domingo, 24 de mayo de 2015

DISPAREUNIA - MENOPAUSIA

Causas de la dispareunia femenina
Casi 3 de cada 4 mujeres experimentan dispareunia en algún momento de sus vidas, pero pocas conocen en qué zonas y las causas por las que presentan dolor durante el sexo.
Las zonas más propensas a ser afectadas por la dispareunia son la vulva, el vestíbulo, el interior de la vagina y el perineo. 
Las causas de la dispareunia son diversas dependiendo del caso y la edad, vamos a ver algunas:
Atrofia vaginal
Durante la menopausia la producción ovárica de estrógeno disminuye, lo que ocasiona que el tejido vaginal sea más delgado, esté menos lubricado y elástico, el resultado: sequedad, ardor, picazón y dolor.
Vestibulodinia
Es un síndrome de dolor crónico que afecta el vestíbulo, entre sus causas se encuentran la proliferación de células inflamatorias y debilidad de los músculos del piso pélvico.
Es el origen más común del dolor sexual en las mujeres menores de 50 años.
Enfermedades de la piel
Padecimientos como la psoriasis y el accema, pueden atacar la delicada piel del área genital, y por sí solas o mediante sus tratamientos, dificultar el mantener relaciones sexuales.
Problemas psicológicos
El estrés, ansiedad, depresión y la culpa, son factores que impiden disfrutar del sexo, al grado de generar vaginismo, contracción de los músculos de la entrada de la vagina, involuntario, lo que provoca una penetración dolorosa.
Disfunción sexual de la pareja
La inhabilidad de la pareja por lograr o mantener una erección, la eyaculación prematura o que tarde mucho en llegar al orgasmo, puede provocar excesiva fricción vaginal, es decir, un coito largo y doloroso.

Para aminorar las causas del dolor durante el sexo es recomendable la utilización de humectantes vaginales, dos o más veces durante la penetración; implementar juegos sexuales previos que aumenten la lubricación natural y regularmente usar ropa interior de algodón.

Los cambios físicos del cuerpo de la mujer cuando llega a la menopausia es la incómoda sequedad vaginal. 
El 80% de las mujeres que atraviesan la menopausia experimentan este síntoma. 
Además de ser muy incómodo, afecta directamente a la salud sexual. 
Justo cuando podemos disfrutar locamente del buen sexo sin tener que preocuparnos por un embarazo aparecen la picazón, ardor e irritación. 
La falta de lubricación además es molesta e incluso dolorosa.
¿Cómo combatir la sequedad vaginal para disfrutar de una gratificante relación sexual con tu pareja?
Ante todo debes consultar con tu ginecólogo para que te evalúe y te recete el tratamiento que considere más adecuado para tu caso particular. Posiblemente te recomiende una terapia de reemplazo hormonal (que tiene sus pros y sus contras), cremas con estrógenos o lubricantes vaginales. Entretanto, aquí tienes algunos sencillos remedios que pueden ayudarte.

Tratamientos para la sequedad vaginal

Lubricantes a base de agua. 
Los lubricantes a base de agua funcionan sin irritarte aún más (lo que te faltaba) el área genital como ocurre con los que tienen base de petróleo o los saborizados. 
Los lubricantes humectarán la abertura y el revestimiento vaginal por algunas horas, facilitando la penetración durante el sexo.
Bebe mucha agua, que ayuda a mantener la lubricación del área vaginal y contrarrestar la sequedad.
Puedes usar cremas vaginales de venta sin receta. 
Los efectos de una crema vaginal pueden durar hasta un día. 
Algunas mujeres dicen que las cremas que contienen extracto de camote les ayuda a combatir la sequedad vaginal pero no hay datos realmente fiables al respecto.
Usa un jabón especial que te ayude a mantener el PH natural de tu vagina, ya que los jabones normales pueden resultar demasiado agresivos.

Las isoflavonas imitan el efecto del estrógeno, puedes encontrarlas en alimentos como la leche de soja, el tofu o los edamames.
Otra hierba que no ha sido probada fehacientemente pero que algunas mujeres usan como remedio para la sequedad vaginal es la cimicifuga racemosa, los arandanos (frutos rojos), probioticos, y alimentos ricos en lactobacilus.
Quizá tu ginecólogo te recete estrógeno. 
Está disponible en crema, tableta, supositorio o anillo, y se coloca directamente dentro de la vagina.
La mantequilla de almendras, los aguacates, los aceites vegetales, la linaza, el trébol rojo, las cerezas, las manzanas, las nueces y pescados como el salmón, la caballa, los arenques y los esperlanos están repletos de grasa saludable que trabajará para darte una gran cantidad de beneficios que incluyen más humedad vaginal. Añádelos a tu dieta.
La sequedad vaginal es una molestia que puede arruinar tu vida sexual cuando llega una etapa de tu vida en que, finalmente, puedes disfrutarla sin problemas. 
¿Vas a dejar que te arruine la fiesta? 
Todas pasamos por lo mismo, la solución está en encontrar el remedio que mejor se adecúe a tus necesidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica