lunes, 29 de junio de 2015

MENOPAUSIA

Menopausia significa el fin de los períodos menstruales. 
Puede darse antes de los cuarenta años (menopausia prematura ) o tan tarde como a los sesenta. 
Lo considerado normal es a partir de los cincuenta años.

La Menopausia es una etapa normal de la vida. 
Es el final de un ciclo que comenzó en los albores de la juventud. 
Lo que ocurre es que se ha hablado y creado tanta fantasía a su alrededor que la ha convertido casi en una enfermedad, en un padecimiento. 
Todo en la vida tiene un principio y un fin, la menopausia es un ciclo que se cierra y puede ocasionar ciertos inconvenientes por los cambios hormonales que se dan en el organismo, pero la mayoría tienen más que ver con la parte emocional, más que con lo fisiológico. 
Esto no significa negar su existencia, simplemente es aceptarla y transitarla como tal permitiéndose vivirla y no padeciendo.

Los cambios hormonales previos a la menopausia pueden producir hinchazón en el cuerpo por retención de líquido. 
Se producen a veces olvidos, sensación de torpeza, inmensa necesidad de comer cosas dulces y “ricas”. 
Es frecuente sentir tristeza, depresión, irritabilidad, hipersensibilidad. Seguramente una óptica diferente y una educación desde pequeñas que permita aceptar los cambios físicos, y por ende psíquicos, como etapas normales de la vida, evitarían tan amplia gama de síntomas.
El cambio hormonal propio de la menopausia puede producir sequedad vaginal, que torna más dolorosas las relaciones sexuales, accesos de calor, sudoración nocturna, piel seca, calambres, venas varicosas, senos sensibles y doloridos, dolores en las articulaciones, ansiedad, depresión y osteoporosis.

Remedios naturales o alternativos.

- Una alimentación rica en soja por su aporte de fitohormonas naturales, dándole prioridad al tofu.
- La soja tiene un efecto equilibrador del sistema hormonal.
- Las Isoflavonas son sustancias presentes en la soja y que aumentan en los productos fermentados, se consiguen en forma de comprimidos de extracto seco de soja. Suelen venir combinadas con hierbas, que refuerzan por su concentración el efecto positivo de la ingesta de soja.
- Tomar infusiones de: Espino blanco, ortiga o salvia.
- Incluir en la dieta levadura de cerveza virgen.

- Comer manzanas, peras, tomates, ciruelas secas, pasas de uva, dátiles, que aportan Boro. Este oligoelemento ayuda a retener el calcio y el magnesio e incrementa los niveles de estrógeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica