domingo, 19 de abril de 2015

POLIMENORREA

Se trata de un trastorno menstrual muy común caracterizado por un sangrado irregular en el que las pacientes tienen ciclos breves, con una duración menor a 21 días.
La polimenorrea, a pesar de ser un trastorno menstrual es más común de lo que se imagina.
Se llama polimenorrea a una enfermedad de la regularidad menstrual caracterizada por un sangrado irregular.
Para situarnos en lo que es una menstruación 'normal', y de esta manera entender por qué es grave este trastorno en el período.
Una mujer puede tener su primera regla entre los 9 y 13 años, cuando aún es una niña, y tendrá su último período en el contexto de la menopausia, con aproximadamente 50-55 años.
Su ciclo menstrual en todos estos años que trascurren entre la menarquia (el primer período) y la menopausia, puede variar entre los 25 y 30 días, pero lo común es que dure una cifra similar.
Cuando una mujer tiene períodos demasiado frecuentes causados por un ciclo menstrual excesivamente breve, sufre polimenorrea.
Por eso decimos que, para tener este trastorno menstrual, es imprescindible que el ciclo dure menos de 21 días: de lo contrario, se consideraría un ciclo común.
Hay de determinar de cuántos días consiste nuestro ciclo menstrual.
Si dura 21 días exactos, la regla entra dentro de lo que podemos considerar la normalidad.
Si sus ciclos duran 20 días, hablamos de un desajuste menstrual.
¿Qué es la polimenorrea?
La mujer que sufre de esta enfermedad tiene períodos breves, con una duración menor a los 21 días, y tiene por lo tanto un ciclo excesivamente breve.
Existen dos diferentes tipos de polimenorrea:
La oligomenorrea, que es un sangrado irregular con periodos comprendidos entre los 35 y los 90 días.
La amenorrea, que a su vez se divide en dos tipos:
La amenorrea primaria, en la cual la menstruación no llega para una mujer que a sus 14 años no ha tenido todavía desarrollo puberal, o para una adolescente de 16 años que ya tiene un poco de desarrollo puberal, pero todavía no la menstruación.
Estos dos casos suceden con la aparición de la amenorrea primaria.
La amenorrea secundaria, sin embargo, representa la ausencia de la menstruación durante un periodo estimado en más de tres meses, y sucede únicamente a mujeres que ya han tenido su período anteriormente.
Podemos describir la polimenorrea como una 'hemorragia uterina disfuncional', que lleva consigo múltiples problemas:
los periodos menstruales son más breves de lo normal, son muy irregulares y el ciclo menstrual por lo tanto también es muy corto, al durar menos de 21 días.
El tiempo que pasa entre la ovulación y el próximo ciclo menstrual, que llamamos 'fase lútea', sea excesivamente breve.
Un período seguirá a otro en muy poco tiempo.
Causas de producen la polimenorrea
Podemos atrevernos a afirmar que algo sucede en el cuerpo o en las emociones de una mujer, para que sufra este tipo de desajuste menstrual.
No es saludable tener ciclos tan breves, y por lo tanto es imprescindible conocer qué motiva a una mujer a tener el período tan irregular, para así encontrarle una solución a esta enfermedad.
Detallamos algunas de las causas principales de este desajuste:
El estrés es un factor importante, que puede acarrear todo tipo de problemas físicos para una persona, y el caso de la menstruación no es excepción. Cuando una mujer se siente excesivamente inquieta, ya sea por problemas laborales, de salud, familiares..., esta ansiedad puede afectar a la regla.
El equilibrio hormonal se trastorna debido a la tensión que puede sentir una mujer, y este desequilibrio resulta en períodos cortos.
El lado positivo: 
Esta ansiedad no es eterna y, si la controlamos modificando nuestro patrón de pensamientos, realizando ejercicio o incluso tomando algún medicamento en el caso de que la ansiedad sea demasiado elevada, podemos solucionar este problema y terminar con la polimenorrea de manera relativamente sencilla.
El estrés como causa de este trastorno menstrual es puramente emocional, pero existe también una razón física.
El estrés, una de las causas de la polimenorrea
La endometriosis, término que empleamos para describir el crecimiento del tejido uterino en la parte externa del útero, es un problema que puede provocar ciclos menstruales muy breves en una mujer.
Es imprescindible que en este caso la mujer acuda a su médico, porque la endometriosis provoca hemorragias disfuncionales así como también una regla dolorosa.
Este crecimiento de tejido fuera del útero también puede ser responsable de un período intermenstrual.
Este problema se debe a que las células endometriales están situadas en el interior del útero pero, al adherirse a los tejidos que están en la parte externa del útero (esto es, las trompas de Falopio o los ovarios), provocan un flujo menstrual doloroso y excesivo.
También pueden ser responsables de dolor durante una relación sexual.
No es la única razón física por la cual una mujer puede tener ciclos menstruales muy cortos.
Otra causa muy común son las enfermedades de transmisión sexual, y resaltaremos dos en concreto que se conoce que provocan la polimenorrea:
Se trata de una bacteria llamada 'Chlamydia trachomatis' provoca dolor en el estómago, flujo vaginal y desajustes menstruales, como la polimenorrea.
La bacteria 'Neisseria' provoca la gonorrea, que se nota a través de un picazón insoportable en el área de la vagina, y a su vez puede tener muchos otros síntomas como el sangrado anormal, o un flujo anormal en cuanto a olor y abundancia.
Otros problemas físicos y emocionales responsables de un ciclo menstrual corto: 
La mala alimentación e incluso algunos trastornos psicológicos.
Además, la menopausia también puede provocar este trastorno.
Debido a que durante la perimenopausia -la fase que precede a la menopausia- suceden desajustes hormonales tales como los sofocos, el cambio excesivo de humor y la tristeza, también podemos esperar que tengan lugar desajustes en el flujo menstrual, y un caso común es la polimenorrea.
Acabamos esta explicación de las causas de la polimenorrea, con unas últimas razones: la hiperactividad de la glándula pituitaria anterior puede provocar una ovulación frecuente y por lo tanto un ciclo muy corto, y también la inflamación pélvica crónica puede ser responsable de la polimenorrea en una mujer.
¿Cómo saber si la sufro?
Este trastorno en el flujo menstrual debe ser tomado con total seriedad, porque puede provocar dificultades a la hora de quedarse embarazada, e incluso puede conducir a una infertilidad.
Debemos tener en cuenta que la polimenorrea tiene una duración a largo plazo.
Si una mujer ha tenido dos ciclos menstruales breves, y por lo tanto dos períodos más cercanos el uno al otro de lo que se considera normal, no significa que sufra este trastorno.
Más bien, una mujer tendrá polimenorrea exclusivamente cuando sus ciclos menstruales tienden a ser breves, siempre.
Acude al especialista para el tratamiento La polimenorrea, recalcamos, puede surgir incluso durante la menarquia, que es la primera menstruación que tiene una mujer, y también puede suceder durante la perimenopausia.
Tanto chicas muy jóvenes como mujeres mayores pueden experimentar la polimenorrea.
Esta enfermedad no entiende de edades.
El diagnóstico de este desajuste no es sencillo, y su tratamiento tampoco lo es, porque vienen asociadas muchas cuestiones.
El especialista deberá analizar todo lo que viene involucrado con el desajuste de la menstruación para proponer el tratamiento ideal.
Cura y tratamiento
Es imprescindible recibir un diagnóstico de la enfermedad antes de llegar a falsas conclusiones, porque muchas mujeres que creen sufrir este desajuste realmente no lo tienen.
En el caso de que el ginecólogo considere de que la mujer puede sufrir polimenorrea, este desajuste en la fase lútea le llevará a pedirle tres estudios para confirmar el diagnóstico:
La temperatura basal, que mide la actividad de la progesterona
La progesterona plasmática, medida en diferentes días a lo largo del ciclo
Una biopsia de endometrio, al ser esta capa del útero una señal clara de cómo actúan las hormonas sobre el tejido endometrial. 
Garantizarán un diagnóstico correcto.
Como tratamiento se recomendarán hormonas que proporcionen la progesterona que falta.
En el caso de que una mujer haya resultado estéril, lo que puede hacer en el caso de desear quedarse embarazada es comenzar un tratamiento.
La ovulación durante su ciclo, dará lugar a quedarse embarazada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica