domingo, 26 de abril de 2015

LA REGLA Y LA EXPLICACIÓN DE LOS ENFADOS

Hay quien aun cree que si una mujer hace mayonesa mientras esta menstruando, esta se corta, o que si toca las plantas estas mueren, hay quien incluso piensa que no es bueno ducharse con el periodo porque se te puede cortar, y un largo y variopinto etcetera de cosas asombrosas que pasan a causa de la menstruación y que tienen su origen en las creencias extremadamente negativas que existían hace muchos años en torno a esta.
En diferentes culturas a lo largo de todo el mundo y a lo largo de la historia, la mujer menstruante era considerada sucia, impura y peligrosa y cada cultura representaba estas creencias en diferentes escenarios. 
La mujer con la regla envenenaba los alimentos que tocaba, convertía en infértiles a las vacas que ordeñaba, dañaba la pesca del día o echaba a perder las cosechas. 
En el antiguo testamento una mujer menstruante era impura y se consideraba pecaminoso que entrara a una iglesia:“No se permite a las mujeres visitar una iglesia durante su período menstrual o después del nacimiento de un niño. Esto es porque la mujer es un animal que menstrua. 
Por tocar su sangre, las frutas no madurarán. La mostaza se degenera, la hierba se seca y los árboles pierden su fruto antes de tiempo. 
El hierro se enmohece y el aire se obscurece. Cuando los perros la comen, adquieren rabia.
Actualmente en Gollarahatti (India) cada vez que las mujeres tienen el periodo deben pasar tres días en una caseta y una zona al aire libre de dos metros cuadrados, y si es su primera menstruación tendrá que pasar allí 21 días y nadie la podrá tocar por considerarse impura.
Y por mucho que esto sea ya cosa del pasado, que sea cosa de tribus o de pequeños pueblos donde se cree en cosas como el mal de ojo, sigue habiendo falsas creencias y actitudes negativas en torno a la menstruación en las sociedades consideradas mas inteligentes y desarrolladas.
Procura no decir abiertamente que tienes la regla, procura no sacar un tampón o tu copa menstrual del bolso en público, ya sabes, es de mal gusto.
Y sobre todo ten cuidado si te enfadas y da la casualidad de que estas menstruando, cualquier argumento se te será inmediatamente invalidado.
Porque una mujer con la regla es insoportable, está como fuera de sí, no es totalmente ella, así que no le tengas en cuenta lo que te diga si se enfada, es todo culpa de la regla (visto así más que un ciclo hormonal natural parece una posesión demoniaca). 
Si está triste, tres cuartos de lo mismo, no tienes motivos para estar triste, ya se te pasará cuando pasen esos días…
Es verdad que hay un cambio hormonal en los días previos al periodo o durante este, y es verdad que este cambio se refleja en fluctuaciones emocionales, esto es una realidad en muchas mujeres, pero la respuesta del entorno, especialmente de las parejas, es a menudo inapropiada y poco empática. 
Que una mujer esté más sensible, mas irritable, que llore o se enfade con más facilidad, no quiere decir que no tenga motivos para ello, simplemente su cuerpo le está facilitando expresarse. 
Las hormonas pueden actuar como una especie de desinhibidor, de manera que si la mujer tiene algún problema, algo que le entristezca, en este momento su capacidad para reprimirse será menor y llorará o se sentirá tremendamente triste mas fácilmente. 
Lo mismo ocurrirá si hay algo que le moleste, mostrará su enfado de manera más visceral. Cada emoción, sigue siendo real, aunque sea más intensa de lo habitual.
Es cierto que algunas mujeres lo pasan bastante mal durante este periodo y manifiestan síntomas ansioso-depresivos, y es importante que el entorno muestre apoyo, sobre todo que la pareja sea capaz de empatizar, que transmita comprensión y no se limite a acusarla o criticarla de “rabiosa histérica depresiva loca menstrual fuera de control”.
¿Es acaso todo esto tan malo? ¿puede quizá verse como una virtud femenina en lugar de un defecto? ¿es que ser emocional es negativo?
Quizás deberíamos darle la vuelta a la tortilla y enfocarlo desde una perspectiva creativa en lugar de destructiva, aprovechar esta especial sensibilidad para explorar dentro de nosotras, para hacer un ejercicio de introspección y conectar con nuestro parte más emotiva, pasional, y humana, para exprimir nuestro lado más creativo. 
Todo esto suena muy místico, pero bueno, ¿que tiene de malo ponerse un poco mística de vez en cuando?
“The Womanhood” es un cortometraje que promueve el empoderamiento de la mujer. Una madre le explica a su hija las ventajas de ser cíclica y los superpoderes del PMS (Síndrome premenstrual). Los hombres no conocen estos poderes, y cada vez que una mujer es atacada por una crítica inapropiada de un hombre una supermujer recibe la señal y va en su ayuda. 
Muchas mujeres que están a punto de experimentar la menstruación a menudo se vuelven irritables, incomodando a su entorno, pero el misterio del por qué las mujeres se enojan fácilmente y manifiestan ansiedad antes de su período, ha sido siempre un gran interrogante, sin embargo los investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles, llevaron a cabo un estudio para encontrar respuestas a éstas turbulencias emocionales.
El estudio fue publicado en Biological Psychiatry, revelando que la inestabilidad del estado de ánimo antes de la menstruación está relacionado con una respuesta de las células del cerebro llamadas receptores GABA.
Los investigadores llevaron a cabo el estudio mediante el escaneo del cerebro en mujeres con el trastorno disfórico premenstrual (TDPM) con los síntomas de PMDD que es como el síndrome premenstrual (SPM), sólo que más grave.
La exploración con PET mostró el metabolismo de la glucosa que se requiere para identificar la actividad en el cerebro y la causa de los cambios emocionales antes de la menstruación resultó no ser motivada por las hormonas, sino que el análisis en realidad mostró un aumento de la actividad en el cerebelo de las mujeres con TDPM y cuanto mayor fue el aumento de la actividad, peor era la condición de los cambios emocionales.
Una de las funciones de la célula GABA es limitar las actividades relacionadas con el estrés y la ansiedad, que en las mujeres con síndrome disfórico premenstrual la progesterona cambia la forma de los receptores de GABA en el cerebelo y es este cambio antes de la menstruación es el que hace difícil a las células GABA controlar el estrés y la ansiedad.

2 comentarios:

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica