lunes, 8 de junio de 2015

PEELING QUÍMICO CASERO

El peeling químico es un tratamiento para rejuvenecer la piel de la cara con ácido glicólico ya que tiene muchos beneficios. 
La forma que tiene de actuar es produciendo una exfoliación química y, aunque parece moderno, lleva utilizándose desde el antiguo Egipto. 
Millones de mujeres han testado a lo largo del tiempo este tratamiento. 
A continuación vamos a indicar los pasos para que puedas hacerte un peeling químico en casa.
Productos necesarios para el peeling químico casero
Agua destilada. 
Es importante que sea destilada. No sirve agua mineral.
Bicarbonato sódico.
Ácido glicólico al 50%. 
Este es el producto que va a realizar la exfoliación en la piel, y en una concentración del 50 por ciento no es peligroso.
Crema hidratante. 
Puedes utilizar ácido hialurónico o aceite de rosa mosqueta, aloe vera.
Para comprar el ácido glicólico lo mejor es que vayas a la farmacia de siempre y le comentes que lo quieres para hacerte un peeling químico casero. 
Hay productos que no los venden tal que así, pero si ya te conocen lo tendrán en 1 o 2 días. 
Si no lo consigues por este medio puedes buscar en internet

Cómo se hace un peeling casero con ácido glicólico
El primer paso es mezclar el ácido glicólico con agua. 
Recuerda que tenía que ser al 50%. 
Este es un producto abrasivo, así que ni se te ocurra ponértelo tal y como viene en la botella. 
Pero tampoco te asustes. 
Ten cuidado al manejarlo y no hay ningún problema.
Lo que tienes que hacer es calcular la cantidad que vas a utilizar y poner la mitad de ácido glicólico y la otra mitad de agua destilada. 
Lo mejor es comprar el ácido líquido, así no tienes que complicarte la vida al hacer la mezcla.
El segundo paso es coger un pincel de maquillaje nuevo, y tras mojarlo en la mezcla distribuirlo por toda la piel de la cara. 
Empieza en la frente y poco a poco ves bajando hasta la barbilla. 
Ten cuidado con los ojos y los labios. 
Estas zonas son muy sensibles y no debes tocarlos con la mezcla. 
Si tienes cuidado no hay ningún peligro. 
El peeling químico casero no es muy complicado siguiendo estos pasos.
Desde el mismo momento que tocas con el pincel una parte de tu piel debes empezar a contar el tiempo. 
Como máximo puede estar en contacto con tu cara 3 minutos, y a medida que vaya pasando los segundos notarás como el rostro empieza a escocer.
Presta atención al tiempo y la forma de aplicar el peeling con ácido glicólico, pero antes de empezar, tienes que hacer una pasta con agua y bicarbonato. 
Esta mezcla vas a utilizarla como mascarilla. 
Cuando pasen los 3 minutos desde que empezaste a dar con el pincel tienes que aplicártela. 
La forma de usar esta mascarilla es de la misma manera que con el ácido glicólico. 
Debes tenerla otros 2 – 3 minutos.
A estas alturas te estarás preguntando cómo funciona y por qué es necesario el bicarbonato. 
Es muy sencillo. 
El bicarbonato es un neutralizador natural del ácido glicólico y cuando los pasas por la cara lo que sucede es que finaliza el peeling con ácido glicólico. En el mismo instante que pasas el pincel con la segunda mezcla empiezas a notar cómo la cara deja de escocer.
Una vez que cuentas otros 3 minutos, lávate la cara con agua fría. 
Vas a sentir un frescor absoluto ya que anteriormente quemaba.
Ya has finalizado el peeling químico para la cara. 
Pero ahora no debes olvidar cuidar la piel porque está sensible. 
Como has provocado una exfoliación, la capa superficial ha sido eliminada, así que es el momento para la crema hidratante. 
Úntate bien el rostro con ácido hialurónico o rosa mosqueta. 
Estos dos productos tienen un gran poder hidratante, así que van a venirte bien cualquiera de los dos.

Y ya está. 
Ahí tienes cómo hacer un peeling químico casero sin tener que pagar en un centro de belleza. 
En el momento que veas que necesitas realizarlo otra vez, no tendrás que gastar dinero y podrás emplearlo en otras cosas. 
Eso sí, recuerda dejar un tiempo razonable para que tu piel se recupere.


2 comentarios:

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica