miércoles, 10 de junio de 2015

MAL ALIENTO: MÉTODOS PARA UN ALIENTO FRESCO

El mal aliento puede ser causado por algunas condiciones de salud, alimentos e incluso los hábitos.
Nos lleva a una situación incómoda para el que lo padece, y muy desagradable para quien lo enfrenta.
Muchas veces podemos enmascararlas con alguna golosina, goma de mascar, etc. 
Pero lo ideal sería recurrir a consejos naturales para terminar con ese indeseado problema, también llamado más técnicamente Halitosis.
Consejos para tratarlo.
Agua: 
Aunque no parezca, la carencia de beber agua o deshidratación puede llegar a generarnos mal aliento, ya que el agua es un factor importante para eliminar las bacterias de la boca. 
Por eso y por otros muchos beneficios más, es muy importante beber una cantidad considerada de agua diariamente.
Higiene Bucal: 
La higiene bucal es el principal causante, el cepillado con una buena crema dental luego de cada comida, al acostarse y por las mañanas al comenzar el día cumple un factor determinante en la prevención del mal aliento. 
Es muy importante también realizar una limpieza de la lengua cepillándola, ya que es alojamiento de muchas bacterias todos los días. 
Demás está decir que debe visitar con frecuencia a su odontólogo, ya que las caries o infecciones son productoras de mal aliento también.
Perejil: 
La clorofila contenida por en el perejil nos ayudará notablemente a combatir el mal aliento convirtiéndolo en uno muy fresco. 
Puede masticar una ramita de perejil cuando lo desee o simplemente hacer un jugo con ellas y beberlo, además le brindará una buena salud digestiva.
Canela: 
La canela contiene un aceite esencial que no sólo va a ser remedio para el mal aliento, sino que también mantendrá la higiene y salud bucal de muy buena manera. 
Coloque a hervir una taza de agua con una pequeña cucharada de canela por unos pocos minutos. 
Luego de colar finamente, deje enfriar y utilícelo como enjuague bucal cuando lo requiera.
Agua Salada: 
El agua salada ayuda a eliminar bacterias de la garganta y amígdalas si realizamos gárgaras con ella. 
Vierta en un vaso con agua una cucharada de sal y mezcle muy bien, luego utilícela para realizar este proceso antes mencionado por unos días.
Cilantro y Albahaca: 
En primer lugar posee clorofila que es muy beneficiosa y luego podemos decir que la combinación de estas hierbas estimula la producción de saliva en la boca, contribuyendo a mantener la boca limpia y libre de bacterias causantes del mal aliento y dejándonos una sensación de aliento fresco.
Aloe Vera: 
Esta hierba tan conocida y tan potente, puede ser de gran ayuda para este problema. 
A pesar de ser una hierba suave, posee muy fuertes propiedades antibacterianas, causa en muchos casos del mal aliento. 
Se recomienda incorporar una cucharada de gel de aloe en un vaso con agua tibia y mezclar muy bien. 
Utilícelo para realizar buches y gárgaras luego de haber higienizado su boca con el cepillo y crema dental como habitualmente lo hace.

Jugo de Limón: 
Todos conocemos las propiedades contenidas en el limón, y también sabemos que el ácido que contiene es un potente antibacteriano. 
Utilícelo para la higiene bucal y gracias a su aroma también contribuirá a enmascarar el mal aliento. 
Es eficiente para tratar los problemas de gente con boca seca. 
En una taza de agua añada una cucharada grande de jugo de limón y utilice la mezcla para realizar buches. 
Luego enjuague con agua sola para eliminar los excesos de ácidos que puede dañar el esmalte de nuestros dientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica