lunes, 20 de julio de 2015

INFECCIONES VAGINALES

Las conocidas infecciones vaginales o vaginitis, es una respuesta del cuerpo cuando un agente desconocido como un hongo o una bacteria ha invadido la vagina, o bien, como método de contraataque a una irritación.

Las más comunes son las que se producen a causa de: vaginosis bacteriana, infecciones por hongos o tricomoniasis.

Las infecciones de transmisión sexual como gonorrea o clamidia, provocan también flujos vaginales no normales. 
Es por esto, la importancia de chequearse médicamente ante cualquier cambio que notemos en la consistencia o el olor del flujo vaginal.

Signos y Síntomas

Ante la presencia de una infección en tus partes íntimas, notaras lo siguiente:
Flujo vaginal de olor fuerte y desagradable
Picazón en el área vaginal
Ardor al orinar
Dolor e irritación vaginal
Molestias a la hora de mantener relaciones sexuales.
Sin embargo, algunas mujeres no notan los síntomas de la infección hasta que estos son ya muy fuertes. 
Por esto es necesario el control ginecológico regular, y hacerse auto chequeos diarios en la ducha, para verificar que todo anda bien.
Una infección vaginal interrumpe la vida sexual

Causas

Las causas de las infecciones vaginales, son muchas y variadas. 
No únicamente las bacterias causan trastornos en el sistema reproductor, algunos productos de uso diario o de limpieza también lo hacen.
Dentro de las principales causas de infecciones vaginales encontramos:
Hongos o bacterias
infecciones de transmisión sexual
Ropa muy ajustada y/o de material que impida la transpiración.
Espermicidas
Alergia al latex del condón
Suavizante o jabón de ropa
Tampón que olvido retirarse al debido tiempo
Productos de higiene vaginal

Prevención

Una infección vaginal es fácil de prevenir siempre que se mantenga una buena higiene íntima. Esto junto con observarse y conocerse íntimamente es esencial para prevenir y detectar a tiempo las incomodas infecciones vaginales.
Para mantener la higiene vaginal, te recomendamos:
Mantén toda la zona siempre limpia y seca. 
La zona externa, donde se encuentran los labios vaginales y el pubis, debe lavarse diariamente con agua y jabón suave, luego secarse por completo. Internamente en la vagina no debes aplicar nada, ya que se podría irritar severamente, por ello la vagina tiene su mecanismo de limpieza natural.
No utilices jabones, baños, desodorantes en aerosol o tampones aromatizados en la vagina. 
Estos productos solo logran irritar mucho la mucosa vaginal y por ende dar pie a una infección vaginal.
Prefiere la ropa interior de algodón
Evita los pantalones ajustados.
Mantén relaciones sexuales seguras, para evitar el contagio de una ETS. 
Usa siempre un condón de latex, o si eres alérgica al látex, usa uno de poliuretano.
Asegúrate de que tus aparatos de uso personal, como el diafragma o aplicadotes medicinales, estén siempre limpios y secos antes de usarlos.
Conoce tus genitales para que puedas detectar en forma precoz cualquier cambio anormal en ellos

Tratamiento

Cuando tengas síntomas típicos de una infección vaginal, lo primero que debes hacer es acudir al médico inmediatamente, de preferencia a uno con especialidad en ginecología.
Las infecciones vaginales suelen curar fácilmente con los medicamentos y cuidados requeridos.
Sin embargo, cada tipo de infección es distinta y por lo tanto requiere de un tratamiento específico. 
Además, es necesario que sea el médico quien te asegure el diagnostico de la infección pues así se descarta el que no haya algo más de fondo como una ETS (Enfermedad de transmisión sexual).
Recuerda que debes hablar con franqueza sobre tus síntomas con el doctor a cargo.

Así él podrá chequearte mejor y darte el tratamiento más adecuado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica