viernes, 28 de agosto de 2015

ADIOS A LA CANDIDIASIS CRÓNICA

 Cándida albicans son organismos de origen natural en el cuerpo humano que normalmente son inofensivos si se mantienen bajo control, pero si por alguna razón se rompe el equilibrio en el que normalmente se encuentran podrían causar candidiasis o infecciones por hongos en el tracto urinario y en el área genital.

Hay informes de que alrededor del 75% de las mujeres experimentarán una infección vaginal por hongos al menos una vez en su vida. 
Las personas con el sistema inmunológico comprometido, como por ejemplo las personas que tienen el VIH / SIDA se encuentran en alto riesgo de desarrollar candidiasis.

Sufrir de infecciones recurrentes por cándida puede ser muy incómodo y doloroso por lo que es importante saber cómo eliminar la candidiasis crónica para liberarse del dolor y el malestar.

Los síntomas de la candidiasis pueden hacerte la vida miserable. 
En la candidiasis genital, la comezón y la secreción genital son los síntomas más comunes. 
Imagínate que sufres estos síntomas una y otra vez si tú no puedes eliminar la candidiasis crónica.

El crecimiento excesivo de la Cándida es la causa principal de la candidiasis. La cantidad normal de Cándida se mantiene bajo control por las bacterias buenas presentes en el cuerpo, pero una vez que las bacterias buenas son dominadas por la Cándida, la candidiasis podría aparecer.

El equilibrio bacteriano puede ser perturbado por el sistema inmunológico debilitado, ciertos medicamentos como los antibióticos y las píldoras anticonceptivas, el embarazo, las infecciones bacterianas y condiciones de salud como la diabetes,el uso de tampones y compresas.

El uso de la copa menstrual evita este problema

Si tú sospechas que tienes candidiasis, lo mejor es buscar ayuda profesional para obtener el diagnóstico correcto, especialmente si has tenido recurrentes infecciones. 
Hay muchos casos en que las personas están tomando medicamentos antimicóticos para la candidiasis, pero que en realidad no tienen candidiasis. Si estás segura de que tienes infección por levaduras o candidiasis, es el momento de conocer las opciones de tratamiento para detener la candidiasis crónica.

Tratamientos farmacológicos. 
Medicamentos antifúngicos son los tratamientos más comunes para la candidiasis. 
Tu médico puede prescribirte medicamentos antimicóticos, dependiendo de tus síntomas. 
Los medicamentos pueden abarcar medicamentos antifúngicos en forma o cremas o supositorios vaginales para candidiasis genital. 
Con los tratamientos farmacológicos, es fundamental utilizar o tomar el medicamento adecuado para tu condición para poder detener la candidiasis crónica.

Los tratamientos alternativos. 
Además de tratamientos farmacológicos también hay tratamientos alternativos que pueden ser muy útiles para detener la candidiasis crónica.

Modifica tú dieta para detener el crecimiento de la Cándida. 
El azúcar alimenta la Cándida por lo que tienes que reducir el consumo de dulces. 
También es importante evitar los alimentos que contengan levadura, como pan, queso y cerveza.

Mantenerte o alojarte en el peso adecuado. 
Una persona es más saludable si no tiene sobrepeso o bajo peso. 
Un cuerpo sano tiene una alta resistencia a los virus e infecciones.

Evita irritantes que puedan agravar las infecciones por hongos, como el jabón perfumado, papel higiénico perfumado. 
Evita las duchas vaginales, el desodorante vaginal debe evitarse a menos que lo prescriba tú doctor.

Organismos vivos como los lactobacillus acidophilus se encuentran en el yogur natural y ayudan a restablecer el equilibrio normal de las bacterias en el cuerpo y prevenir la acumulación de Cándida.

Si estás tomando antibióticos, consulta a tu médico. 
Los antibióticos pueden matar las bacterias amistosas que mantienen la Cándida en su nivel normal. 
El médico puede recomendar alternativas a los antibióticos si tú estás sufriendo de una infección crónica por levaduras.

Las hierbas que tienen propiedades medicinales, pueden ser muy útiles en el tratamiento de la enfermedad y fortalecer la resistencia del cuerpo a las infecciones. 
El ajo es un tratamiento a base de hierbas que pueden ayudar a detener la candidiasis crónica con sus propiedades antifúngicas.


Por supuesto, tienes que tener cuidado al comer ajo si tienes otros problemas de salud porque el ajo puede aumentar tu riesgo de sangrado si estás tomando medicamentos anticoagulantes. 
Pregunta a tu proveedor de salud antes de iniciar cualquier tratamiento a base de hierbas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica