sábado, 16 de mayo de 2015

PRESARIO VAGINAL

¿Qué es un pesario vaginal?
Un pesario vaginal es un dispositivo de plástico que se coloca dentro de su vagina para ayudar a dar soporte a su útero (matriz), vagina, vejiga o recto.
El pesario se usa con mayor frecuencia para el prolapso uterino. 
Prolapso significa que el útero desciende o se descuelga dentro del canal vaginal puesto que los músculos y ligamentos que lo debieran sostener se han debilitado. 
Esto puede ocurrir después de que des a luz o de que tienes una cirugía de la pelvis. 
El prolapso uterino por lo general se corrige con una cirugía, pero también puedes usar un pesario vaginal para ayudar a colocar el útero en su lugar.
Un pesario puede ayudar si tienes cistocele (cuando la vejiga desciende dentro de la vagina) o rectocele (cuando la pared del recto forma una hernia en la parte inferior de su vagina).
Un pesario también puede ser útil a muchas mujeres que tienen incontinencia urinaria por estrés; es decir que se les escapa orina al toser, hacer esfuerzo o hacer ejercicio. 
Las mujeres embarazadas que tienen incontinencia también pueden usar un pesario vaginal.
¿Qué tipo de pesario vaginal usaré?
Tu médico decidirá qué tipo de pesario debes usar dependiendo del problema que tengas. 
El pesario tiene que quedar bien de modo que pueda funcionar correctamente y no incomodar. 
Tu médico te pondrá pesarios de tamaños distintos hasta encontrar el que mejor se adapte a su cuerpo.
Después de la primera vez que te lo colocan tendrás que regresar al consultorio del médico en un par de días para hacer que le revisen el pesario nuevamente. 
Después de eso, probablemente, te lo revisaran cada par de meses. A veces, el tamaño o la forma del pesario tendrá que cambiarse.
¿Cómo cuido de mi pesario vaginal?
Es importante que sigas las instrucciones de tu médico acerca de cómo cuidar del pesario. 
La mayoría de pesarios pueden usarse durante muchos días a la vez, antes de que tenga que sacarse y limpiarse con agua y jabón solamente. 
Es posible que seas capaz de sacar, limpiar, y reinsertar el pesario por ti misma, o el médico puede pedirte que vayas a su consultorio para que él pueda hacerlo. 
Asegúrate de asistir a tus citas de chequeo y de limpiar el pesario como tu médico te lo indique.
¿El pesario vaginal causa algún efecto secundario?
Puedes notar más flujo vaginal de lo normal. 
Su flujo vaginal posiblemente también desarrollará un olor. 
Ciertas jaleas vaginales pueden ayudar con estos efectos secundarios. 
Limpiar tu pesario vaginal con mayor frecuencia también puede ayudarte con el mal olor.
Otro efecto secundario que puede aparecer es irritación vaginal. 
Las mujeres que ya han pasado por la menopausia pueden tener que usar crema de estrógeno para ayudar a aliviar la irritación.
¿El pesario se puede perder o caer?
La vagina es un tubo cerrado. 
El pesario no puede irse a ningún otro lugar dentro del cuerpo. 
Sin embargo, el pesario se puede caer afuera de la vagina si se esfuerza demasiado o si levantas algo pesado. 
Por lo general esto significa que tu pesario es demasiado pequeño. 
Habla con tu médico si el pesario se te cae continuamente.
¿Qué más debo saber?
Muchos pesarios vaginales pueden usarse durante el coito; tu médico le dirá si el que tienes no se puede usar durante el mismo. 

Asegúrate de informarle al médico pronto si sientes cualquier incomodidad con el pesario, si te cuesta trabajo orinar o tener una evacuación intestinal.
¿Son lo mismo los pesarios vaginales que los conos?
El hecho de llamarse “pesario” parece estar determinado que tiene que ver con peso y por lo tanto asimilar o confundir bolas chinas o conos vaginales con un instrumento que solo tiene que ver en que se coloca en la vagina.
Los pesarios vaginales son un dispositivo habitualmente un aro reforzado que se coloca en el interior de la vagina para evitar el prolapso, es decir la caída del útero, vagina  o vejiga. 
Es un dispositivo medico, recomendado y colocado por primera vez por tu ginecólogo. 
El prolapso uterino que es en el que más se usa un pesario vaginal  evita que el útero descienda sobre el canal vaginal  debido a que los músculos que lo sujetan están debilitados por los partos o por una cirugía.
Los pesarios vaginales suelen tener un mantenimiento básico de limpieza y en principio no deberían molestar, será el médico el que determine cuál es el modelo más adecuado. 
No suelen tener efectos secundarios, solamente es habitual el aumento del flujo, y quizá algún mal olor vaginal.
Al ser un anillo y el canal vaginal un tubo cerrado al igual que las bolas chinas no puede perderse, caerse si,  podría existir esa posibilidad, por una mala elección del tamaño o por músculos vaginales demasiado débiles.
Muchos pesarios pueden usarse y tener relaciones con penetración sin molestias, es algo que tienes que hablar con el ginecólogo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica