lunes, 25 de mayo de 2015

RESEQUEDAD VAGINAL

TRATAMIENTOS ALTERNATIVOS PARA LA RESEQUEDAD VAGINAL

¿Existe algún tratamiento no farmacológico para la resequedad vaginal?
Hay muchas causas de la resequedad vaginal. 
Puede ser provocada por la reducción en los niveles de estrógenos, infección, medicamentos y otros factores. 
Antes de automedicarse, consulta con el médico.
Los lubricantes a base de agua y los humectantes vaginales funcionan muy bien. Los lubricantes humectarán la abertura y el revestimiento vaginal por algunas horas. Los efectos de una crema vaginal pueden durar hasta un día.
Las semillas de soya contienen sustancias vegetales llamadas isoflavonas, las cuales tienen un efecto del cuerpo que es similar a los estrógenos, pero más débil. 
Por lo tanto, pareciera que una dieta rica en productos de soya mejoraría los síntomas de la resequedad vaginal. 
Se continúan realizando estudios de investigación en esta área, pero aún no se conocen las fuentes ni las dosis ideales. 
Los alimentos de la soya abarcan el tofu, la leche de soya y las semillas enteras de soya (también llamadas edamame).
Muchas mujeres aducen que las cremas que contienen extracto de camote les ayudan con su resequedad vaginal. 
Sin embargo, no hay una buena investigación que haya evaluado estas cremas. 
Además, no se ha encontrado que los extractos de camote tengan una acción similar a la de los estrógenos o la progesterona. 
Algunos de los productos pueden tener un agregado de acetato de medroxiprogesterona (AMP) sintética. 
El AMP es un derivado de la progesterona y también se usa en los anticonceptivos orales. 
Al igual que todos los suplementos, los productos que contienen AMP se deben utilizar con precaución.

La cimicifuga racemosa es una hierba que algunas mujeres usan como suplemento dietario para el alivio de síntomas de la menopausia. 
Sin embargo, no se sabe si esta hierba ayuda con la resequedad vaginal.
¡Evita la higiene extrema!
La sexualidad es parte importante de los seres humanos, debido a que influye en todas sus emociones, actitudes, pensamientos y sentimientos. 
Por ello, es importante que las personas gocen de un sexo pleno y placentero.
Existen algunos problemas que limitan la sensación de placer y disminuyen el deseo sexual, como la resequedad vaginal, la falta de lubricación de la vagina, la cual afecta a cerca del 50% de las mujeres entre los 40 y 50 años.
Regularmente, este padecimiento genera síntomas como comezón, sensibilidad, irritación, inflamación y problemas para lograr el orgasmo. 
Entre sus causas más comunes se encuentran una insuficiente cantidad de estrógenos en el organismo, la menopausia, infecciones genitales, irregularidades del ciclo menstrual, postparto, lactancia, estrés y depresión.
Para evitar el distanciamiento con tu pareja, recuperar tu intimidad y disfrutar de un coito sin problemas utiliza lubricantes o cremas humectantes vaginales. Los productos con base hídrica ayudan a humectar la vagina y disminuyen las lesiones vaginales.


Evita el uso de jabones, lociones, perfumes o duchas vaginales con fragancia
Lleva una dieta rica en soya: Ésta tiene sustancias vegetales llamadas isoflavonas, las cuales imitan ligeramente la acción de los estrógenos.


Visita a tu médico para que realice un diagnóstico adecuado y te ofrezca un tratamiento que alivie los síntomas.
Incrementa la ingesta de agua: 
Al tomar los dos litros del vital líquido diarios, tu cuerpo se hidrata e incrementa tu lubricación vaginal, con lo que puedes tener un sexo divertido y excitante.
Haz ejercicio: 
La actividad física equilibra tu cuerpo y ayuda a producir la lubricación.
Alarga los juegos preliminares: 
Prolonga los abrazos, besos y caricias antes de la penetración; esto te ayudará a lubricar la vagina y prepararla para el coito. 
Las mujeres que han llegado a la menopausia necesitan un periodo más largo de excitación para producir el lubricante necesario.
Mantén una higiene adecuada: 
Permitirá la eliminación de microorganismos responsables de las alteraciones del PH de la vagina. 
No abuses de las duchas vaginales, los cuales pueden perjudicar la flora de la zona.

El jabon de aceite de árbol de té tiene propiedades bactericidas, antisépticas y cicatrizantes, ayuda a regenerar la piel.
El aceite de árbol de té es un potente antiséptico. 
Es un aceite ideal para combatir y tratar pieles con acné, se obtiene de la destilación de las hojas del árbol Melaleuca Alternifolia.
Originario de Australia y como ingrediente en el jabón le transfiere sus propiedades. 
Los aborígenes australianos lo han utilizado por sus numerosas propiedades desde hace cientos de años. 
El aceite de árbol de té tiene propiedades bactericidas, antisépticas y cicatrizantes, ayuda a regenerar la piel.
Está indicado para tratar la piel con acné, porque favorece la eliminación de grasa, limpia la piel y alivia y baja la inflamación de las pequeñas heridas que provocan los granitos. Para el cuidado y limpieza de los pies. 
Recomendado también en el aseo diario de personas que acuden a gimnasios o piscinas y pueden quedar expuestos a hongos e infecciones dérmicas.
Y para la limpieza intima.


Recuerda que el nerviosismo y el estrés son responsables en la disminución de la lubricación vaginal, así que opta por tomar un baño relajante antes de irte a dormir, escucha un poco música y seduce a tu pareja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica