miércoles, 12 de agosto de 2015

HIPERDROSIS VAGINAL

Aunque es menos frecuente que la hiperhidrosis axilar o palmar, muchas personas sufren de hiperhidrosis genital, un problema que a menudo se esconde por pudor. Como su nombre indica, se trata de la sudoración excesiva en el área genital (incluyendo la entrepierna, ingles y glúteos) y se trata de una patología extremadamente incómoda.
Al igual que otras formas de sudoración excesiva, se considera que la hiperhidrosis genital tiene un componente genético; otros desencadenantes comunes son el estrés, la ansiedad y los desórdenes hormonales. Puede afectar tanto a hombres como a mujeres.
Además de la molesta humedad, la hiperhidrosis genital puede acarrear otros problemas asociados como infecciones o irritaciones. Una de las mayores preocupaciones de los afectados es que el sudor pueda traspasar la ropa interior y los pantalones.
Aunque no se conocen las causas exactas, sí que hay varias soluciones útiles para el tratamiento de la hiperhidrosis genital. Dos recursos muy comunes son el uso de “compresas” lavables y de antitranspirantes específicos para la zona. En casos más extremos se puede recurrir al Botox, la medicación o incluso la cirugía. Para sobrellevar mejor el problema se aconseja mantener el área depilada y exfoliada, usar ropa interior de algodón y seguir unos hábitos de vida saludables.

https://www.facebook.com/noeliamelunamadridnorte

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica