jueves, 18 de junio de 2015

CESÁREA DUPLICA RIESGO DE DOLOR DURANTE EL SEXO

El tipo de parto es una de las razones del dolor durante el sexo.
Tener un parto por cesárea duplica el riesgo de sentir dolor durante o después del sexo, revela un estudio publicado en el An International Journal of Obstetrics and Gynaecology (BJOG).
En comparación con las mujeres que tuvieron un parto vaginal espontaneo con el pirineo intacto o sin desgarre, aquellas sometidas a una cesárea de emergencia, por elección o extracción de vacío presentaron el doble de riesgo de sufrir dispareunia, aún a los 18 meses del alumbramiento.
Efectos a largo plazo
De las 1.244 madres primerizas participantes, 78% reanudó su vida sexual a los 3 meses, 94% a los 6, 97% hasta los 12 y 98% después de 18 meses posteriores al nacimiento, sin importar el tipo de parto.

Los resultados indican que la mayoría de las mujeres presentaron dolor al reiniciar su vida sexual, sin embargo aquellas que alumbraron por cesárea y extracción al vacío, fueron quienes tuvieron persistencia del problema por más tiempo.
Consecuencias de una cesárea
No se debe olvidar que la cesárea es una operación quirúrgica y que, por tanto, tiene los mismos riesgos que cualquier otra intervención (infecciones, pérdidas de sangre, etcétera), además se añaden los propios de la anestesia.
Otro aspecto a tener en cuenta es que el postoperatorio de una cesárea es casi siempre más molesto que la recuperación tras un parto vaginal.
También es más difícil la formación de leche materna (la subida de la leche), pudiéndose retrasar varios días más de lo que acostumbra tras un parto vaginal.
La cicatriz de la cesárea es otra secuela de gran importancia, ya que aumenta el riesgo de que el útero se rompa en un parto posterior. 
Sin embargo, es posible el parto por vía vaginal en una mujer que haya sufrido previamente una cesárea, sólo es preciso aumentar la vigilancia durante el parto.
Por último, la cesárea limita en cierto modo el número de embarazos, ya que aumentan los riesgos con cada nuevo parto. 
Aunque hay mujeres que han sufrido cuatro cesáreas, lo más habitual es que después de la tercera cesárea se realice una ligadura de trompas si la madre está de acuerdo. 
Aunque siempre se procura evitar si es posible, en el caso de las madres que dan a luz por primera vez se buscan alternativas a la cesárea con mayor empeño.
Si ha habido una cesárea previa, hay situaciones en las que es imposible intentar un parto por vía vaginal y la única opción es una nueva cesárea. Algunas de estas posibles situaciones son:
El útero se rompió en el parto anterior.
La madre ya ha sufrido dos o más cesáreas, o su útero tiene alguna otra cicatriz por una intervención previa.
Se repite la causa que obligó a realizar una cesárea la última vez.
La cesárea anterior era corporal (no segmentaria).
Solo ha sufrido una cesárea, pero existen más riesgos añadidos, y la previsión final es muy negativa para intentar un parto por vía vaginal (presentación de nalgas, embarazo de gemelos, diabetes, pérdida del bienestar fetal...).
10 SEÑALES PARA DETECTAR PROBLEMAS SEXUALES
Algunos problemas sexuales se registran en relaciones a largo plazo, ya sea por la monotonía o por la falta de tiempo.
¿Estás satisfecho con tu vida sexual o cada vez sientes menos interés en ella? 
Algunos factores externos detonan problemas sexuales que acaban con el placer y la necesidad de tener contacto con tu pareja, pero ¿cómo puedo detectarlos?
De acuerdo con Debra Macleod, experta en relaciones de pareja y colaboradora del Huffington Post, algunos problemas sexuales se registran en relaciones a largo plazo, ya sea por la monotonía o por la falta de tiempo.
¿Te suena conocido? 
detecta los problemas o disfunciones sexuales:
1.- Cansancio. Cuando te vence el cansancio y prefieres dormir en lugar de tener contacto íntimo con tu pareja, es una señal clara de que tienes un problema sexual, es decir, los niveles de tu libido han disminuido.
2.- Aburrimiento. La monotonía es el principal enemigo de una pareja. Antes de perder el interés por tener una vida sexual plena, trata de innovar desde posturas hasta juegos preliminares.
3.- Falta de conexión con tu pareja. La forma en cómo se comportan durante las relaciones sexuales es clave para lograr un orgasmo placentero o perder el interés por la experiencia.
4.- Imagen negativa. La preocupación excesiva por tu cuerpo puede impactar directamente en tu vida amorosa.
5.- Falta de deseo sexual. Existen momentos del día donde el deseo sexual es mayor en hombres y mujeres, sin embargo, es importante acudir con un especialista cuando no se tenga el mínimo interés en tener relaciones íntimas con tu pareja.
7.- Incapacidad para lograr una erección. Se puede generar por falta de deseo sexual, uso drogas, alcohol o el padecimiento de alguna enfermedad como diabetes.
8.- Ausencia de orgasmo. Se registra cuando hay un bloqueo para lograr el clímax en la relación sexual, ya sea por la alguna disfunción sexual o por factores psicológicos.
9.- Duración de la relación sexual. El tiempo es muy importante para fortalecer los vínculos emocionales. Por ello, cuando un hombre tiene eyaculación precoz siente insatisfacción y desinterés por el encuentro íntimo.
10.- Dolor. Las relaciones sexuales deben ser placenteras e indoloras, así que si sientes alguna molestia, ardor o irritación, antes, durante o después de ellas, debes acudir con un especialista para descartar la presencia de infecciones o disfunciones sexuales.
Las disfunciones sexuales son problemas en el funcionamiento erótico de las personas, y normalmente impiden el desarrollo de una vida sexual plena.
Como se trata de procesos recurrentes y persistentes en la vida erótica de las personas, se recomienda acudir con especialistas que ayuden a superar estos problemas sexuales para lograr una intimidad placentera. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica