jueves, 2 de julio de 2015

PROBIÓTICOS: INFECCIONES URINARIAS

Los antibióticos siguen siendo superiores que los probióticos en la prevención de las infecciones del tracto urinario (ITU), pero las "bacterias buenas" por lo menos no promueven la resistencia a los antibióticos.

Las ITU recurrentes son comunes en algunas mujeres. Lo que preocupa es que el uso excesivo de antibióticos aumente la resistencia de las bacterias que causan enfermedades, como la E. coli.

"Este es un creciente problema mundial, que hace que cada vez contemos con menos opciones para tratar las infecciones bacterianas (graves) en todos los países", dijo la doctora Suzanne Geerlings, del Centro Médico de la Universidad de Ámsterdam, en Holanda.

El equipo de Geerlings reunió a 252 mujeres entre enero del 2005 y septiembre del 2007 para comparar la efectividad de los antibióticos y los probióticos en la prevención de las ITU. Las participantes, que vivían cerca del centro médico, eran posmenopáusicas, una etapa en la que los autores aseguran que aumenta la vulnerabilidad a las ITU. Todas habían tenido por lo menos tres ITU (siete en promedio) el año anterior al inicio del estudio.

El equipo las dividió en dos grupos: uno utilizó una dosis diaria del antibiótico cotrimoxazol (Bactrim, Septra y otros) durante 12 meses y el otro, dos cápsulas diarias de Lactobacillus rhamnosus GR-1 y Lactobacillus reuteri RC-14, que son dos tipos de bacterias "buenas".

Además, las participantes tomaron píldoras de placebo para que nadie supiera qué tratamiento recibía y, así, minimizar los sesgos. Los autores registraron la cantidad de ITU durante un año. Cada mes, a las participantes se les realizaron hisopados vaginales y se obtuvieron muestras de orina y materia fecal para detectar las bacterias beneficiosas y las infecciosas, como la E. coli. Las mujeres respondieron cuestionarios mensuales sobre los síntomas y los efectos adversos.

El 69 por ciento de las usuarias de antibióticos desarrollaron una o más ITU en un año (2,9 por cada mujer), comparado con el 79 por ciento del grupo tratado con probióticos (3,3 infecciones por cada mujer).

El grupo tratado con antibióticos permaneció el doble de tiempo sin una ITU: seis meses, en lugar de tres entre las usuarias de los probióticos.Pero según las muestras de orina y materia fecal, el uso de antibióticos aumentó la resistencia de las bacterias durante el primer mes de tratamiento.

Antes del estudio, el 20-40 por ciento de las E. coli en las muestras eran resistentes al cotrimoxazol, comparado con el 80-95 por ciento a los 12 meses.

Al año, también la tasa de E. coli resistente en las usuarias de los probióticos era levemente más baja que al inicio del estudio. Y en las mujeres tratadas con otros antibióticos, como ciprofloxacina y gentamicina, se registraron cambios similares.

Con todo, la ausencia de un aumento de la resistencia en las usuarias de los probióticos significa que "los lactobacilos serían una alternativa aceptable para prevenir las ITU, en especial en las mujeres que no quieren tomar antibióticos



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica