miércoles, 6 de mayo de 2015

GIMNASIA FACIAL II

TRABAJAREMOS LA PAPADA Y ACTIVAREMOS LOS MÚSCULOS DEL CUELLO (PLATISMO Y ESTERNOCLEIDOMASTOIDEO ENTRE OTROS)

La falta de tono de estos músculos, el aumento de peso, o que los tejidos pierden grosor con los años hacen que la gravedad acabe ganando la batalla y aparezca la típica papada (se puede observar tanto en hombres como en mujeres y no importa la edad).
Es una zona cuyos resultados se aprecian enseguida. Con estos ejercicios conseguimos corregir esos defectos con facilidad recuperando la tonicidad perdida al tiempo que ayudamos a relajar las tensiones instaladas en cuello y mandíbula, reafirmando a la vez el ovalo facial.
Para evitar el descolgamiento de la papada levanta ligeramente la barbilla y coloca el índice y pulgar en los bordes de la mandíbula como si la pinzaras. Desplaza el maxilar inferior estirando la mandíbula hacia delante, mientras con los pulgares masajeas toda la zona de la papada y el contorno mandibular. Ejerce suaves presiones hacia atrás para tonificar la zona y hacer que trabaje el musculo. 
Realízalo 8 veces.

Beneficio: Este ejercicio relaja las tensiones reflejadas en la mandíbula y tonifica la zona de la papada que vuelve a tersarse, asimismo reafirma el ovalo.
Con la cabeza ligeramente levantada (vigila no sobrecargar las cervicales) inhala, saca la lengua e intenta tocarte la nariz. Mantén durante 6 segundos, exhala y relaja. Repite 8 veces.
Beneficio: Este ejercicio verás que es muy efectivo y rápidamente consigue tonificar la papada al activar los músculos del cuello. 
También verás cómo se reafirma el ovalo facial.
Al imitar la boca de un pez contrayendo y proyectando los labios hacia el frente los músculos del cuello se activan. 
Para realizar el ejercicio partiremos de la boca abierta como si pronunciáramos una A y el cuello ligeramente levantado y la iremos cerrando progresivamente subiendo el maxilar inferior hasta encontrarse con el labio superior. 
Una vez la boca está cerrada mantendremos la postura 6 segundos.
Beneficio: Se fortalece el contorno facial, se activa la musculatura del cuello y se tersa la zona de la papada. Es asimismo una gran ayuda para relajar las tensiones que se reflejan en el maxilar.
MASAJE:
Efectuaremos un masaje ejerciendo cachetes suaves en la papada y el contorno con la parte superior de la mano. 
Contar hasta 20 veces.
También podéis realizar un masaje utilizando los puños y haciéndolos rotar por la zona de la papada, lo cual ayudara a drenar el exceso de grasa de la zona. Unas 10-12 veces.
RECOMENDACIONES:
Evitar utilizar cremas muy ricas o nutritivas en los cuidados del cuello justo en la zona de la papada ya que esta zona tiende a acumular la grasa. 
TRABAJAREMOS LOS ORBICULARES DE LA BOCA, MASETERO Y BUCINADOR
Vocalizar exageradamente y con fuerza “A” “E” “I” “O” “U” forzando el gesto al hacerlo, para ello haremos una respiración profunda y pronunciaremos “A” abriendo la boca de modo exagerado mientras exhalamos. Y así con el resto de vocales. 
Repetiremos la secuencia 3 veces .Beneficios: Este ejercicio además de trabajar la tonificación de la musculatura de la zona, relaja las tensiones pues al realizar una apertura de los maxilares permite que se disipan y es posible que incluso que efectuemos algún bostezo. 
(Otra forma de eliminación de la tensión).
Inhala y coloca las yemas de una mano encima de los labios superiores y sube el labio hacia arriba. 
Mantén está posición 6 segundos y exhala. Repite el ejercicio 8 veces.
Beneficio: Este ejercicio define los labios y evita la formación de arrugas en el labio superior pero principalmente la presión hacia arriba al impulsar el mentoniano efectúa un balanceo que ayuda a que no se instalen las tensiones en la zona de la bucal, dándoles salida.
MASAJE PARA RELAJAR TENSIONES EN LA ZONA BUCAL:
Bruxismo es cuando una persona aprieta los dientes o los hace rechinar (deslizar o frotar los dientes de atrás hacia adelante uno sobre el otro). El estrés es una patología de la ajetreada sociedad de nuestros días.
SINTOMAS
Nerviosismo: ansiedad, estrés y tensión.
Dolor de cabeza y cuello, de espalda y hombros.
La bruxomanía erosiona y fractura las piezas dentarias y provoca dolor e incluso inflamación de la mandíbula.
Dolor de oído (en parte porque las estructuras de la articulación tempo-mandibular están muy cerca del conducto auditivo externo)

RECOMENDACIONES:
Masajes, se hacen con la boca entreabierta y la lengua apoyada en el paladar:
Acostumbrarse, cuando se acuerden, a colocar la punta de la lengua apoyada en el paladar, eso obliga a separar las mandíbulas y evita el bruxismo.
Masajear con la boca entreabierta la parte justo detrás de la última muela, hasta el ángulo de la mandíbula. Hacer 5 movimientos circulares hacia adelante y 5 hacia atrás.
Colocar los dedos en el punto donde se encaja la mandíbula inferior en la superior. 
Ahí se hacen los mismos movimientos (si les hace crack al abrir la boca. no darle importancia).
TONIFICACION DE LOS ZIGOMÁTICOS (MEJILLAS)
Si no se trabaja esta zona nos encontramos que con el tiempo se descuelga la musculatura al tirar la gravedad hacia abajo, y se marca el rictus que afea, más aún si nuestras mejillas son pronunciadas. Al realizar estos ejercicios combatimos todos estos efectos negativos.
Pómulos y mejillas: Pon las manos sobre las mejillas. Inhala y al exhalar lleva los labios hacia adelante lo más posible, mientras las manos presionan los músculos de las mandíbulas hacia atrás. Igual que si estuvieras inflando un globo. Suelta todo el aire y vuelve a la posición inicial. Repite el ejercicio 8 veces.
Este ejercicio tonifica los zigomáticos que se elevaran subiendo las mejillas y se relajan las tensiones en la zona mandibular cerca de la oreja.
Marcamos exageradamente “U” “I” “U” “I”, sintiendo con la “U” como si sopláramos y con la “I” como si sonriéramos, notando que se marcan las mejillas y se endurecen. Repite el ejercicio 8 veces.
Con este ejercicio realizaremos un estiramiento de la musculatura de los zigomáticos y evitaremos que se instalen tensiones en la zona suprabucal.
Para fortalecer las mejillas y evitar la flacidez definiendo mejor el contorno del rostro. Cierra los labios y da la sonrisa más forzada que puedas. Repite el ejercicio 8 veces.
Este ejercicio conseguirá tonificar las mejillas y reafirmarlas para evitar que se descuelguen y se marque el rictus (surco que recuerda los bigotes mexicanos).
Para relajar las tensiones faciales - Inhala profundamente. Cierra los puños con fuerza y aprieta todos los músculos faciales. Luego, exhala al tiempo que abres la boca, sacas la lengua, miras hacia el entrecejo y abres las manos. Repite el ejercicio 5 veces.
Zona ocular
La Gimnasia facial es un método natural que elimina las tensiones faciales y oculares tonificando la musculatura facial con una mejora visible de nuestra expresión. Trabajaremos los orbiculares del ojo superior e inferior, tonificando la zona.
Con estos ejercicios vamos a evitar que se marquen las arrugas, o que caiga el párpado superior debido a la flacidez, asimismo ayudaremos a drenar bolsas y eliminar las ojeras. Trabajaremos los orbiculares del ojo superior e inferior, tonificando la zona.
La zona de los ojos acusa el cansancio debido a la mala iluminación, a fijar la vista en exceso limitando el parpadeo; ordenador, televisión, teléfono móvil, tareas administrativas durante horas prolongadas, pero además el cansancio ocular hace que entornemos los ojos, postura que acaba provocando esas arrugas laterales denominadas “patas de gallo”.
¿Qué podemos hacer para evitarlo?
Los ejercicios de gimnasia facial nos ayudan a humectar y oxigenar el ojo, aliviando el estrés ocular y retrasando la vista cansada, además de tonificar la zona.
Podéis probar de realizar los siguientes ejercicios para notar sus beneficios.
Sin estirar sujeta la cola de tus cejas con el dedo índice (empujando levemente hacia arriba) mientras que el dedo pulgar lo apoyaremos en el pómulo (como si lleváramos un antifaz) , cierra los ojos de golpe para hacer fuerza y posiblemente notaras un temblor debido al trabajo muscular, sostén 6 segundos y ábrelos. Efectuar el ejercicio 4 veces.
Beneficios. Notaréis como este masaje relaja la zona, la oxigena y activa la microcirculación, disipando la tensión y despertando la musculatura. El párpado se tersará y el ojo se verá más abierto.
 Este ejercicio se utiliza en el yoga y resulta muy efectivo, es el del reloj, lo combinaremos con la respiración.
Con los ojos abiertos imagina que miras un reloj, inhala y sube los ojos hacia el techo como si miraras a las 12, ve soltando el aire mientras mantienes esa posición y cuando lo hayas soltado regresa con los ojos a la posición del centro, vuelve a inhalar y dirige los ojos hacia la derecha como si miraras a las 3 , ve soltando el aire mientras mantienes esa posición y cuando lo hayas soltado regresa con los ojos a la posición del centro, vuelve a inhalar y dirige los ojos hacia el suelo como si miraras a las 6 y ve soltando el aire mientras mantienes esa posición y cuando lo hayas soltado regresa con los ojos a la posición del centro, vuelve a inhalar y dirige los ojos hacia a las 9, ve soltando el aire mientras mantienes esa posición y cuando lo hayas soltado regresa con los ojos a la posición del centro. Repetiremos 5 veces.
Beneficios. Este ejercicio relaja las tensiones oculares, hidrata el ojo y lo oxigena activando su microcirculación. El ejercicio respiratorio nos aportará serenidad y un mayor incremento de oxígeno que activará nuestras células.
Para evitar bolsas y ojeras, Con los ojos abiertos apoya los índices sobre los parpados inferiores sin presionar en exceso, cierra los ojos utilizando únicamente el parpado inferior mientras los dedos índices están colocados encima de él. (Como si pusieras cara de malo). Sube y baja el párpado 8 veces, lentamente.
Beneficios. Este ejercicio ayuda a drenar la zona y rebajara las bolsas, tonificara la pequeña musculatura del parpado inferior y este movimiento oxigena y activa la microcirculación, erradicando con la práctica las ojeras.
MASAJE:
Para relajar los ojos, ábrelos y ciérralos fuertemente masajeándolos y sin marcar arrugas.
 Realizaremos unas digitopresiones siguiendo el orbicular para desembozar los canales energéticos. Presionaremos un punto, contaremos hasta 6 y soltaremos de golpe. 
El lagrimal es la zona de limpieza del ojo con lo que finalizaremos allí las presiones ayudando a drenar la zona.
Acabaremos efectuando palming para relajar la vista y transmitirle la energía de nuestras manos. 
Nos frotaremos las manos hasta sentir calor y las colocaremos encima de los ojos, manteniendo los ojos abiertos para recibir mejor esa energía y mantendremos 10 segundos.
Como resultado notaréis una sensible mejoría de la carga ocular diaria, con los ejercicios los ojos se mostraran más abiertos y más vivaces, evitaremos la formación de arrugas al tonificar los pequeños músculos del ojo.
Trabajaremos los músculos Frontal, Temporal , Procero y el orbicular superior del ojo.
Vamos a realizar un par de ejercicios que alternan la tonificación y la relajación de los músculos faciales para que puedan notar el trabajo muscular.
Coloca las yemas de los dedos encima de las cejas, justo encima del entrecejo , unas frente a las otras, de modo vertical , que cubran la musculatura frontal y al bajar la musculatura de la frente, realiza una ligera presión en el sentido opuesto, o sea hacia arriba y hacia atrás, para que el musculo tenga que trabajar. 
Efectuar el ejercicio 8 veces.
Este ejercicio previene las arrugas de expresión que se marcan en la frente y se relajan las tensiones.
Con el dedo índice y pulgar pinza suavemente el arco de la ceja desde el inicio hasta llegar al final del arco para finalmente bajar la musculatura de la frente y mantener esa presión durante 6 segundos. Efectuar el ejercicio 8 veces.
Este ejercicio relaja las tensiones frontoculares y redefine las cejas al tonificar el musculo frontal.
Posiciona el dedo índice y pulgar en la zona del entrecejo y frunce el entrecejo mientras que empujas suavemente los dedos hacia arriba para conseguir que el musculo trabaje ,se oxigene y relaje la tensión acumulada.
Este ejercicio previene la tensión que se instala en esta zona y se incrementara la musculatura del procero evitando que se marque esa fea arruga de expresión que se produce al fruncir el ceño.
MASAJE:
En la cabeza (cuero cabelludo) y frente se acumulan focos de tensión que comprometen nuestra energía, salud y bienestar.
Al estar bajo estrés y tensión, el cuerpo libera adrenalina y cortisol a niveles elevados que producen una cascada de efectos negativos en el organismo. 
Los beneficios físicos y psicológicos del masaje han sido reconocidos y valorados desde la antigüedad.
Si nos acostumbramos a realizar un masaje en esta zona notaremos como rápidamente se libera la tensión, se activa el riego sanguíneo (cerebro, memoria) y nos sentiremos más ligeros para afrontar las decisiones del día a día.
Empezaremos pasando los dedos, como si fueran las puas del peine, por la cabeza, empezando por la frente y efectuando un arrastre con las yemas de los dedos acabando en la nuca (4 veces)
Después pasaremos a realizarnos un masaje mediante movimientos circulares utilizando el dedo índice y corazón marcando tres recorridos, nacimiento del cabello y sienes, zona media de la frente y zona superior de la ceja. Empezaremos desde el centro de la frente y nos deslizaremos a los laterales, y al llegar a las sienes volveremos otra vez a realizar un nuevo recorrido.

Como resultado obtendremos un aumento de la irrigación sanguínea (alimento para nuestra piel y músculos) con el masaje oxigenaremos y relajaremos la zona y nuestro rostro se mostrara sereno, recuperando el estado que habíamos perdido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica