sábado, 8 de agosto de 2015

ROPA INTERIOR... ¿SI O NO?

A muchos os puede parecer una auténtica locura eso de salir a la calle sin llevar ropa interior. 
Ventajas que tiene hacerlo... 
Aunque adquirir este hábito también acarrea algún que otro inconveniente.

Andar por la vida sin llevar ropa interior hace que nuestra vida sexual mejore notablemente. 
Puede parecer un detalle absurdo, y puede que de primeras penséis que una cosa y la otra no tienen mucha relación. 
Pero, efectivamente, eso solo es en apariencia...
Resulta que aquellas personas que en su día a día renuncian a ponerse ropa interior tienen mucha mejor percepción de su cuerpo. 
Liberarse de estas prendas hace que a la larga nos conozcamos mucho mejor, lo que mejora nuestro rendimiento y nuestras sensaciones en la cama.

Evita infecciones

Aunque lo de mejorar la vida sexual es sin duda un motivo de peso para dejar de usar ropa interior, seguro que hay mucha gente a la que aún no le convence del todo. 
Uno de los principales motivos es que la idea de no llevar ropa interior suele estar asociada a la idea de contagiarse de infecciones más fácilmente.
Es lo más lógico del mundo pensar esto, sin embargo, lo que ocurre es más bien todo lo contrario... 
Cuando no llevamos ropa interior, la piel de nuestras zona íntimas 'respira' mucho mejor. 
De esta manera, se evita la humedad y por tanto que aparezcan bacterias.
No sólo no las provoca, ¡las evita! Las vaginas son áreas de nuestro cuerpo muy húmedas que, cuando no respiran, se convierten en hogares perfectos para las infecciones. Por eso los doctores recomiendan que uses ropa interior de algodón, pero especialmente si has sufrido de muchas infecciones recientemente haz la prueba.

Reduce y evita algunos dolores

Otro de los enormes beneficios de ir por la vida sin bragas ni calzoncillos está directamente relacionado con nuestra salud física. 

Adquirir este hábito no solo no hace que cojamos más infecciones, sino que puede ayudarnos a reducir y evitar algunos dolores.

Andar desnuda mejora tu flujo sanguíneo y te ayuda a aliviar dolores abdominales y de cintura, pero como de día tenemos que ponernos algo encima, puedes aprovechar las noches para dormir sin ropa interior (y, de preferencia, sin pijama).
Cuando no nos ponemos ropa interior nuestro flujo sanguíneo mejora notablemente, lo que puede hacer que algunos dolores en la zona abdominal se vean aliviados. 
Por supuesto, estos efectos mejorarían más aún si además de no llevar ropa interior, tampoco nos pusiéramos ninguna otra prenda encima. 
Evidentemente, eso ya es mucho más complicado... ¡Pero lo que si puedes hacer es probar a dormir sin nada de ropa!

Otro beneficio de eliminar la ropa interior es que te mantienes más fresca. Esto es especialmente importante por las noches, porque dormir cuando tienes calor es casi imposible.

Sin marcas... 

Cada vez estamos más acostumbrados a escuchar casos de 'celebrities' que confiesan haberse sumado a la moda de no llevar ropa interior. 
De hecho, es bastante habitual encontrarnos con famosas que puntualmente deciden no llevarla para poder lucir sin preocupaciones algunos modelos en la alfombra roja.
Evidentemente, esta es una excelente manera de deshacerse de las antiestéticas marcas que la ropa interior puede provocar en nuestras prendas (especialmente en las más ajustadas).

Ah, y por supuesto, nada de las molestas marcas que las gomas y los elásticos de nuestra ropa interior terminan dejando en nuestra piel cuando llevamos largas horas con ellas puestas.

No llevar sujetador previene la caída del pecho

Hasta ahora estábamos hablando de ropa interior refiriéndonos solo a bragas y calzoncillos. 
Pero, ¿qué pasa con los sujetadores? 
Seguro que os lo habéis preguntado... 
Resulta que siempre se ha dicho que ponerse sujetador era totalmente necesario para evitar la caída del pecho. 
Sin embargo, numerosos estudios han demostrado a lo largo de los últimos años que llevarlo no es tan beneficioso como se pensaba. 
Además de ser incómodo, otro de los motivos para no llevarlo es que de esta manera estaríamos ayudando a mantener nuestros pechos más firmes.

Comodidad ante todo

Hasta ahora, la mayoría de ventajas de no llevar ropa interior están muy relacionadas con motivos médicos o de salud. 
Está claro que todos esos beneficios tienen bastante peso y pueden hacer que más de uno se decante por dejarse la ropa interior olvidada en un cajón.
Sin embargo, no penséis que por eso me íba a olvidar de una de las ventajas más claras... estamos hablando de la comodidad y de la libertad que supone. 
Quienes no llevan ropa interior no tienen que estar preocupados de que ésta se descoloque y termine donde no debe e incordiando.

Aumenta tu confianza (y te sentirás más sexy)

No es lo único que mejora cuando prescindes de tus prendas íntimas.
Al principio, cuando dejas de ponerte ropa interior, puede que te de vergüenza o que sientas cierto pudor. 
Sin embargo, una vez que te has acostumbrado a ello, la cosa cambia. 
Resulta que quienes no llevan bragas o calzoncillos aceptan mejor su cuerpo y terminan teniendo menos complejos y viéndose más atractivos.

Posibles rozaduras e irritaciones

Este hábito también tiene algunos inconvenientes que es importante conocer antes de declararle la guerra a las bragas y los calzoncillos.

Para empezar, uno de los más obvios es que la piel de nuestras zonas íntimas puede verse afectada, ya que es especialmente sensible con respecto a otras partes del cuerpo. 
Al entrar en contacto directo con la ropa, estas partes del cuerpo pueden sufrir molestas rozaduras e irritaciones.
Deberás echar a lavar tus pantalones a diario.
Puede que no llevar ropa interior sea más cómodo, y que en el momento te sientas mucho más libre. 
Pero, también hay que tener en cuenta que esa comodidad inicial se puede ver mermada poco después... Concretamente en el momento en que lleguemos a casa y nos quitemos la ropa.
Lo normal es que si nuestros pantalones no se han manchado, puedas volver a guardarlos en el armario y aprovecharlos para darles unos cuantos usos más. 
Sin embargo, si nuestras zonas íntimas fuesen en contacto directo con la ropa, sin duda nos tocaría poner muchas más lavadoras.
Es menos higiénico (y nada práctico para ciertas ocasiones)
Sí, ya hemos visto que no llevar bragas o calzoncillos hace que nuestras zonas íntimas 'respiren' mejor y al no acumularse la humedad es más difícil que surjan bacterias. 
Sin embargo, para todo lo demás, prescindir de la ropa interior es menos higiénico. 
Como decíamos antes, corremos el riesgo de que nuestra ropa se manche con más facilidad. 
Por supuesto, este hábito no es para nada aconsejable cuando se tiene la menstruación, si no usas la copa menstrual, la cual te da la libertad que otros métodos no.
No llevar ropa interior no es en absoluto práctico para las mujeres cuando llevan falda o vestido, si en un descuido no quieren enseñar más de la cuenta.

¿Usas ropa interior todos los días? La revista Vanity Fair en conjunto con 60 Minutes realizaron una encuesta en Estados Unidos para descubrir qué tan seguido las personas salen de casa sin ropa interior.

El 25% de los encuestados admitieron no usar ropa interior al menos algunas veces, de esos el 13% dijo hacerlo ocasionalmente, el 5% una vez a la semana y el 7% todo el tiempo.
¿Pero hacerlo sin motivo será bueno o malo?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica