martes, 30 de junio de 2015

COMIDA AFRODISÍACA: ¿MITO O REALIDAD?

Qué opinan los expertos sobre el tema y cuáles son sus consejos para hacer de la cena un momento más sensual.
Comer con la mano una costilla de cordero y convidarle a nuestro acompañante un bocado es, sin dudas, algo muy sensual. 
También lo es saborear los frutos de mar que, con su aroma, nos recuerdan los sudores femeninos”,  en relación a los platos o ingredientes llamados afrodisíacos, que aluden a características que propiciarían la estimulación erótica y cierta motivación para el sexo.
“El secreto está en la ambientación, tanto del plato como del espacio donde se va a comer. 
Recetas donde la pareja no sólo disfrute del comer, sino del ver a su acompañante hacerlo son las más apropiadas. Comidas donde se utilicen los dedos, se incluyan alimentos coloridos y que se puedan compartir tendrán mayores chances de lograr cierto clímax”, 
Algunos de los principales ingredientes identificados como afrodisíacos son, los espárragos, ostras, higos frescos, el anís, miel, almendras, papaya, banana, chocolate, frutillas y frutos rojos en general. También la palta y las flores comestibles. “Un plato puede ser sensual cuando nos provoca sensaciones por su aroma". 
“Algunas sustancias también alteran nuestro sistema nervioso y ayudan a la estimulación. 
La teobromina, por ejemplo, que abunda en el chocolate; o un postre licoroso, el champagne o un vino frutado”.

¿Mito o realidad?

“Si bien científicamente no está probada la existencia de alimentos que contengan tales cualidades, quizás algunos pueden ayudar a generar un clímax adecuado. 
Por ejemplo, las almendras, que tienen mayor contenido calórico y, por tal, energético”
Por su parte, algunos sexólogos sostienen que “no existe la comida afrodisíaca. 
Se tejieron y difundieron metros de tinta para señalar que nueces, higos, frutos silvestres, bananas, avellanas y docenas de elementos comestibles son afrodisíacos. 
Pero, lamentablemente, no hay elementos farmacológicos efectivos para estos elementos”.
Por otra parte, tambien explican que los beneficios que se le atribuyen a determinados alimentos “son propiedades simbólicas, es decir, funcionan dentro de un imaginario compartido, en una misma época, por grupos humanos de una misma cultura. 
Su efectividad depende del grado de convicción del comensal, más que del resultado de su ingesta”.
Mientras algunas culturas consideraron a los huevos de algunos animales o sus órganos sexuales como elementos de seducción, actualmente, la cultura occidental atribuye a otro conjunto de alimentos esos poderes. 
“Todo esto sucede porque para las personas, el hecho de alimentarse significa mucho más que saciar el hambre: es darle significado al mundo”, 
“No hay un ingrediente mágico". 
Nadie puede creer que por comer un plato de este tipo saldrá hecho una locomotora a vapor.
 Se trata de una propuesta lúdica, un juego que, si lo jugamos como cuando éramos niños, puede tener efectos demoledores”. 
Luces bajas, un clima agradable y una rica comida pueden ayudar a generar un clima sugerente. 
Sin embargo, el componente afrodisíaco más poderoso y sobre el que más hay que trabajar es, sin dudas, la imaginación.

LAS MEJORES COMIDAS AFRODISÍACAS PARA DISFRUTAR EN PAREJA
Ostras, chocolates, hierbas aromáticas y nueces son algunos de los ingredientes que pueden estimular tu deseo sexual y el de tu compañero. ¿Cuáles son tus preferidos?
Desde las ostras y el chocolate hasta el clavo de olor y la cebolla pueden generar tentadores efectos en las artes amatorias. 
Se llama comidas afrodisíacas a los alimentos que estimulan el erotismo y pueden aumentar el apetito sexual. 
Si bien no existen pruebas que demuestren científicamente que ciertas comidas estimulan el deseo y mejoran el desempeño sexual, se sabe que existen alimentos que se caracterizan por contener una alta proporción de calorías y elementos energéticos que, en combinación con algún ambiente especial y una propuesta tentadora, pueden extraer lo mejor de los dos mayores placeres terrenales: el sexo y las ricas comidas.

Los condimentos del amor

Las hierbas aromáticas y especias son las estrellas de la comida afrodisíaca. Espolvoreamos un poquito por allá y agregamos una pizca por acá y todo toma otro color. 
Por ejemplo, la cultura más tradicional de Haití alberga una leyenda en relación a la albahaca. 
Según cuenta la historia, la diosa del amor enamoró a más de mil hombres gracias a esta planta aromática. 
Así que, chicas, ¡a tenerla en cuenta!
¿Hay algo más tentador que el chocolate? El cacao contiene elementos que resultan altamente estimulantes, como teobromina y feneletiamina y sus efectos se producen, sobre todo, en lo relacionado con las facultades mentales, ya que ayuda a combatir la fatiga y tonifica el sistema nervioso. 
En este sentido, también la zanahoria -además de ser buena para la piel- reconstituye el sistema nervioso y estimula los impulsos nerviosos, activando la reacción sexual.
Entre las frutas secas, la más conocida es la nuez, ya que, según dicen ayuda a retrasar la eyaculación. 
Habrá que probar... Además, las almendras son un símbolo tradicional de fertilidad y se cree que inducen la pasión en las mujeres. 

Los mejores afrodisíacos para mujeres

Azafrán
Este condimento mejora la circulación sanguínea y, al estimular al útero, también aumenta el deseo sexual.
Canela
La famosa es un gran estimulantes, especialmente, cuando se combina con arroz y leche.
Pimienta
Tanto la blanca como la negra, son condimentos muy excitantes. Sus efectos se acentúan sobre los órganos genitales, gracias a su acción vasodilatadora.
Ostras
Tienen un alto contenido de minerales que ayudan a un mejor rendimiento sexual, generando cierta dilatación de la vagina.
Menta
Es común escuchar que el principal afrodisíaco es la mente y, en especial, en las mujeres. 
Y, en este sentido, esta planta -una de las primeras utilizadas como estimulante- actúa como un suave estimulante del sistema nervioso.

Los mejores afrodisíacos para hombres

Clavo de olor
Entre sus múltiples propiedades, se sabe que genera la sensación de calor. En la India, se suele masticar sus semillas para suavizar el aliento y, además, hay una tradición que dice que combate la impotencia.
Polen
Este ingrediente es altamente energizante y aumenta el deseo sexual y la libido.
Si el hombre consume polen diariamente, se dice que, luego de una semana, su cuerpo producirá mayor cantidad de esperma.
Palta
Su efecto afrodisíaco se centra en sus semillas. Se recomienda dejarlas ablandar en leche para luego comerlas, ya que mejora la potencia viril.
Calabaza
También son las semillas de esta planta las que contienen los principales ingredientes que afectan la libido y aumentan el deseo sexual. Para los hombres con problemas de próstata, se dice que las hormonas contenidas en las semillas (que es mejor utilizar verdes) puede tener un muy buen efecto.
Cebolla

Esta planta se recomienda ante casos de impotencia y debilidad sexual. Además, se dice que ayuda a mantener la erección.

lunes, 29 de junio de 2015

MENOPAUSIA

Menopausia significa el fin de los períodos menstruales. 
Puede darse antes de los cuarenta años (menopausia prematura ) o tan tarde como a los sesenta. 
Lo considerado normal es a partir de los cincuenta años.

La Menopausia es una etapa normal de la vida. 
Es el final de un ciclo que comenzó en los albores de la juventud. 
Lo que ocurre es que se ha hablado y creado tanta fantasía a su alrededor que la ha convertido casi en una enfermedad, en un padecimiento. 
Todo en la vida tiene un principio y un fin, la menopausia es un ciclo que se cierra y puede ocasionar ciertos inconvenientes por los cambios hormonales que se dan en el organismo, pero la mayoría tienen más que ver con la parte emocional, más que con lo fisiológico. 
Esto no significa negar su existencia, simplemente es aceptarla y transitarla como tal permitiéndose vivirla y no padeciendo.

Los cambios hormonales previos a la menopausia pueden producir hinchazón en el cuerpo por retención de líquido. 
Se producen a veces olvidos, sensación de torpeza, inmensa necesidad de comer cosas dulces y “ricas”. 
Es frecuente sentir tristeza, depresión, irritabilidad, hipersensibilidad. Seguramente una óptica diferente y una educación desde pequeñas que permita aceptar los cambios físicos, y por ende psíquicos, como etapas normales de la vida, evitarían tan amplia gama de síntomas.
El cambio hormonal propio de la menopausia puede producir sequedad vaginal, que torna más dolorosas las relaciones sexuales, accesos de calor, sudoración nocturna, piel seca, calambres, venas varicosas, senos sensibles y doloridos, dolores en las articulaciones, ansiedad, depresión y osteoporosis.

Remedios naturales o alternativos.

- Una alimentación rica en soja por su aporte de fitohormonas naturales, dándole prioridad al tofu.
- La soja tiene un efecto equilibrador del sistema hormonal.
- Las Isoflavonas son sustancias presentes en la soja y que aumentan en los productos fermentados, se consiguen en forma de comprimidos de extracto seco de soja. Suelen venir combinadas con hierbas, que refuerzan por su concentración el efecto positivo de la ingesta de soja.
- Tomar infusiones de: Espino blanco, ortiga o salvia.
- Incluir en la dieta levadura de cerveza virgen.

- Comer manzanas, peras, tomates, ciruelas secas, pasas de uva, dátiles, que aportan Boro. Este oligoelemento ayuda a retener el calcio y el magnesio e incrementa los niveles de estrógeno.

domingo, 28 de junio de 2015

SEXO: CURIOSIDADES MUY CURIOSAS

¿SE PUEDE HACER EL AMOR DURANTE LA MENSTRUACIÓN?
Desde el punto de vista médico, el sexo durante la regla no presenta ninguna contraindicación para la salud, aunque algunos educadores sexuales advierten de que el coito sin preservativo durante la regla no se considera "sexo seguro", pues existe un mayor riesgo de adquirir una ETS, esto es, una enfermedad de transmisión sexual.
Salvo esto, hacer el amor en estas fechas es una cuestión de gustos, ya que para algunos hombres y mujeres puede resultar incómodo o desagradable. 
Hay mujeres que se sienten sucias y avergonzadas, muchas veces influenciadas por los tabúes que persisten en torno a la sangre menstrual.
Otras, sin embargo, prefieren hacerlo durante el periodo, ya que el orgasmo les alivia de los dolores de la regla o porque les sube la libido a causa de los cambios hormonales.

¿QUÉ ES EL SEXO TÁNTRICO?
Es una forma de realizar el acto sexual basada en el Tantra, que en sánscrito quiere decir red o secreto. 
Se trata de un conjunto de textos y rituales religiosos esotéricos budistas e hindúes en los que el dios Shiva explica la filosofía del ritual tántrico. 
Éste incluye la práctica del sexo consciente como camino para potenciar la sensibilidad humana y focalizar toda la energía en una satisfacción mutua.
Este saber milenario, originario de los dravídicos, antiguos habitantes del valle del Indo, maneja la denominada energía sexual del individuo para alcanzar el éxtasis. 
El tantrismo utiliza una serie de técnicas para prolongar el placer sexual (bhoga) y retardar el orgasmo, lo que lo convierte en muy atractivo para Occidente, donde el sexo, muy orientado al placer masculino, se ha convertido en un deporte a contrarreloj.
En la filosofía tántrica,  no hay superioridad de un sexo y no hace distinción entre lo puro y lo  impuro, la belleza y la fealdad, el bien y el mal. 
Al igual que en la concepción taoísta de Yin-yang, los polos opuestos se complementan para configurar el proceso de lo divino. 
También considera que la eyaculación es un derroche de energía y enseña a sus seguidores a experimentar el orgasmo sin la emisión de semen. 
Incluso, hay corrientes que recomiendan el celibato para evitarla.

EL GÉNERO Y LA ORIENTACIÓN SEXUAL INFLUYEN EN LA CANTIDAD DE ORGASMOS QUE PODEMOS TENER
Un reciente estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto Kinsey para la Investigación en Sexo, Género y Reproducción en la Universidad de Indiana (EEUU) ha determinado que la cantidad de orgasmos depende tanto del género como de la orientación sexual y que, ante todo, las mujeres solteras son las que tienen menos probabilidades de experimentar uno.
Para su investigación, los científicos realizaron una encuesta online a 6.151 hombres y mujeres de 21 años de edad.
En la encuesta, los participantes tenían que responder respecto a cuál era su sexo, su orientación sexual y cuánto tiempo había pasado desde que habían tenido un orgasmo con una pareja.
Finalmente se incluyeron los datos de 1.497 hombres y 1.353 mujeres que habían mantenido relaciones sexuales en los últimos 12 meses.
El análisis de los resultados reveló que cuando se trataba de una pareja estable, los hombres experimentaban un orgasmo en el 85% de las ocasiones, mientras que las mujeres sólo lo tenían el 63% de las veces.
Otra de las conclusiones del estudio es que las mujeres lesbianas tienen muchas más probabilidades de tener un orgasmo durante la relación sexual que las mujeres heterosexuales o las bisexuales, ya que su porcentaje ascendía al 75%. 
Las mujeres bisexuales conseguían llegar al orgasmo el 58% de las veces.
“La comprensión de los factores que influyen en la variación en la ocurrencia del orgasmo entre las minorías sexuales puede ayudar en la adaptación de las terapias conductuales para aquellos de diferentes orientaciones sexuales”, afirma Justin R. García, coautor del estudio que recoge la revista The Journal of Sexual Medicine.
Según el trabajo, el hecho de que las mujeres lesbianas ostenten el mayor porcentaje entre las mujeres, se debe a que éstas están más familiarizadas con el cuerpo de la mujer y, por tanto, conseguir el orgasmo en su pareja femenina es muy natural.
“Estos datos demuestran la necesidad de nuevas investigaciones sobre las experiencias sexuales comparativas y los resultados de las minorías sexuales, para comprender los mecanismos por los que las características sociodemográficas y, en particular, la orientación sexual, afectan los resultados de salud sexual, incluyendo experiencias de orgasmo”.

¿QUÉ OCURRE EN EL CEREBRO FEMENINO DURANTE UN ORGASMO?
la pregunta que lleva haciéndose algunos años el neurocientífico Barry Komisaruk, de la Universidad de Rutgers (EE UU).
Según cuenta en la última edición de la revista Journal of Sexual Medicine, en su último estudio para averiguarlo colocó a 11 mujeres de diferentes edades en un escáner de resonancia magnética nuclear y les invitó a autoestimular el cérvix, el clítoris, la vagina y los pezones, por separado. 
Las imágenes cerebrales revelaron que durante el orgasmo se producía un aumento en zonas diferentes de la corteza sensorial en los tres primeros casos.
Y que al estimular los pezones, además de las áreas del tórax, se activaban regiones cerebrales correspondientes a los genitales, lo que confirma que estimular los pezones también puede conducir a un orgasmo femenino.
En un orgasmo, la corteza sensorial cerebral es la primera en reaccionar. 
Pero después, la actividad se extiende al sistema límbico y, finalmente, alcanza el hipotálamo, que libera oxitocina, la hormona vinculada al placer.
Según Komisaruk, entender y controlar las áreas del cerebro que producen sensaciones placenteras puede ayudar a tratar la depresión, las adicciones e incluso la obesidad.

¿QUÉ ES LA SEXOMNIA?
Se denomina así a cualquier comportamiento sexual que se produce estando dormido.
Pese a que no hay estadísticas, existen algunos casos documentados.
En 2004, el médico australiano Peter Buchanan relató el episodio de una paciente que, aunque tenía pareja estable, se iba de casa sonámbula y mantenía relaciones con extraños.
Y en 2005 salió en la prensa el caso de un hombre que fue procesado por violar a la mujer con la que dormía.
Su defensa alegó que padecía trastornos del sueño y sonambulismo agudo, y la sentencia contempló la sexomnia como atenuante.
A veces, los compañeros de cama de los sexomnes optan por dormir separados para no ser molestados, aunque algunos han confesado que el sexo con su pareja dormida es mejor que cuando está despierta.

En todo caso, se empieza a considerar un trastorno serio entre cuyas causas se barajan la epilepsia y el consumo de drogas y alcohol.

sábado, 27 de junio de 2015

PRE-ENCUESTA: MENSTRUACIONES ANORMALES, DESPUÉS DE CESÁREAS




https://www.facebook.com/noeliamelunamadridnorte

viernes, 26 de junio de 2015

MENSTRUACIÓN, EL CICLO MENSTRUAL Y ¿COMO ES UN PERIODO MENSTRUAL TÍPICO?

¿Qué es la menstruación?

La menstruación es el sangrado mensual de la mujer. 
También se le llama regla, período menstrual, o período. Cuando una mujer tiene su período, está menstruando. 
La sangre menstrual es en parte sangre y en parte tejido del interior del útero (matriz). 
Fluye desde el útero, a través de la pequeña abertura del cuello uterino, y sale del cuerpo a través de la vagina. 
La mayor parte de los períodos menstruales dura de tres a cinco días.
Tener la regla es algo normal.
Suele durar de 3 a 7 días, aunque varía de mujer a mujer e incluso entre ciclos en una misma mujer.
También puede variar la cantidad de regla que expulsamos, aunque la cantidad habitual varía entre 50 a 150 ml.
El flujo menstrual varía de un día a otro dentro de un mismo ciclo.
Por regla general, el 70 % de las pérdidas se producen durante los dos primeros días de la regla y, los últimos días, las pérdidas son menores hasta desaparecer, el color, desde carmesí o rojo oscuro los primeros días hasta marrón los últimos.
La textura, unas veces será más espesa que otras.
Ocasionalmente, pueden aparecer restos de endometrio junto con la regla, algo parecido a coágulos. 
Es algo normal y nos ocurre a todas las mujeres alguna vez.
¿CUÁNTA SANGRE SE PIERDE EN LA REGLA?
La cantidad de flujo menstrual varía de una mujer a otra. 
Lo habitual es que se pierdan unos 100 mililitros de regla, un volumen que equivale a una tacita de café.
La regla está constituida por sangre, un óvulo no fecundado y el endometrio, que es la capa de mucosa que recubre el útero y que se expulsa al no haberse producido un embarazo. 
A lo largo de la menstruación, el flujo puede cambiar de color -de rojo a marrón oscuro- y de textura, pues no siempre es igual de espeso. 

¿Qué es el ciclo menstrual?

La menstruación es parte del ciclo menstrual, que ayuda al cuerpo de la mujer a prepararse todos los meses para un eventual embarazo. 
El ciclo comienza el primer día del período. El ciclo menstrual promedio dura 28 días, sin embargo, un ciclo puede durar de 23 a 35 días.

Algunas de las partes del cuerpo que intervienen en el ciclo menstrual son el cerebro, la glándula pituitaria, el útero y cuello uterino, los ovarios, las trompas de Falopio, y la vagina. 
Unos químicos del cuerpo llamados hormonas suben y bajan de nivel durante el mes, y causan el ciclo menstrual. 
Los ovarios generan dos hormonas femeninas importantes: el estrógeno y la progesterona. 
Otras hormonas que intervienen en el ciclo menstrual son la hormona foliculoestimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH), generadas por la glándula pituitaria.

¿Qué sucede durante el ciclo menstrual?

Durante la primera mitad del ciclo menstrual, los niveles de estrógeno crecen y hacen que el recubrimiento del útero crezca y se ensanche. 
Como resultado de la hormona foliculoestimulante, un huevo (óvulo) empieza a madurar en uno de los ovarios. 
Alrededor del día 14 de un ciclo típico de 28 días, un aumento en la hormona luteinizante hace que el huevo abandone el ovario. 
A esto se le llama ovulación.

Durante la segunda mitad del ciclo menstrual, el huevo comienza a desplazarse a través de la trompa de Falopio hacia el útero. 
Aumentan los niveles de progesterona, lo que ayuda a preparar el recubrimiento del útero para el embarazo. 
Si un espermatozoide fertiliza al huevo, y éste se adhiere a la pared del útero, la mujer queda embarazada. 
Si el huevo no es fertilizado, se disuelve o es absorbido por el cuerpo. 
Si no se produce el embarazo, los niveles de estrógeno y progesterona decrecen, y el recubrimiento ensanchado del útero es liberado durante el período menstrual.

¿Cómo es un período menstrual típico?

Durante el período menstrual, se libera el recubrimiento ensanchado del útero, y sangre adicional, a través del canal vaginal. 
El período de una mujer puede no ser igual todos los meses, ni ser igual al de otras mujeres.

Los períodos pueden ser leves, moderados o abundantes, y su duración también varía. 
Aunque la mayor parte de los períodos menstruales duran entre tres y cinco días, los períodos que duran entre dos y siete días son considerados normales.

Durante los primeros años luego de haber comenzado, los períodos pueden ser muy irregulares. 
También pueden volverse irregulares a medida que una mujer se acerca a la menopausia. 
A veces se recetan píldoras anticonceptivas en casos de períodos irregulares u otros problemas del ciclo menstrual.

 ¿A qué edad tiene una niña su primer período?

Otro término por el cual se conoce al comienzo de la menstruación es menarquía.
La edad promedio a la que una niña comienza a menstruar son los 12 años. Sin embargo, esto no significa que todas las niñas comiencen a menstruar a la misma edad. 
Una niña puede comenzar a menstruar en cualquier momento entre los 8 y los 16 años de edad. 
La menstruación no sucede hasta que todas las partes del sistema reproductivo de la niña han madurado y están funcionando en conjunto.

¿Por cuánto tiempo tiene períodos una mujer?

Las mujeres suelen tener períodos hasta la menopausia. 
La menopausia sucede, en promedio, alrededor de los 51 años de edad. Menopausia significa que una mujer ya no está ovulando (produciendo huevos) y por lo tanto no puede quedar embarazada. 
Así como la menstruación, la menopausia varía de una mujer a otra, y puede tardar varios años en suceder. 
Algunas mujeres tienen menopausia temprana debido a una cirugía u otro tratamiento, una enfermedad, u otras causas.

¿Qué tipos de problemas tienen las mujeres con sus períodos?

Las mujeres pueden tener distintos tipos de problemas con sus períodos, incluyendo dolor, sangrado abundante, y períodos salteados.

Amenorrea

La falta del período menstrual se donomina amenorrea. 
Este término se usa para referirse a la ausencia del período en mujeres jóvenes que a los 16 años de edad todavía no han comenzado a menstruar, o a la ausencia del período en mujeres que solían tener un período regular. Algunas de las causas de la amenorrea son el embarazo, la lactancia, y pérdidas de peso extremas causadas por enfermedades graves, trastornos alimentarios, ejercicio excesivo, o estrés. 
También puede estar relacionada con problemas hormonales (de las glándulas pituitarias, tiroides, ováricas o adrenales) o problemas de los órganos reproductivos.

Dismenorrea

Cuando la mujer tiene períodos dolorosos, incluyendo las molestias menstruales graves se donomina dismenorrea. 
En las mujeres jóvenes, el dolor suele no deberse a ninguna enfermedad o condición médica conocida. 
Los síntomas son causados por una hormona llamada prostaglandina. 
Algunos analgésicos de venta libre, tales como el ibuprofeno, pueden ayudar a aliviar estos síntomas. 
A veces una enfermedad o condición médica, tal como los fibromas uterinos o la endometriosis, es la que causa el dolor. 
El tratamiento depende de cuál sea la causa del problema, y de la gravedad del mismo.

Sangrado uterino anormal

Se le llama sangrado uterino anormal al sangrado vaginal diferente a los períodos menstruales normales. 
Incluye ocasiones de sangrado muy abundante o períodos inusualmente largos (también llamados menorragia), períodos demasiado frecuentes, y sangrado entre períodos. 
En adolescentes y en mujeres que se acerquen a la menopausia, los problemas de desequilibrio hormonal suelen causar menorragia, así como ciclos irregulares. 
A veces a esto se le llama sangrado uterino anormal. 
Otras causas del sangrado anormal son los fibromas y pólipos uterinos. 
El tratamiento para los problemas de sangrado anormal depende de la causa de los mismos.

¿Cuándo debería consultar a un médico acerca de mi período?

Debería consultar a su proveedor de atención médica en los siguientes casos:

Si tiene 16 años de edad y todavía no ha comenzado a menstruar.
Si su período de pronto ha dejado de ocurrir.
Si sangra por más días que de costumbre.
Si sangra excesivamente.
Si de pronto se siente enferma luego de usar tampones.
Si sangra entre períodos (más que sólo algunas gotas)

Si tiene dolores intensos durante su período.

jueves, 25 de junio de 2015

SANGRADO MENSTRUAL ABUNDANTE (MENORRAGIA)

La menorragia es un sangrado menstrual que dura más de 7 días.
También puede ser un sangrado que es muy abundante.

¿Cómo saber si usted presenta sangrado abundante?

Si necesita cambiar su tampón o compresa después de menos de 2 horas o presenta coágulos del tamaño de una moneda o más grande, significa que el sangrado es abundante.
Si tienes este tipo de sangrado, debes consultar a un médico.
Si no se trata, el sangrado profuso o prolongado puede impedir que vivas tu vida plenamente.
También puede causar anemia.
La anemia es un problema común de la sangre que puede hacer que se sienta cansada o débil.
Si tienes un problema de sangrado, esto podría conducir a que se presenten otros problemas de salud.
Algunas veces los tratamientos, como la dilatación y curetaje (también llamado legrado) o una histerectomía se realizan, cuando estos procedimientos se podrían haber evitado.

Causas

Las posibles causas se dividen en las siguientes tres áreas:

1-  Problemas relacionados al útero o matriz
Los crecimientos o tumores del útero que no son cáncer, se conocen como fibromas uterinos o pólipos.
El cáncer del útero o del cuello uterino (cérvix).
Ciertos tipos de control de la natalidad, por ejemplo el dispositivo intrauterino (DIU), un ejemplo “la T de cobre”.
Los problemas relacionados con el embarazo, tales como un embarazo ectópico o el aborto involuntario pueden causar sangrado anormal.
Un aborto involuntario es cuando un bebé no nato (también llamado feto) muere en el útero.
Un embarazo ectópico es cuando el bebé comienza a crecer fuera del útero (matriz), lo cual no es seguro.

2- Problemas relacionados a las hormonas

3-  Otras enfermedades o trastornos:
Relacionadas con trastornos del sangrado, como la enfermedad de von Willebrand o trastorno de la función plaquetaria.
Enfermedades no relacionadas al sangrado, como enfermedad del hígado, el riñón, o de la tiroides, también la enfermedad inflamatoria pélvica y cáncer.
Medicamentos, como la aspirina, pueden causar aumento del sangrado.
Los médicos no han sido capaces de encontrar la causa en la mitad de todas las mujeres que tienen este problema.
Si tienes sangrado como los que se mencionaron, y tu ginecólogo no ha encontrado ningún problema durante su visita de rutina, debe hacerse la prueba para identificar trastornos de la coagulación.

Signos y síntomas

Es posible que tenga menorragia si:

Tienes un flujo menstrual que necesita una o más compresas o tampones cada hora durante varias horas en una fila.
Es necesario redoblar el número de compresas para controlar el flujo menstrual.
Necesitas cambiar las compresas o tampones durante la noche.
Tienen períodos menstruales que duran más de 7 días.
Tienes un flujo menstrual con coágulos de sangre del tamaño de una moneda mediana o más grande.
Tienes un flujo menstrual abundante que le impide hacer las cosas que usted haría normalmente.
Tienes un dolor constante en la parte inferior del estómago durante la menstruación.
Está cansada, con falta de energía, o falta de aliento.

Diagnóstico de la Menorragia

Averiguar si una mujer tiene sangrado menstrual profuso a menudo no es fácil debido a que cada persona puede pensar en el "sangrado" de una manera diferente.
Por lo general, el sangrado menstrual dura alrededor de 4 a 5 días y la cantidad de sangre perdida es pequeña (2 a 3 cucharadas).
o el equivalente a 150ml.
Sin embargo, las mujeres que padecen menorragia suelen sangrar por más de 7 días y perder dos veces la cantidad de sangre e incluso mas.
Si tienes un sangrado que dura más de 7 días por período, o es tan pesado que tiene que cambiar su compresa o un tampón cada hora, necesitas hablar con tu médico.
Para averiguar si tienes la menorragia, tu doctor re hará preguntas sobre su historial médico y los ciclos menstruales.
El profesional de salud te puede hacer preguntas como las siguientes:

¿Qué edad tenía cuando recibió su primer período?
¿Cuánto dura tu ciclo menstrual?
¿Cuántos días suele durar su período?
¿Cuántos días se tiene en cuenta su período a ser pesado?
¿Cómo afectan su calidad de vida sus períodos?

También puede preguntarte si algún miembro de tu familia ha tenido sangrado menstrual abundante.
Es posible que desee realizar un seguimiento de tus períodos anotando las fechas de sus períodos y lo abundante que piensa que es tu flujo.
Haz esto antes de visitar al médico para que pueda darle la información tanto como sea posible.
Tu médico también te hará un examen pélvico y te puede decir acerca de otras pruebas que se pueden hacer para ayudar a determinar si padeces menorragia.

Las siguientes pruebas ayudarán a averiguar si tienes un problema de sangrado:

Examen de sangre:
En esta prueba, su sangre se extrae con una aguja.
A continuación, se examinará para comprobar si hay anemia, problemas con la tiroides, o problemas con la formación de los coágulos de sangre.

Prueba de Papanicolaou:
Para esta prueba, las células del cuello del útero se extraen y luego se observan para averiguar si usted tiene una infección, inflamación o cambios en las células que pueden ser cáncer o que puedan causar cáncer.

Biopsia de endometrio:
Se toman muestras de tejido del revestimiento interior del útero o "endometrio" para averiguar si usted tiene cáncer u otras células anormales.
Puedes sentir como si estuvieras teniendo un dolor menstrual, mientras le realizan este procedimiento.
Sin embargo, no se necesita mucho tiempo, y el dolor suele desaparecer cuando la prueba termina.

Ultrasonido:
Este es un examen indoloro que utiliza ondas sonoras y un ordenador para mostrar cómo se ven sus vasos sanguíneos, tejidos y órganos.
Se puede ver cómo están trabajando y comprobar el flujo sanguíneo.
Con los resultados de estas primeras pruebas, el médico podría recomendar otras pruebas, incluyendo:

Sonohisterograma.
Esta ecografía se realiza después de que se inyecta fluido a través de un tubo en el útero a través de la vagina y el cuello uterino.
Esto permite al médico observar si hay problemas en el revestimiento del útero.
Leve o moderado calambre o la presión se puede sentir durante el procedimiento.

La Histeroscopia:
Este es un procedimiento para observar el interior del útero usando una herramienta pequeña para ver si tienes fibromas, pólipos u otros problemas que pueden causar sangrado.
Es posible que se le administren fármacos para sedarla (esto se conoce como "anestesia general) o las drogas, simplemente para adormecer el área que se observen (esto se llama "anestesia local ").

Legrado:
Este es un procedimiento que se puede utilizar para detectar y tratar la causa de la hemorragia.
Durante un legrado, el revestimiento interior del útero es raspado y se observa para ver lo que podría ser la causa del sangrado.
Un legrado es un procedimiento simple.
La mayoría de las veces se realiza en un quirófano, pero no tendrá que permanecer en el hospital después.  
Puedes recibir medicamentos para hacerte dormir durante el procedimiento, o puede que te den algo que va a adormecer sólo la zona que se va a trabajar.

Tratamiento

El tipo de tratamiento que reciba dependerá de la causa de su sangrado y qué tan grave es.
Tu médico también podrá tomar en cuenta otros factores, como edad, estado general de salud e historia médica, qué tan bien respondas a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias, y tus deseos y necesidades.
Por ejemplo, algunas mujeres no quieren tener el período, algunas quieren saber cuándo por lo general llegará periodo, y algunas sólo quieren reducir la cantidad de sangrado.
Algunas mujeres quieren asegurarse de que todavía pueden tener hijos en el futuro.
Otras quieren disminuir el dolor más de lo que quieren reducir la cantidad de sangrado.
Algunos tratamientos son largos y otros se hacen una sola vez.
Debe discutir todas tus opciones con tu médico para decidir qué es mejor para ti.
Lo que sigue es una lista de los tratamientos más comunes.

Los suplementos de hierro:
Aumentan los niveles hierro en su sangre para ayudar a llevar el oxígeno a si muestra signos de anemia.

El ibuprofeno:
Para ayudar a reducir el dolor, los calambres menstruales y la cantidad de sangrado.

Las píldoras anticonceptivas:
Para ayudar a que los períodos sean más regulares y reducir la cantidad de sangrado.

Anticonceptivos intrauterinos (DIU):
Para ayudar a que los períodos sean más regulares y reducir la cantidad de sangrado a través de la liberación de la droga que contienen los dispositivos colocados en el útero.

La terapia hormonal (medicamentos que contienen estrógeno y / o progesterona):
Para reducir la cantidad de sangrado.

Aerosol nasal de desmopresina:
Para detener el sangrado en personas que tienen ciertos trastornos de sangrado, tales como la enfermedad de von Willebrand y la hemofilia leve, por la liberación de una proteína de la coagulación o "factor" almacenado en el revestimiento de los vasos sanguíneos que ayudan a coagular la sangre y aumentar temporalmente el nivel de estas proteínas en la sangre.

Medicamentos antifibrinolíticos (ácido tranexámico, ácido aminocaproico): Para reducir la cantidad de sangrado al evitar que un coágulo se rompa una vez que se ha formado.

Quirúrgico

Legrado:
Un procedimiento en el cual se elimina la capa superior del revestimiento del útero para reducir el sangrado menstrual.
Puede ser necesario repetir este procedimiento con el paso del tiempo.

Histeroscopia quirúrgica:
Un procedimiento quirúrgico, con una herramienta especial para ver el interior del útero, que puede ser utilizado para ayudar a remover los pólipos y miomas, corregir anormalidades en el útero, y quitar el revestimiento del útero para disminuir el flujo menstrual abundante.

Ablación o resección endometrial:
Hay dos tipos de procedimientos quirúrgicos que utilizan diferentes técnicas en las que la totalidad o una parte del revestimiento del útero se extrae para controlar el sangrado menstrual.
Mientras que algunos pacientes dejan de tener períodos menstruales por completo, los demás pueden seguir teniendo períodos, pero el flujo menstrual será más ligero que antes.
A pesar de que los procedimientos no extirpan el útero, si evitarán que las mujeres puedan tener hijos en el futuro.

La histerectomía:
Una operación de gran envergadura que requiere hospitalización ya que implica la extirpación quirúrgica del útero (matriz) por completo.
Después de este procedimiento, una mujer ya no puede quedar embarazada y dejará de tener su período.
La menorragia es común entre las mujeres. Sin embargo, muchas mujeres no saben que pueden obtener ayuda para tratarla.
Otras no reciben ayuda porque les da vergüenza hablar con un médico sobre su problema.
Hablar abiertamente con tu doctor es muy importante para asegurarse que reciben un diagnóstico adecuado y obtener el tratamiento adecuado.

¿A quiénes afecta?

El sangrado abundante (menorragia) es uno de los problemas más comunes que las mujeres informan a sus médicos.
Afecta a más de 10 millones de mujeres cada año.

Esto significa que aproximadamente una de cada cinco mujeres que tiene este problema.

miércoles, 24 de junio de 2015

CREMA ANTI-ESTRÍAS CASERA

La mayoría de las mujeres, y los hombres en menor medida, padecen estrías. Luego del embarazo, es casi garantizado que estas molestas marcas en la piel aparezcan. 
Hay tantos productos que prometen soluciones fáciles y rápidas que al final del día terminan abrumándonos y, en definitiva, no suelen cumplir las promesas. 

¿Por qué no probar con una crema casera? 

Esta opción es libre de químicos o toxinas y totalmente natural.

Para preparar esta crema anti-estrías necesitarás:

- 1/4 taza de mantequilla de cacao

- 1/4 taza de aceite de oliva

- 1 cucharada de miel natural

- 3 a 4 gotas de aceite esencial de lavanda

Pasos:
Derrite la mantequilla de cacao a baño María, es decir, con un recipiente a prueba de calor sobre una olla con agua hirviendo.
Añade el aceite de oliva y luego incorpora la miel y el aceite esencial de lavanda.
Mezcla todos los ingredientes al calor, logrando una masa homogénea y suave.
Deja que la crema enfríe y listo. 
Ya tienes tu producto anti-estrías totalmente casero. 
Puedes guardarlo en un frasco de vidrio. 
Recuerda mantenerlo siempre cerrado. 

Cómo utilizarla: 

Aplica la crema sobre tu piel todas las mañanas. 
Huele fabuloso y los ingredientes harán maravillas en tu piel. 
Esta crema funciona sobre las estrías ya que la miel tiene numerosas propiedades que actúan en el cuerpo. 
Se suele utilizar en cicatrices y marcas. 
Por otro lado, la lavanda contribuye a la regeneración celular y nutre la piel notablemente. 
El aceite de oliva también empareja y aplana estrías (puede funcionar incluso en marcas de acné). 
La mantequilla de cacao logra que la piel tome brillo, suaviza las arrugas y prevenga que aparezcan nuevas estrías.
Consejo:
Para ayudar a borrar la apariencia de las estrías, mientras utilices esta crema asegúrate de comer nueces y semillas, ya que contienen zinc. 
También bebe mucha agua para mantener la piel hidratada, brindando así elasticidad a tu piel y previniendo que se rompa y se formen las estrías.

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica