
Que una mujer esté más sensible, mas irritable, que llore o se enfade con más facilidad, no quiere decir que no tenga motivos para ello, simplemente su cuerpo le está facilitando expresarse. 
Las hormonas pueden actuar como una especie de desinhibidor, de manera que si la mujer tiene algún problema, algo que le entristezca, en este momento su capacidad para reprimirse será menor y llorará o se sentirá tremendamente triste mas fácilmente. 
Lo mismo ocurrirá si hay algo que le moleste, mostrará su enfado de manera más visceral. Cada emoción, sigue siendo real, aunque sea más intensa de lo habitual.
Es cierto que algunas mujeres lo pasan bastante mal durante este periodo y manifiestan síntomas ansioso-depresivos, y es importante que el entorno muestre apoyo, sobre todo que la pareja sea capaz de empatizar, que transmita comprensión y no se limite a acusarla o criticarla de “rabiosa histérica depresiva loca menstrual fuera de control”.
¿Es acaso todo esto tan malo? ¿puede quizá verse como una virtud femenina en lugar de un defecto? ¿es que ser emocional es negativo?
Quizás deberíamos darle la vuelta a la tortilla y enfocarlo desde una perspectiva creativa en lugar de destructiva, aprovechar esta especial sensibilidad para explorar dentro de nosotras, para hacer un ejercicio de introspección y conectar con nuestro parte más emotiva, pasional, y humana, para exprimir nuestro lado más creativo. 
Todo esto suena muy místico, pero bueno, ¿que tiene de malo ponerse un poco mística de vez en cuando?
“The Womanhood” es un cortometraje que promueve el empoderamiento de la mujer. Una madre le explica a su hija las ventajas de ser cíclica y los superpoderes del PMS (Síndrome premenstrual). Los hombres no conocen estos poderes, y cada vez que una mujer es atacada por una crítica inapropiada de un hombre una supermujer recibe la señal y va en su ayuda. 
Muchas mujeres que están a punto de experimentar la menstruación a menudo se vuelven irritables, incomodando a su entorno, pero el misterio del por qué las mujeres se enojan fácilmente y manifiestan ansiedad antes de su período, ha sido siempre un gran interrogante, sin embargo los investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles, llevaron a cabo un estudio para encontrar respuestas a éstas turbulencias emocionales.
El estudio fue publicado en Biological Psychiatry, revelando que la inestabilidad del estado de ánimo antes de la menstruación está relacionado con una respuesta de las células del cerebro llamadas receptores GABA.
Los investigadores llevaron a cabo el estudio mediante el escaneo del cerebro en mujeres con el trastorno disfórico premenstrual (TDPM) con los síntomas de PMDD que es como el síndrome premenstrual (SPM), sólo que más grave.
La exploración con PET mostró el metabolismo de la glucosa que se requiere para identificar la actividad en el cerebro y la causa de los cambios emocionales antes de la menstruación resultó no ser motivada por las hormonas, sino que el análisis en realidad mostró un aumento de la actividad en el cerebelo de las mujeres con TDPM y cuanto mayor fue el aumento de la actividad, peor era la condición de los cambios emocionales.
Una de las funciones de la célula GABA es limitar las actividades relacionadas con el estrés y la ansiedad, que en las mujeres con síndrome disfórico premenstrual la progesterona cambia la forma de los receptores de GABA en el cerebelo y es este cambio antes de la menstruación es el que hace difícil a las células GABA controlar el estrés y la ansiedad.

sábado, 25 de abril de 2015

¿LAS MUJERES TENEMOS NUEZ?

La prominencia laríngea (popularmente conocida como nuez, nuez de Adán, bocado de Adán o manzana de Adán) es una protuberancia o abultamiento ubicada en la parte delantera del cuello y formada por la articulación de las dos láminas del cartílago tiroides que rodea la laringe.
La estructura de la prominencia laríngea conforma un relieve por debajo de la piel que es más grande en los hombres adultos, en quienes es claramente visible y palpable, aunque las mujeres también la tienen. 
En la mayor parte de las mujeres la protuberancia no es visible y apenas se percibe al ser palpada en el borde superior del cartílago tiroideo.
El punto de encuentro de la unión de las dos porciones del dicho cartílago, forma un ángulo agudo en los varones de alrededor de 90°, mientras que en las mujeres se forma una arco abierto de alrededor de 120°
A pesar de que ambos sexos la poseen, la manzana de Adán se considera un carácter sexual característico de los varones adultos, ya que tiende a aumentar su tamaño considerablemente durante la pubertad.
Su desarrollo en el varón se considera un carácter sexual secundario masculino, producto de la actividad hormonal. 
Su grado de desarrollo puede variar en cada individuo y el ensanchamiento de dicha zona en la laringe puede producirse de manera muy repentina y rápida.
Se considera que la manzana de Adán en conjunto con el cartílago tiroides que lo forma, ayuda a proteger las paredes, la parte frontal de la laringe, y las cuerdas vocales (las cuáles están situadas directamente detrás de ella).
Otra de las funciones de la protuberancia laríngea está relacionada con el engrosamiento de la voz. 
Durante la adolescencia, el cartílago tiroideo crece conjuntamente con la laringe. La protuberancia laríngea va aumentando de tamaño principalmente en los hombres. 
En conjunto, se conforma una caja de resonancia mayor en el aparato fonador, y como resultado, se obtiene un tono de voz más grave.
La cirugía para reducir el tamaño de la prominencia laríngea recibe el nombre de condrolaringoplastia. 
Se ha señalado que el procedimiento puede tener un número de riesgos, tales como problemas al tragar, afectaciones en las cuerdas vocales, o bien, problemas en las vías respiratorias o daños en el habla. 
Complicaciones imprevistas de la cirugía incluyen hematomas, cicatrices visibles, e infecciones; una voz ronca o alteraciones temporales en el tono de voz son frecuentes, mientras que la pérdida permanente de la voz es rara.
El cartílago tiroides es el más grande de los nueve cartílagos que forman el esqueleto de la laringe, la estructura de cartílago que conforma la tráquea que contiene la laringe.
Formado principalmente por fibrillas de colágeno tipo II. 
Posee condrocitos dispuestos en grupos. 
Existe pericondrio. 
Es el más abundante del cuerpo. 
Tiene un aspecto blanquecino azuloso. 
Se encuentra en el esqueleto nasal, la laringe, la tráquea, los bronquios, los arcos costales (costillas) y los extremos articulares de los huesos, es avascular, nutriéndose a partir del líquido sinovial. 
De pocas fibras y que se localiza en el cartílago nasal, tráquea y bronquios.
Se compone de dos láminas tipo placas que se fusionan en el lado anterior del cartílago formando un pico, denominado la prominencia laríngea. 
A menudo esta prominencia es denominada "Nuez de Adán" 


¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica