jueves, 30 de abril de 2015

CONSEJOS Y EJERCICIOS DE RELAJACIÓN PARA ALIVIAR EL DOLOR MENSTRUAL

Técnicas de relajación durante la menstruación
Relajarnos y estar tranquilas hará que los síntomas del Síndrome Premenstrual disminuyan y no sean tan severos y desagradables. 

Sencillos métodos de relajación para hacer desde casa:
Con ropa cómoda y ligera nos tumbamos sobre una esterilla o colchoneta en el suelo, una cama es demasiado blanda y no nos permitirá movernos tan fácilmente. 
Ponemos los brazos a cada lado del cuerpo, cerramos los ojos y empezamos a respirar profundamente. 
Al inspirar vamos levantado de forma lenta los brazos volviéndolos a su sitio en cada espiración.
Sentadas con la espalda erguida unimos nuestros dedos índices y pulgares y comenzamos a pensar en momentos de felicidad y armonía. 
Deberemos concentrarnos en cómo toda esa energía positiva va fluyendo por nuestro cuerpo.
Para la siguiente técnica de relajación necesitamos la ayuda de una segunda persona. 
En un ambiente agradable, con luz tenue y música suave, nos tumbamos sobre una camilla o colchoneta sobre el suelo, en este caso la cama tampoco serviría al ser muy blanda. 
Nuestro compañero/a empezará a hacernos un masaje por toda la espalda, no es necesario hacer presión, simplemente hacer círculos con las yemas de los dedos y seguir la línea de la columna vertebral.
El simple hecho de leer, escuchar música, ir al cine o pasear son excelentes ejercicios para relajarnos. 
Debemos intentar practicar alguno de ellos, especialmente los días anteriores a la menstruación y durante ésta. 
La depresión, la irritabilidad y la ansiedad que la caracterizan se verán disminuidas y todo será mucho más llevadero.

Levadura de cerveza y oligoelementos
Casi todas las dismenorreas son debidas a una excesiva producción de prostaglandinas durante el periodo ovulatorio, y a un desequilibrio entre los estrógenos y la progesterona, dos hormonas femeninas. 
En estos casos va bien complementar la dieta con levadura de cerveza en comprimidos por su riqueza en vitaminas del grupo B (la B6 es especialmente beneficiosa por su capacidad de incrementar los niveles de serotonina de efectos sedantes), zinc y selenio, dos oligoelementos preciosos para las funciones hormonales.
También ayudan a mantener el equilibrio hormonal el manganeso y el cobalto (se toma un vial en ayunas), alternándolos cada dos días con yodo y azufre, otros dos oligoelementos recomendados en caso de disfunciones ováricas y menstruales. 
Para que el tratamiento sea efectivo ha de seguirse durante uno o dos meses, y hacerse, al menos, dos veces al año. 
También se puede tomar un suplemento de calcio y de magnesio, para "relajar" los músculos del útero, unos cuatro o cinco días antes de la regla.

Plantas de apoyo
Borraja y Primrose (u onagra):
Por su riqueza en ácido gamma-linolénico, precursor de las prostaglandinas E1 encargadas de la regulación hormonal y la relajación del útero.
Salvia, caléndula y verbena: 
Por su reconocida acción reguladora menstrual, se aconsejan en los casos de trastornos de la regla y problemas en la menopausia.
Aquilea (o milenrama): 
Su aceite esencial contrarresta los dolores convulsivos en el vientre, por lo general unidos a dolores lumbares.
Bolsa de pastor: 
Se emplea en ginecología por su poder hemostático (contra hemorragias) en los casos de menstruaciones abundantes.
Artemisa: 
Sus principios amargos y su aceite esencial, además de tener un efecto depurativo, son estimulantes y reguladores de la menstruación.
Espliego (o lavanda): 
Por su acción sedante sobre el sistema nervioso central y estimulante de la menstruación.

Hinojo: 
Su aceite esencial activa la menstruación y atenua las posibles flatulencias y dispepsias debidas a los efectos paralelos a una menstruación con problemas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica