jueves, 14 de mayo de 2015

BRUXISMO: UN PROBLEMA COMÚN PERO DESCONOCIDO

Es cuando una persona aprieta los dientes (sujeta fuertemente los dientes superiores e inferiores) o los hace rechinar (deslizar o frotar los dientes de atrás hacia adelante uno sobre el otro).
Causas
Las personas pueden apretar y rechinar los dientes sin ser conscientes de ello. Esto puede suceder tanto durante el día como durante la noche, aunque el bruxismo relacionado con el sueño a menudo es el mayor problema, ya que es más difícil de controlar.
Hay algún desacuerdo sobre la causa del bruxismo. 
El estrés diario puede ser el desencadenante en muchas personas. 
Algunas personas probablemente aprietan sus dientes y nunca sienten síntomas.
Los factores que influyen sea o no que el bruxismo cause dolor y otros problemas varían de una persona a otra y pueden abarcar:
Cuánto estrés tengas.
Cuánto tiempo y qué tan fuerte aprietas y rechinas sus dientes.
Si los dientes están desalineados.
Tu postura.
Tu capacidad de relajarse.
Tu dieta.
Tus hábitos al dormir.
Cada persona probablemente es diferente.
Apretar los dientes puede ejercer presión sobre los músculos, tejidos y otras estructuras alrededor de la mandíbula. 
Los síntomas pueden causar problemas de la articulación temporomandibular (ATM).
El rechinamiento puede desgastar los dientes y puede ser tan ruidoso en las noches como para molestar el sueño de los compañeros de dormitorio.
Los síntomas del bruxismo abarcan:
Ansiedad, estrés y tensión
Depresión
Dolor de oído (debido en parte a que las estructuras de la articulación temporomandibular están muy cerca del conducto auditivo externo y a que puedes percibir dolor en un lugar diferente de su fuente, lo cual se denomina dolor referido)
Trastornos alimentarios
Dolor de cabeza
Sensibilidad muscular, especialmente en la mañana
Sensibilidad a las cosas calientes, frías o dulces en los dientes
Insomnio
Dolor o inflamación de la mandíbula
Pruebas y exámenes
Una evaluación puede descartar otros trastornos que pueden causar un dolor mandibular o un dolor de oído similares, incluso:
Trastornos dentales
Trastornos auditivos como infecciones del oído
Problemas con la articulación temporomandibular (ATM)
Puedes tener antecedentes de tensión y un alto nivel de estrés.
Los objetivos del tratamiento son reducir el dolor, prevenir el daño dental permanente y disminuir el rechinamiento de los dientes lo más que se pueda.
Las siguientes medidas de cuidados personales pueden ayudar a aliviar el dolor:
Aplicar hielo o calor húmedo en los músculos de la mandíbula inflamados. 
Cualquiera de las dos opciones puede servir.
Evitar comer alimentos duros como nueces, dulces o filete.
Evitar masticar goma de mascar.
Tomar mucha agua todos los días. 
Dormir bien.
Aprender ejercicios de estiramiento fisioterapéuticos para ayudar a recuperar la acción de los músculos y articulaciones a cada lado de la cabeza para regresar a la normalidad.
Masajear los músculos del cuello, de los hombros y de la cara, y buscar cuidadosamente nódulos pequeños y dolorosos, denominados puntos desencadenantes, que pueden causar dolor a lo largo de la cabeza y la cara.
Relajar los músculos faciales y mandibulares durante todo el día. 
El objetivo es hacer de la relajación facial un hábito.
Tratar de reducir el estrés diario y aprender técnicas de relajación.
Para evitar daño a los dientes, a menudo se utilizan protectores bucales o aparatos (férulas) para el tratamiento del rechinamiento y apretamiento de los dientes y de los trastornos de la articulación temporomandibular. 
Una férula puede ayudar a proteger los dientes de la presión del rechinamiento.
Una férula bien ajustada debe ayudar a reducir el rechinamiento de los dientes; sin embargo, algunas personas descubren que los síntomas desaparecen siempre y cuando utilicen la férula, pero el dolor se vuelve a presentar cuando se suspende. 
Es posible que la férula no funcione tan bien con el paso del tiempo.
Existen muchos tipos de férulas; algunas de ellas encajan en los dientes superiores y otras en los inferiores. 
Estos aparatos pueden estar diseñados para mantener la mandíbula en una posición más relajada o para brindar alguna otra función. 
Si un tipo no funciona, el otro lo puede hacer.
Un tipo de férula denominada NTI-tss encaja sólo sobre los dientes frontales. La idea es mantener todos los dientes posteriores (molares) completamente separados, bajo la teoría de que la mayor parte del rechinamiento se hace en estos dientes. 
Con el uso del NTI, el único contacto que se hace es entre la férula y un diente frontal inferior.
Después de la terapia con la férula, el ajuste ortodóncico en el patrón de mordida puede ayudar a algunas personas. 
La cirugía debe considerarse como último recurso.
Si sufres este problema puedes mejorar mucho con estos consejos:
gimnasia-facial-y-tabla-de-ejercicios
Finalmente, ha habido muchos métodos para tratar de ayudar a que las personas abandonen el comportamiento de apretar los dientes. 
Estos métodos son más efectivos para el acto de apretar los dientes durante el día.
En algunas personas, sólo la relajación y la modificación de comportamientos diurnos son suficientes para reducir el bruxismo nocturno. 
Aún no se han estudiado bien métodos para modificar directamente este comportamiento, que abarca dispositivos de biorretroalimentación, autohipnosis y otras terapias alternativas.
El bruxismo no es un trastorno peligroso, sin embargo, puede causar lesiones dentales permanentes, dolor molesto en la mandíbula, dolores de cabeza o dolor de oído.
Posibles complicaciones
Depresión
Trastornos alimentarios
Insomnio
Aumento de los problemas dentales o de la articulación temporomandibular
Dientes fracturados
Encías retraídas
El rechinamiento de los dientes durante la noche puede despertar a los compañeros de dormitorio o de cama.



Acude de inmediato a un odontólogo si estas teniendo dificultades para comer o abrir la boca. 
Ten en cuenta que una amplia variedad de posibles afecciones pueden ocasionar síntomas temporomandibulares que van desde la artritis hasta las hiperextensiones cervicales o desnucamientos. 
Por lo tanto, consulta a un odontólogo para obtener una evaluación completa, en caso de que las medidas de cuidados personales ayuden al cabo de algunas semanas.
El apretamiento y rechinamiento de los dientes no encaja claramente en una disciplina médica. 
No hay una especialidad reconocida en odontología para la ATM. 
Para un método a base de masajes, busque un terapeuta masajista especializado en terapia de puntos desencadenantes, terapia neuromuscular o masaje clínico.
Los odontólogos que tienen más experiencia con los trastornos de la articulación temporomandibular clásicamente tomarán radiografías y recetarán un protector para la boca. 
En la actualidad, la cirugía se considera un último recurso para articulación temporomandibular (ATM).
La reducción del estrés y el manejo de la ansiedad pueden disminuir el bruxismo en las personas que son propensas a esta afección.
Bruxismo - Bruxomanía
El bruxismo (del griego bryko, rechinar los dientes) es el hábito involuntario de apretar o rechinar las estructuras dentales sin propósitos funcionales. 
El bruxismo afecta entre un 10% y un 20% de la población; y puede conllevar dolor de cabeza y músculos de la mandíbula, cuello y oído. 
El rechinamiento puede desgastar los dientes y ser muy molesto para las demás personas con misofonia dientes desgastados por el bruxismo
El bruxismo o bruxomania que afecta a adultos o niños, y a ambos sexos por igual; aunque la edad más frecuente de inicio está entre los 17 y los 20 años, y la remisión espontánea se suele producir después de los 40 años de edad en los casos de bruxismo crónico, aunque puede desaparecer por sí solo en cualquier momento de la vida.
Las personas con Síndrome de Prader-Willi suelen presentar bruxismo desde edades muy tempranas.
Según la manera rechinar los dientes
bruxismo céntrico (apretamiento), daña el cuello de los dientes provocando generalmente abfracciones cervicales, siendo los premolares las piezas más comúnmente dañadas por su posición en la mandíbula. 
Además de acompañarse de cefaleas tipo tensional.
bruxismo excéntrico (frotamiento), daña el borde incisal y oclusal de los dientes generando atriciones en distinto grado. 
Los movimientos excursivos de la mandíbula siguen un patrón definido que se relaciona con el desgaste en las piezas (al momento de deslizar los dientes, los desgastes son coincidentes), afecta mayormente a incisivos.
Ambos tipos de bruxismo pueden ser simultáneos en un mismo paciente y lo signos en las piezas dentales pueden estar o no presentes según la intensidad y duración de los episodios. 
Además, suelen confundirse con otras lesiones no cariosas provocadas, por ejemplo, por un cepillado traumático.
Según el momento de su presentación
del sueño (antes llamado bruxismo nocturno): Ocurre durante el sueño. Generalmente, el paciente bruxómano nocturno no es consciente del problema, y los datos de esta parasomnia proceden de los compañeros de cama o habitación alarmados por el ruido de los dientes, y también de los dentistas que observan la destrucción del esmalte y la dentina. 
Aparece en las etapas 2 y 3 del sueño no rem (NREM). 
En un ciclo de sueño de 8 horas, los episodios bruxómanos bordean los 17 y 38 minutos en promedio por noche.
de vigilia (antes bruxismo diurno): Ocurre durante la vigilia, generalmente de manera inconsciente asociada a periodos de estrés laboral.
Según el grado de afectación
Grado I (Hábito Incipiente): La presentación no es agresiva, su reproducción es por un corto periodo de tiempo y a veces de forma ocasional, aunque puede ser inconsciente para el paciente, es reversible ya que aparece y se desvanece por sí solo, puede desaparecer cuando el sujeto lo hace consciente, puede estar condicionado a factores locales dentro de la boca, que al ser detectados y eliminados con prontitud permiten la prevención y eliminación del mismo. 
La ansiedad puede estar ausente en el paciente.
Grado II (Hábito Establecido): En este grado la ansiedad ya se encuentra presente, la reproducción está condicionada a los factores facilitadores, la presentación es inconsciente para el paciente y desaparece cuando el sujeto lo vuelve consciente, en esta etapa pueden encontrarse presente lesiones en las estructuras dentofaciales por lo que se requiere de un tratamiento integral para asegurar su eliminación. 
El hábito grado II puede ser reversible, si no es tratado puede desarrollarse en un hábito Grado III.
Grado III (Hábito Poderoso): La reproducción es constante hasta dentro del entorno familiar y social por incorporación del paciente. La presentación se encuentra fortalecida y bien establecida, es excesiva e irresistible para el sujeto que la padece aun siendo consciente. 
Las lesiones en las estructuras dentofaciales son de considerable magnitud y en algunos casos las lesiones son permanentes. 
El hábito poderoso es de difícil manejo y los resultados del tratamiento son insatisfactorios, por lo que se requiere de mayor atención y dedicación en el desarrollo de técnicas por parte del dentista que las implementa.
El origen del bruxismo puede ser local, es decir, intrabucal con desencadenantes que suelen ser producto de un estado de ansiedad.
Adicionalmente se han estudiado factores genéticos y asociaciones con otras enfermedades como las alergias. 
Dado que la negación del paciente ante un estado de estrés es muy característica y el cuadro clínico puede ser asintomático, el odontólogo debe ser muy acucioso para identificar el estado de ansiedad presente y para determinar el tratamiento a implementar.
Contrariamente a la extendida creencia, el bruxismo no es causado por parásitos intestinales. 
Las hipótesis en cuanto a la fisiopatología sugieren un papel coadyuvante de las alteraciones dentarias, por ejemplo la maloclusión, y de mecanismos nerviosos centrales además de problemas musculares. 
Los factores psicológicos también pueden desempeñar un papel en el sentido de que las tensiones exacerban este trastorno.
El bruxismo es un movimiento parafuncional. 
Es un contacto dentario distinto de los de la masticación y deglución. 
Cuando el diagnóstico es establecido durante un examen dental y si en estos enfermos las lesiones suelen ser mínimas o imperceptibles, no está indicado ningún tratamiento local sino más bien se establece la atención a los trastornos de ansiedad. 
Si bien es cierto existen signos claros como cefaleas matutinas, abfracciones y atriciones dentales, e incluso relato de terceros, el gold standar para el diagnóstico de bruxismo sigue siendo la polisomnografía.
El bruxismo es inconsciente hasta que se hace del conocimiento del paciente, el primero en detectarlo es el dentista al observar el desgaste exagerado de los dientes (facetas) en áreas funcionales y desgaste moderado en áreas no funcionales, ensanchamiento de las zonas oclusales y reducción de la dimensión vertical de la cara, en ocasiones son los familiares quienes ponen en alerta al paciente pues de silencioso se vuelve sonoro y molesto.
Al principio el paciente “juega” con el contacto dentario sin fuerza ni contracción, sin embargo bajo un estado de tensión emocional se produce una mayor presión sobrepasando el umbral de los receptores periodontales a la presión y el paciente ya no está consciente y los músculos ya no se relajan. Es difícil obtener un diagnóstico sin el interrogatorio testimonial si el paciente desconoce el problema por lo que se pide ayuda de los familiares para verificar la situación, se les pide que durante el sueño profundo del paciente intenten abrir la boca tomándolo con los dedos índice y pulgar por la barbilla intentando separar los dientes, en estado normal de reposo se abrirá la boca satisfactoriamente, en el caso contrario, un estado de tensión, se tornará difícil separar los mismos.
Férula dental protectora puede ayudar a reducir el rechinamiento de los dientes.
El tratamiento está relacionado con el riesgo de lesión dentaria y su posible afección muscular. 
En los casos más graves, es necesaria la colocación de una protección dental de resina o plástico, conocida como férula de descarga, para impedir la lesión permanente y afección de los dientes. 
Además la férula de descarga, desde sus primeros días de su uso, elimina el dolor de mandíbula, de cabeza o de oídos, así como otras molestias que puedan haber aparecido debidas al desgaste de la musculatura de la mandíbula e incluso sin el uso de la férula se pueden llegar a tener mareos debido a la gran presión ejercida sobre la mandíbula.
Férulas oclusales
Artículo principal: Férula dental
Férula de descarga colocada en la boca del paciente
La férula o guarda oclusal trata el síntoma y no la causa. 
Es el tratamiento por tradición y más comúnmente implementado por los odontólogos generales. 
El paciente la utiliza de día (diurno), de noche (nocturno) o todo el día en los casos de bruxismo intensa. 
Puede ser confeccionada de acrílico o de un material más liviano como la silicona. 
Las férulas confeccionada con acrílico son económicas y complejas de realizar por la diversidad de pasos y el uso de laboratorio para su recorte y pulido, son incomodas para el paciente y muy rígidas para producir un contrapeso al frotamiento excesivo. 
Las férulas de silicona son livianas, dóciles y cómodas para quien la usa; durante el frotamiento se reduce la fuerza de contacto entre la férula y los dientes.
Aunque su costo es relativamente mayor, son más fáciles de confeccionar una vez se disponga del equipo apropiado para su manufactura. 
Es importante señalar que las férulas o guardas oclusales no eliminan el bruxismo, su función en el tratamiento es de evitar el contacto brusco entre las estructuras dentales, desprogramar la articulación temporomandibular para un ajuste de la oclusión acompañado de una posterior programación propioceptiva, reducir la afección de los músculos masticatorios (míorelajante) y otras querencias.

Relajación
En algunas personas, sólo la relajación—incluyendo biorretroalimentación, autohipnosis y otras terapias alternativas—y la modificación de comportamientos diurnos son suficientes para reducir el bruxismo nocturno. 
Se suele implementar la relajación de la musculatura corporal como alternativa viable para la reducción y eliminación de los estados de nerviosismo, estrés y ansiedad.

https://www.facebook.com/noeliamelunamadridnorte

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica