sábado, 18 de abril de 2015

DISMENORREA

La dismenorrea, o menstruación dolorosa, afecta a la mitad de las mujeres en algún momento de su vida. 
El tratamiento debe ser personalizado, según las características de la paciente y la intensidad del dolor.
Qué es la dismenorrea
La dismenorrea, o menstruación dolorosa, afecta a la mitad de las mujeres en algún momento de su vida....
Factores que influyen en la dismenorrea
Existen algunos factores que pueden influir en la aparición de dismenorrea en la mujer, la gran mayoría...
Tipos de dismenorrea
Las dismenorreas suelen dividirse en dos tipos:
Orgánicas (sintomáticas, adquiridas)
La dismenorrea (del griego: dis-,menós: mes y rhein: fluir) o menstruación dolorosa es una irregularidad de la función menstrual. 
Se caracteriza por períodos dolorosos que aparecen con la menstruación.
sintomatología
Los síntomas pueden ser diversos: 
Calambre en las piernas
Dolor pélvico o abdominal intenso 
Dolor en la parte baja de las espalda (a la altura de los riñones)
Dolor de cabeza 
Náuseas 
Mareos 
Vómitos
Exceso en sudar 
Desmayos 
Fatiga, así como 
Insiedad 
Irritabilidad o depresión 
Afecta tanto el estado físico como anímico. 
En algunos casos, además de los síntomas, se expulsan durante la regla coágulos de sangre o moldes endometriales. 
Suele distinguirse entre dismenorrea primaria, presente en mujeres jóvenes, y dismenorrea secundaria, que aparece en mujeres mayores.
Distribución por edad
En las mujeres jóvenes la dismenorrea aparece entre los 6 y los 12 meses siguientes a la menarquia (primera regla) y no suele deberse a ninguna enfermedad conocida, sino a los efectos de un eicosanoide llamado prostaglandina.
Tratamiento
Estos síntomas pueden ser aliviados mediante el uso de almohadillas para calentar o tomando un baño en tina con agua tibia. 
Algunos medicamentos que no requieren prescripción pueden ayudar a aliviar los síntomas del síndrome premenstrual (SPM).
Estos medicamentos usualmente combinan acetaminofeno con cafeína, antihistamínicos o diuréticos.

También existen antiinflamatorios de venta libre tales como el ibuprofeno o el naproxeno que pueden ayudar a aliviar estos síntomas. 
Sin embargo hay que tomar en cuenta el efecto anticoagulante de estos últimos lo que puede prolongar o complicar el flujo menstrual.
El tratamiento hormonal (anticonceptivos) 
Para disminuir los síntomas se aconseja realizar ejercicio de forma regular, disminuir el consumo de tabaco, alcohol y cafeína, aplicar calor a la zona y tomar más líquidos (agua, zumos, fruta, verdura). 
La comida picante puede aumentar el dolor, al igual que las grasas y la sal, hay que evitarlas. La severidad de la dismenorrea puede se basa en el grado de dolor y presencia de síntomas sistémicos e impacto en las actividades diarias.

Magnitud
Grado 0: Menstruación no dolorosa y la actividad diaria no se encuentra afectada.
Grado 1: Menstruación dolorosa, pero rara vez inhibe la actividad normal, los analgésicos son rara vez requeridos, el dolor es leve.
Grado 2: Actividad diaria afectada, los analgésicos son requeridos y dan suficiente alivio para poder realizar actividades diarias, el dolor es moderado.
Grado 3: Actividad diaria claramente inhibida, pobre efecto de los analgésicos, síntomas vegetativos (cefalea, fatiga, vómitos, y diarrea), el dolor es severo.
Grado 4 : Los síntomas del grado 3 a los que se suman alucinaciones, Náuseas y vómitos.
Evolución
La dismenorrea primaria tiende a permanecer durante toda la vida de la mujer, aunque suele disminuir con la edad y tras el embarazo. 
Según las estadísticas, la sufren entre el 30 y el 50% de las mujeres y suele ser hereditario. 
Suele producirse en mujeres de entre 17 y 25 años y es poco habitual en edades posteriores o tras haberse iniciado sexualmente o tenido hijos. 
En estas mujeres jóvenes, la dismenorrea aparece entre los 6 y los 12 meses siguientes a la menarquía (edad de la primera menstruación) y no suele ser secundaria a ninguna enfermedad conocida, aunque siempre se debe consultar a su médico. 
Algunos antiinflamatorios pueden ayudar a aliviar estos síntomas y en ocasiones el tratamiento hormonal (anticonceptivos) también puede ser efectivo. 
Para disminuir los síntomas se aconseja realizar ejercicio de forma regular (un paseo cada dos días es suficiente), disminuir el consumo de tabaco, alcohol y cafeína y tomar más líquidos (agua, zumos, fruta, verdura).
La dismenorrea secundaria aparece en mujeres de más de 30 años, generalmente a consecuencia de una enfermedad, tal como los fibromas uterinos o la endometriosis, además de adenomiosis, y menos frecuente, la salpingitis crónica, empleo de DIU, y la obstrucción congénita o adquirida del tracto de salida, incluyendo estenosis cervical. 
Suele aparecer una semana antes de la menstruación, pudiendo aliviarse o empeorar durante la misma, o incluso persistir durante todo el ciclo.
Períodos menstruales dolorosos
Son los períodos en los cuales una mujer experimenta dolor en la parte baja del abdomen tipo cólico, dolor agudo e intermitente o posiblemente dolor de espalda.
Aunque algo de dolor durante la menstruación es normal, el dolor excesivo no lo es. 
El término médico para los períodos excesivamente dolorosos es dismenorrea.
Consideraciones
Muchas mujeres tienen períodos menstruales dolorosos. 
Algunas veces, el dolor dificulta el desempeño de actividades académicas, hogareñas y laborales normales por algunos días durante cada ciclo menstrual. La menstruación dolorosa es la causa principal para que las mujeres entre sus años de adolescencia y hacia 20 años de edad pierdan tiempo en el colegio y el trabajo.
Causas
Los períodos menstruales dolorosos se clasifican en dos grupos, según la causa:
Dismenorrea primaria
Dismenorrea secundaria
La dismenorrea primaria se refiere al dolor menstrual que ocurre más o menos hacia el momento cuando apenas comienzan los períodos menstruales en mujeres por lo demás sanas. 
Este tipo de dolor por lo general no está relacionado con problemas específicos en el útero u otros órganos pélvicos. 
Se piensa que el aumento de la actividad de la hormona prostaglandina, la cual se produce en el útero, juega un papel en esta afección.
La dismenorrea secundaria es el dolor menstrual que se desarrolla posteriormente, en mujeres que han tenido períodos normales y, con frecuencia, está relacionada con problemas en el útero u otros órganos pélvicos, como:
Endometriosis
Miomas
Dispositivo intrauterino (DIU) hecho de cobre
Enfermedad inflamatoria pélvica
Síndrome premenstrual (SPM)
Infección de transmisión sexual
Estrés y ansiedad
Cuidados en el hogar
Las siguientes medidas le pueden permitir a usted evitar el uso de medicamentos que requieren receta médica:
Aplicar una almohadilla térmica en el abdomen bajo, debajo del ombligo, pero nunca se duerma con la almohadilla encendida.
Hacer masajes circulares suaves con las puntas de los dedos alrededor del abdomen bajo.
Beber líquidos calientes.
Comer poco pero con frecuencia.
Consumir una alimentación rica en carbohidratos complejos, como granos integrales, frutas y verduras, pero baja en sal, azúcar, alcohol y cafeína.
Mantener las piernas elevadas mientras está acostada o acostarse de lado con las piernas dobladas.
Practicar técnicas de relajación como meditación o yoga.
Ensayar con medicamentos antinflamatorios de venta libre como ibuprofeno. Empiece a tomarlo el día antes cuando se espera que comience el período y continúe tomándolo regularmente durante los primeros días de dicho período.
Ensayar con suplementos de vitamina B6, calcio y magnesio, especialmente si el dolor es a causa del SPM.
Tomar duchas o baños calientes.
Caminar o hacer ejercicios con regularidad 
Ejercicios de balanceo pélvico.
Bajar de peso si tiene sobrepeso. 
Haga ejercicio aeróbico regular.
Si estas medidas de cuidados personales no funcionan... 
El médico puede prescribir medicamentos como:
Antibióticos
Antidepresivos
Pastillas anticonceptivas
Antinflamatorios de venta bajo receta
Analgésicos de venta bajo receta (incluyendo narcóticos por breves períodos)
Cuándo contactar a un profesional médico
Llame de inmediato al médico si tiene:
Flujo vaginal que aumenta o es de mal olor.
Fiebre y dolor pélvico.
Dolor repentino o intenso, especialmente si su período se retrasa por más de una semana y ha estado sexualmente activa.
También llame al médico si:
Los tratamientos no alivian el dolor después de 3 meses.
Tiene dolor y un DIU que le colocaron hace más de tres meses.
Elimina coágulos de sangre o tiene otros síntomas con el dolor.
El dolor ocurre en momentos diferentes a la menstruación, empieza más de 5 días antes del período menstrual o continúa después de que el período ha terminado.
Lo que se puede esperar en el consultorio médico
El médico la examinará y le hará preguntas acerca de la historia clínica y los síntomas, tales como:
¿A qué edad comenzaron los períodos menstruales?
¿Siempre han sido dolorosos? De no ser así, ¿cuándo comenzó el dolor?
¿En qué momento del ciclo menstrual experimenta el dolor?
¿Es el dolor agudo, sordo, intermitente, constante o con cólicos?
¿Es sexualmente activa?
¿Utiliza algún tipo de método anticonceptivo? ¿Qué tipo?
¿Cuándo fue el último período?
¿La cantidad de sangrado del último período fue la normal para usted?
¿Tienden los períodos a ser más prolongados o profusos (duran más de 5 días)?
¿Se han presentado coágulos de sangre?
¿Los períodos generalmente son regulares y predecibles?
¿Utiliza tampones durante la menstruación?
¿Qué ha hecho para tratar de aliviar la molestia? ¿Qué tan efectivo ha sido?
¿Hay algo que empeore el dolor?
¿Tiene otros síntomas?
Los exámenes y procedimientos que se pueden realizar abarcan:
Hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC)
Cultivos para descartar infecciones de transmisión sexual
Laparoscopia
Ecografía
El tratamiento depende de lo que esté causando el dolor.
El médico puede prescribir pastillas anticonceptivas para aliviar el dolor menstrual. 
Si no las necesita para el control natal, puede dejar de usarlas después de 6 a 12 meses. 
Muchas mujeres siguen teniendo un alivio de los síntomas incluso después de suspender el fármaco.
El médico puede recetar analgésicos de venta con fórmula médica. Para el dolor provocado por un DIU, el médico puede recomendar:
Esperar un año después de colocarlo. 
Los períodos dolorosos desaparecen en muchas mujeres durante este tiempo.
Hacérselo quitar y emplear otros métodos anticonceptivos.
Cambiarse a un tipo diferente de DIU que contenga progesterona, lo cual por lo general provoca que los períodos sean más ligeros y menos dolorosos.
La cirugía puede ser necesaria si otros tratamientos no alivian el dolor y se puede realizar para extirpar endometriosis, quistes, miomas, tejido cicatricial o el útero (histerectomía).
Nombres alternativos
Dismenorrea; Períodos dolorosos; Cólicos menstruales; Cólicos con la menstruación; Menstruación dolorosa; Dolor menstrual
Tratamiento de la dismenorrea
Lo primero a tener en cuenta es que el tratamiento de la dismenorrea debe establecerse de forma individualizada, y por un medico.




https://www.facebook.com/noeliamelunamadridnorte

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica