sábado, 31 de octubre de 2015

SINCRONIZACIÓN MENSTRUAL ENTRE MUJERES

La controvertida sincronización menstrual entre mujeres

Sincronización feromonas Durante muchas décadas, tanto en la vida diaria como entre estudios científicos, se ha intuido y planteado la existencia de cierta sincronización menstrual entre mujeres de estrecha convivencia.

¿Realmente existe o es un mito sustentado en un respaldo científico débil y controvertido?

La ciencia inicial a favor
El primer planteamiento de la existencia de la sincronización menstrual en el ámbito científico ocurrió hace apenas 40 años. 
Fue una psicóloga llamada Martha McClintock quién lo estudió científicamente y aportó sus resultados iniciales en Nature en 1971. 
Por esa razón, a la sincronización menstrual también se le conoce como el Efecto McClintock. 
Aunque también se le ha dado otros nombres, como la “Regulación Social de la Ovulación”.
Esta sincronización de los periodos menstruales se cree que podría ocurrir en lugares donde las mujeres conviven durante largos periodos de tiempo, ya sea entre hermanas, madre e hija en el hogar familiar o en conventos, burdeles, residencias de estudiantes e incluso en algunos puestos de trabajo. 
Este fenómeno también se había observado debilmente en algunos animales de experimentación como ratones y conejillos de indias.
McClintock se dio cuenta por primera vez de este hecho al observar a siete socorristas (obviamente, todas ellas mujeres) que comenzaron el verano con periodos totalmente diferentes y que, al cabo de tres meses, menstruaban prácticamente en los mismos días.
Pero esta observación no era suficiente y McClintock decidió estudiar el fenómeno con mayor rigor. 
Realizó una investigación en una residencia universitaria con 135 mujeres (aquí el artículo). 
El resultado que obtuvo pareció confirmar lo que anteriormente había sospechado con las socorristas. 
Los ciclos comenzaban a sincronizarse durante los cuatro primeros meses y, al cabo de siete meses, la sincronización ya era completa. 
Aún así, no crean que las 135 mujeres se sincronizaban al unísono, no. Sólo ocurría entre compañeras de habitación y amigas íntimas.
sincronización feromonas
En aquella época, McClintock no supo darle una explicación coherente al fenómeno que estudiaba. 
No fue hasta 27 años más tarde cuando planteó una posible causa. Las moléculas que parecían provocar los cambios menstruales terminando en la sincronización de los ciclos podrían ser las feromonas, unas sustancias químicas con acciones similares a las hormonas que tienen efectos sobre los individuos de alrededor. 
Seguramente, la razón del retraso en la explicación del fenómeno se deba a que McClintock era psicóloga y no bióloga. 
Por aquel entonces, el concepto de feromona era algo muy restringido (no es como ahora, que todo el mundo lo conoce) y los que lo conocían eran básicamente biólogos, principalmente porque los efectos de las feromonas se observan mucho más fácilmente en insectos y otros animales que viven en comunidad.
El gran problema es que, hoy por hoy, no existen evidencias sólidas de la existencia de las feromonas humanas y tampoco han podido llegar a identificarse de qué moléculas se trata ni tampoco qué órgano las detecta en el cuerpo humano. 
Son, en definitiva, más esquivas que los gamusinos. 
Y sí, eso significa que cualquier anuncio sobre perfume con feromonas humanas es completamente falso, no se puede vender feromonas humanas si ni siquiera la ciencia sabe qué son. 
De hecho, el mayor respaldo que podrían tener sería la existencia de la sincronización menstrual. 
Por ejemplo, algunos experimentos controlados han podido demostrar que el tiempo de ovulación puede manipularse tras la exposición al sudor (con las supuestas e intrigantes feromonas) de mujeres en distintas fases del ciclo.
La forma en la que las feromonas podrían actuar sobre la sincronización menstrual es la siguiente. 
Las mujeres, a través de las glándulas apocrinas de las axilas (las del sudor, vamos) secretan unas sustancias químicas desconocidas llamadas feromonas. Éstas podrían producir dos efectos al influir sobre la hormona leutinizante, retrasando o adelantando su concentración máxima (el llamado “pico” de LH). La LH es una hormona muy importante en el ciclo menstrual, ya que es gracias a ésta, principalmente, por lo que se da la ovulación.
sincronización feromonas

1- Las feromonas producidas antes de la ovulación (al final de la fase folicular, días 10-13 de la tabla de arriba ) en las mujeres, acortan el ciclo ovárico de las demás. (Gracias a la aceleración del pico (concentración máxima) preovulatorio de la hormona leutinizante (LH)).

2- Las feromonas producidas justo en la ovulación (días 14-15 de la tabla), tienen el efecto contrario, alargan el ciclo menstrual de las demás mujeres. 

(Gracias al retraso en el pico preovulatorio de la hormona leutinizante)
Algunos estudios han evidenciado, hasta cierto punto, este fenómeno hormonal. 

Por ejemplo en un Centro de Investigación en California identificaron a algunas mujeres que se pensaba que marcaban la tendencia menstrual. 
Es decir, hacían que otras mujeres se sincronizaran a sus ciclos. 
Los científicos, para demostrarlo, colocaron algodones debajo de las axilas de las mujeres “alfa” durante un día. 
Después de eso, colocaban dichos algodones sobre el labio superior de cinco mujeres, tres veces a la semana. 
En cinco meses, cuatro de estas cinco mujeres terminaron por menstruar al mismo tiempo que las mujeres alfa.
La ciencia más reciente en contra
Ante los estudios mencionados anteriormente, muchos investigadores han tratado de replicar los resultados y así conocer con mayor profundidad el fenómeno. 
Incluso algunos científicos analizaron con gran detalle los estudios de McClintock para averiguar la fiabilidad de sus resultados. 
No tardaron en aparecer evidencias que alejaban cada vez más a la sincronización menstrual de la realidad hasta acercarla más al dudoso mito.
Tras conocer los resultados de McClintock, muchos investigadores trataron de reproducir sus resultados en personas, ratas, hamsters y chimpancés. 
El resultado global de ellos es francamente controvertido. Alrededor de la mitad de los estudios rechazan la hipótesis de la sincronización menstrual mientras que la otra mitad muestra resultados a favor. 
El problema es que muchos de estos últimos fueron criticados por tener un pobre diseño experimental o análisis estadístico.
Los estudios de McClintock tampoco se libraron de este hecho. 
El antropólogo H. Clyde Wilson analizó rigurosamente el primer experimento de la psicóloga junto con otros estudios de diseño similar. 
Averiguó que la diferencia entre los comienzos del periodo menstrual estaban inflados al comienzo de sus estudios. 
Corrigiendo este factor y otros errores metodológicos se eliminaba cualquier diferencia significativa a favor de la existencia de la sincronización menstrual.
Por si todo esto no aportaba dudas más que razonables sobre la sincronización menstrual, en 2006 se publicó un estudio en la revista Human Nature que era el más duradero realizado hasta la fecha investigando este fenómeno.  
Se siguió durante un año a 186 estudiantes chinas viviendo en dormitorios. ¿Los resultados? No se observó ninguna evidencia de sincronización menstrual, sólo coincidencias al azar que podrían percibirse como sincronía si se viera en un estudio a corto plazo.

¿Existe o no existe la sincronización menstrual?

La evidencia científica de este fenómeno es muy controvertido y no hay una respuesta clara. 
Aunque es cierto que los estudios más rigurosos y amplios no muestran resultados a favor, sí que existen una serie de estudios que demuestran una modificación del ciclo hormonal tras la inhalación del sudor de otras mujeres.

¿Podría ser que la sincronización menstrual no fuera algo generalizado sino que sólo se diera una modificación del ciclo en determinadas mujeres y en determinadas situaciones? 
Esto podría explicar por qué los resultados en los estudios son tan contradictorios. 
Es una posibilidad, la otra es que, simplemente, la sincronización menstrual no exista y los resultados positivos encontrados en determinados estudios se deban a fallos metodológicos.


viernes, 30 de octubre de 2015

CON MELUNA NO PASA

Nueva MeLuna Shorty: ¡Porque hay una copa menstrual MeLuna para cada mujer!

En el proceso de desarrollo de la copa menstrual MeLuna, y gracias a la ayuda de muchas mujeres, MeLuna ha incluido una versión de copa menstrual nueva y diferente: MeLuna Shorty.

La copa menstrual MeLuna Shorty es un centímetro más corta que la versión estándar de MeLuna y está concebida para mujeres con una cavidad vaginal muy corta, para aquellas usuarias que puedan tener el orificio del útero muy cerca de la entrada de la vagina o con un descenso del útero.

También es apta para mujeres de estatura baja y complexión muy delgada, para mujeres que nunca han tenido relaciones sexuales y también para mujeres con un IMC superior a 28 puntos y/o un suelo pélvico débil. 
El nuevo modelo MeLuna Shorty combina a la perfección las ventajas de una copa menstrual más corta y la mejor capacidad para retener flujo menstrual posible.

¿Por qué MeLuna Shorty es tan versátil y especial?
Gracias a la acotación de un centímetro y la conservación del diámetro en comparación con la versión estándar, MeLuna Shorty adopta una forma cónica que resulta más cómoda para mujeres de baja estatura, descenso de útero o cavidad vaginal corta.

Su forma cónica y robustez, al acortar y conservar diámetro Shorty se vuelve más compacta, facilita mejor la apertura dentro de la vagina, con lo que se ha comprobado que funciona a la perfección en suelos pélvicos debilitados o también en personas con cierto grado de sobrepeso u obesidad.

¿Para quién es la copa menstrual MeLuna Shorty S?
Shorty talla S es la copa menstrual más pequeña del mercado. Si el test MeLuna te sugiere una talla S, y estás dentro de los siguientes grupos, eres usuaria de Shorty S:

Chicas jóvenes que empiezan a menstruar, entre los 12 y los 14 años.

Mujeres de complexión pequeña y baja estatura.

Mujeres que nunca han tenido relaciones sexuales y que no han tenido partos vaginales con poco flujo menstrual y el suelo pélvico bien desarrollado.

Mujeres con descenso de útero o que tienen por naturaleza su cavidad vaginal corta.

Mujeres con una musculatura pélvica bien desarrollada.

Una combinación de alguno de los anteriores puntos.

¿Para quién es la copa menstrual MeLuna Shorty M?
Shorty M es una copa relativamente pequeña con tan sólo 38 milímetros de longitud, y con un volumen de 18 milímetros, el doble que un tampón desechable de absorción regular. Si el test MeLuna te sugiere una talla M, y estás dentro de los siguientes grupos, eres usuaria de Shorty M:

Mujeres con ligero sobrepeso y suelo pélvico normal o poco entrenado.

Mujeres con un IMC superior a 28 puntos y suelo pélvico normal o poco entrenado.

Mujeres con un descenso leve del útero o cavidad vaginal corta.

Una combinación de alguno de los anteriores puntos.

¿Para quién es la copa menstrual MeLuna Shorty L?

La copa menstrual MeLuna Shorty es apta para mujeres entre 35 y 45 años que han tenido varios embarazos, con una musculatura pélvica un poco débil conjuntamente con un prolapso uterino que recorta la longitud de la vagina.

Shorty L, con el mismo diámetro que su versión estándar pero con menor longitud, se sostiene mejor en una musculatura pélvica débil, aguanta firme y perfecta y puede desplegarse en la vagina sin problemas y sin producir pérdidas.

En los casos de sobrepeso o cierto grado de obesidad, MeLuna Shorty talla L actúa de la misma forma, gracias a su forma cónica y robusta, soporta mejor una presión externa. Eres usuaria de Shorty L si el test MeLuna te sugiere una talla L y estás dentro de alguno de estos grupos:

Mujeres con ligero sobrepeso o y un suelo pélvico un poco debil.

Mujeres de mediana edad, con partos vaginales y tendencia a obesidad.

Mujeres con un prolapso uterino que recorta la longitud de la vagina.

Mujeres con cavidad vaginal corta.

Una combinación de alguno de los anteriores puntos.

¿Para quién es la copa menstrual MeLuna Shorty XL?
Shorty XL es para mujeres con un IMC superior a 28 puntos y con una musculatura pélvica débil conjuntamente con un prolapso uterino que recorta la longitud de la vagina. La copa menstrual MeLuna Shorty XL, con el mismo diámetro que su versión estándar pero con menor longitud, se sostiene mejor en una musculatura pélvica débil, aguanta firme y perfecta y puede desplegarse en la vagina sin problemas y sin producir pérdidas.

En los casos de sobrepeso o cierto grado de obesidad, MeLuna Shorty talla XL actúa de la misma forma, gracias a su forma cónica y robusta, soportando mejor una presión externa. Si el test MeLuna te sugiere una L o una XL y estás dentro de alguno de estos grupo, eres candidata a Shorty XL:

Mujeres con sobrepeso o y un suelo pélvico debil.

Mujeres de mediana edad, con partos vaginales y tendencia a obesidad.

Mujeres cuyos músculos del suelo pélvico estén bastante debilitados y/o con un prolapso uterino que recorta la longitud de la vagina.

Mujeres con cavidad vaginal corta.

Una combinación de alguno de los anteriores puntos.


La nueva línea de copas MeLuna Shorty ya está disponible en 4 tallas (S, M, L y XL). 
Pese a su pequeño tamaño, la copa MeLuna Shorty, salvo el modelo Shorty S, supera la capacidad de la mayoría de tampones del mercado.

Nota: el uso de copas menstruales y tampones por primera vez pueden dañar el himen, si su conservación es importante para ti debes tener en cuenta este hecho.

¡Ya es un hecho! ¡La copa menstrual ya es el método favorito de muchas mujeres! ¡Y cada vez son más las que se muestran interesadas! 
¿Eres una de las afortunadas que la ha probado?

En la actualidad son muchos los productos de higiene íntima que podemos encontrar en el mercado, pero sólo uno de ellos es el más efectivo y saludable con las mujeres y el medio ambiente. Además su calidad/precio van cogidos de la mano. 
¿De qué estamos hablando? Por supuesto, de la copa menstrual MeLuna.

La copa menstrual es uno de los métodos de higiene femenina más cómodos y económicos del mercado actual, es un hecho respaldado por la experiencia de miles de mujeres que ya usan la copa MeLuna con éxito. 
Pero, ¿y el lado ecológico? ¿Es la copa menstrual más ecológica que otros métodos? ¡Sí! ¡Sin duda! ¿Te interesa? ¡Sigue leyendo!

Cuando se tienen en cuenta la contaminación y el volumen de desechos inherentes al uso de los tampones y compresas higiénicas desechables, sustituir la higiene femenina personal por la copa menstrual tiene un sentido ecológico y da como resultado un efecto positivo sobre los residuos en el ecosistema todos los meses.

El futuro es evitar residuos y reutilizar más a menudo.
Además tenemos que despedirnos de la conducta de “usar y tirar” teniendo en cuenta que los recursos son limitados: la copa es un buen ejemplo que podemos cambiar.

¿Cómo evita MeLuna los residuos materiales?
Una mujer puede llegar a usar 10.000 compresas y tampones durante toda su vida. Cada año se desechan en el mundo, en torno a 45.000 millones de compresas y tampones porque son residuos que no se pueden compostar y, por ese motivo, su residuo es causa de un impacto importante al ecosistema de nuestro planeta. Según datos de la Agencia de Residuos Catalana:

El uso de una copa menstrual puede comportar un ahorro anual por mujer de 5,6 a 6,4 kilogramos de residuos no recuperables.

Eso equivale a un 1% de la producción de residuos municipales por habitante y año.
¡Más datos!
Un estudio científico de la British Columbia de Canadá comparaba la copa menstrual con tampones y compresas, siendo criterios de evaluación la satisfacción general, la comodidad, la posible infección vaginal, el coste y residuos del sistema. 
Estas fueron algunas de las conclusiones:

El 91% de las mujeres han decidido utilizar la copa después de la investigación.

El 91% la van a recomendar a sus amigas.

Comprobado: las copas menstruales son una muy buena y satisfactoria alternativa a los tampones.
Las copas tienen el potencial de ser una solución sostenible a la gestión menstrual, con un ahorro de coste significativo y un menor impacto medioambiental en comparación con los tampones.

La copa menstrual es el método de higiene femenina más cómodo, saludable y económico del mercado. ¡Y no acaban aquí las ventajas! En el bloque anterior descubrimos cómo la copa menstrual MeLuna evita los residuos materiales, contribuyendo así a un menor impacto medio-ambiental, hoy descubriremos que además evita los residuos químicos, convirtiéndose así en una de las opciones más ecológicas del mercado actual.

La mayoría de tampones y compresas contienen sulfactantes, adhesivos y aditivos. 
Además, la mayoría de las compresas higiénicas contienen plástico de polietileno, cuya producción es contaminante. 
Asimismo, la dioxina, un conocido carcinógeno, es un producto derivado del proceso de blanqueado de los tampones que contienen rayón. 
En los vertederos, muchas de estas sustancias pueden filtrarse al medio ambiente (aguas subterráneas, corrientes y lagos) provocando una grave contaminación y consecuencias sanitarias. 
Los aplicadores de los tampones son de plástico, no biodegradable.

¡La copa menstrual es la solución! 
Para su fabricación no se utilizan materiales que contribuyan a la tala de árboles y a la deforestación, y en su proceso de producción no se utilizan blanqueantes como el cloro, que generan dioxinas que contaminan el agua, el aire, la tierra y que se almacenan con facilidad en nuestras células adiposas.

En MeLuna evitamos los residuos químicos y apostamos por la reutilización y el reciclaje: MeLuna está fabricada en Alemania con TPE medicinal, un elastómero termoplástico medicinal. 
Los TPE´s tienen el potencial de ser reciclables puesto que pueden ser moldeados, extruídos y ser reutilizados como plásticos, pero tienen características elásticas típicas de los cauchos que no son reciclables debido a sus características termoendurecibles.

Una copa menstrual puede durar hasta 10 años y es un ahorro considerable en comparación con tampones y compresas. 
¡Tampones y compresas no promueven un buen estado del medio ambiente! ¡Cambiemos el chip! ¡Pensemos en verde! ¡MeLunicémonos!

jueves, 29 de octubre de 2015

BOLSA MICROFRIBRA PARA UN BUEN CUIDADO DE LA COPA MENSTRUAL

Bolsita de microfibra con cordón superior, ideal para mantener una correcta ventilación de la copa menstrual entre ciclo y ciclo.

¿Has perdido la bolsita de tu copa MeLuna? 

¿Has adquirido un set de entrenamiento pélvico Emigi y prefieres guardarlo en un recipiente ventilado? 

Con esta suave funda podrás guardar de forma segura cualquiera de estos artículos.

La copa menstrual MeLuna tiene una duración de entre 5 y 10 años y su vida útil depende del correcto uso que se le dé. 
Lava tu copa menstrual MeLuna con un jabón suave y guárdala en esta funda para una adecuada ventilación. 
Nunca guardes la copa menstrual en un recipiente hermético o bolsa de plástico.

miércoles, 28 de octubre de 2015

COPA GRATIS PARA LA ANFITRIONA

¿Quieres organizar una charla MeLuna en tu casa?


¿Te gustaría organizar una charla en tu casa, en un bar, en una asociación o en un parque con tu amigas y/o familiares?

¿Quieres tocar una copa MeLuna antes de comprarla?

¿Quieres tener la oportunidad de poder preguntar a una asesora todas tus dudas sobre la copa menstrual?

¿Necesitas que una asesora te explique cómo se utiliza para que lo entiendas y  visualices mejor?

Además, ahora tenemos una promoción "muy especial" para vosotras:
Por cada *charla que realicéis con más de 4 o 5 mujeres interesadas en la copa menstrual MeLuna con una de nuestras asesoras, la anfitriona y organizadora de la misma, recibirá gratis una *copa menstrual MeLuna.


Las charlas tendrán un mínimo de 5 asistentes contando la anfitriona y para entrar en esta promoción deberá realizarse una foto que posteriormente será publicada en nuestra página web y redes sociales para ello cada asistente deberá firmar los derechos de imagen.


* La copa menstrual MeLuna de regalo a la anfitriona es una BCUP, una copa de muestra que puede tener algún fallo de color o terminación pero que es 100% funcional y está garantizada por el fabricante.

martes, 27 de octubre de 2015

ESPONJA VAGINAL PUR NATUR

Esponjas naturales Levant, la más alta calidad.
Las esponjas son en tono crudo y ligeramente marrón.
Tamaño aprox. 4-6cm.
La esponja es un producto natural y por lo tanto puede variar ligeramente en forma y tamaño. Contenido: 1 esponja.


Cómo utilizar y tratar la esponja menstrual:
La esponja es un producto natural.
A diferencia de los tampones, no seca ni irrita la vagina ni la mucosa, cuando se utiliza.
Tal vez usted conoce la sensación, cuando se inserta el tampón los últimos días de la menstruación, se vuelve más difícil y más doloroso ya que el tampón absorbe todos los fluidos vaginales naturales.

Primer uso:
Antes de utilizarla por primera vez, usted ha de empapar la esponja en vinagre y agua, para neutralizar el pH.
Las siguiente veces que se utilice la esponja, sólo necesitará ser enjuagada con agua, escurrida y posteriormente insertada en la vagina con dos dedos limpios.
La esponja puede ser empujada hacia arriba hacia el cuello uterino con el dedo medio, tal como se insertaría un tampón.
La forma de la esponja se adaptará a la vagina. 
Si siente que la esponja es demasiado grande, puede cortar por la forma como usted por favor. 
Pero, por favor hágalo sólamente después de que haya usado la esponja y se haya dado cuenta de lo pequeña que se convertirá, cuando esté húmeda y escurrida. 
La esponja puede ser insertada y extraída mediante dos dedos, bien limpios previamente.

Consejo: 
Si usted contrae la musculatura del suelo pélvico como si estuviera reteniendo la orina, la esponja se presiona hacia afuera un poco y la extracción será más fácil. 
Tenga la seguridad de que la esponja no puede simplemente desaparecer. La única abertura es el cuello del útero, no más ancha de unos pocos milímetros.

¿Con qué frecuencia la esponja debe ser cambiado? 
Dependerá de la intensidad del flujo de sangre menstrual. 
¾ de toda la sangre menstrual se perderán en las primeras 48 h de la menstruación. 
Por lo tanto, durante los dos primeros días, puede ser necesario lavar la esponja después de 2-3 horas ya.
 Cuando el flujo sanguíneo disminuye, la esponja puede permanecer en el interior durante 4-6 horas antes de lavar. 
La tasa de cambio es similar a un tampón regular. Antes de volver a la inserción de la esponja puede ser empapado en agua tibia - algunas mujeres prefieren sumergirse en agua tibia antes de drenar, porque la esponja será una temperatura agradable. 
El uso de alternativas saludables para gestionar la menstruación, ya sean copas vaginales como esponjas harán que usted se conozca mejor la cantidad de flujo, coló y textura, ya que esto varía en cada mujer y en cada ciclo o etapa femenina. 
IMPORTANTE: 
Si usted sufre de infección vaginal, por favor abstenerse de usar la esponja y utilizar toda la nueva esponja después del tratamiento exitoso de la infección.

Esta es la esponja natural de la calidad más fina de la costa levantina - de ahí el nombre levantina - recogerse en zonas de cría sostenibles y certificados ("elegido"). 
Las raíces permanecen aquí para que las esponjas pueden crecer. 
Así que para el equilibrio ecológico intacto de la fauna marina, se le proporcionarán.
 A continuación, se refina por maceración suave, pero no blanqueada.

De venta en MeLuna España, las asesoras oficiales te explicamos su uso junto con la copa menstrual, dispositivo urinario femenino y demás productos de higiene femenina eco-saludable

lunes, 26 de octubre de 2015

OTROS MÉTODOS DE HIGIENE Y PREVENTIVOS

Son dos métodos anticonceptivos de venta libre que se utilizan durante el acto sexual para evitar el embarazo. 
De venta libre significa que cualquier persona los puede comprar sin necesidad de una receta.

Los espermicidas y las esponjas vaginales no funcionan tan bien en la prevención del embarazo como algunas otras formas de anticonceptivos. 
El uso de un espermicida o la esponja es mucho mejor en la prevención del embarazo que no utilizar ningún anticonceptivo en absoluto.

ESPERMICIDAS
Los espermicidas son químicos que impiden la movilización de los espermatozoides. 
Vienen como geles, espumas, cremas o supositorios que se introducen en la vagina antes de la relación sexual. 
Se pueden comprar en la mayoría de farmacias o paginas web.
Los espermicidas solos no funcionan muy bien. 
Se producen unos 15 embarazos por cada 100 mujeres que usan correctamente solo este método durante 1 año.
Si los espermicidas no se utilizan correctamente, el riesgo de embarazo es de más de 25 por cada 100 mujeres cada año.
El uso de espermicidas junto con otros métodos, como el preservativo masculino o femenino o el diafragma, reducirá aun más la posibilidad de un embarazo.
Sin embargo, incluso usando un espermicida solo, aún tienes mucha menos probabilidad de quedar embarazada que si no empleas ningún método anticonceptivo.
Cómo usar el espermicida:
Usando los dedos de la mano o un aplicador, coloque el espermicida dentro de la vagina 10 minutos antes de tener relaciones sexuales. 
Su efecto debe continuar durante aproximadamente 60 minutos.
Será necesario introducir más espermicida cada vez que tenga relaciones sexuales.
No se duche durante al menos 6 horas después de la relación sexual. 
(Las duchas vaginales nunca son recomendadas ya que pueden causar infección en el útero y en las trompas de Falopio).
Los espermicidas no reducen la probabilidad de una infección y pueden aumentar el riesgo de transmisión del VIH.
Los riesgos abarcan irritación y reacciones alérgicas.

ESPONJA VAGINAL
Las esponjas anticonceptivas vaginales son esponjas suaves cubiertas con un espermicida.
Una esponja se puede introducir en la vagina hasta 24 horas antes de la relación sexual.
Siga las instrucciones específicas que vienen con el producto.
Deslice la esponja lo más atrás posible dentro de la vagina y colóquela sobre el cuello uterino. 
Asegúrese de que la esponja cubra todo el cuello uterino.
Después de la relación sexual, deje la esponja en la vagina durante 6 a 8 horas.
No use la esponja si:
Está teniendo su periodo menstrual o sangrado vaginal.
Tiene alergia a las sulfamidas, al poliuretano o a los espermicidas.
Tiene una infección en la vagina, el cuello uterino o el útero.
Tuvo un aborto provocado, un aborto espontáneo o dio a luz.

¿Como funciona la esponja... es efectiva?
Se presentan aproximadamente de 9 a 12 embarazos por cada 100 mujeres que usan esponjas correctamente durante un año. 
Las esponjas son más eficaces en las mujeres que nunca han dado a luz.
Si las esponjas no se utilizan correctamente, el riesgo de embarazo es de 20 a 25 por cada 100 mujeres cada año.
El uso de esponjas junto con preservativos masculinos reducirá aun más la posibilidad de embarazo.
Incluso utilizando una esponja sola, usted aun tiene mucha menos probabilidad de quedar embarazada que si no empleara ningún anticonceptivo en absoluto.
Los riesgos de la esponja vaginal abarcan:
Irritación vaginal
Reacción alérgica
Dificultad para retirar la esponja
Síndrome de shock tóxico (en raras ocasiones)

Hay que tener en cuenta que todo objeto introducido en la vagina, excepto la copa menstrual que al no ser porosa, ni desprender nada, no deja resto ningún dentro de la vagina: los tampones, dejan restos de algodón y las esponjas pequeños restos de dicha esponja.


domingo, 25 de octubre de 2015

EL SEXO EVITA LA ATROFIA VAGINAL

Entre un 47% y un 52% de las mujeres a nivel mundial sufre esta afección
Es la primera causa de dolor vaginal durante las relaciones sexuales
Los expertos recomiendan el uso frecuente de hidratantes y lubricantes
La atrofia vaginal es una de las afecciones más comunes en mujeres durante la menopausia que conlleva un sinfín de síntomas que no hace más que tambalear su calidad de vida. 
Además, es la primera causa de dispareunia (dolor durante el coito) lo que puede acarrear más de un problema sexual, que lleva incluso, en determinadas ocasiones, a un rechazo absoluto de las relaciones.
La atrofia vaginal se trata de la pérdida del efecto de los estrógenos sobre la vagina y estas hormonas son las responsables de mantener en buenas condiciones el epitelio de la vagina.  
La mucosa vaginal se vuelve más fina y más seca y se "producen cambios en el equilibrio de la flora vaginal y en el pH que pueden predisponer a la aparición de infecciones vaginales y urinarias".
La atrofia vaginal, y en general la urogenital, es la causa más frecuente de dispareunia y cistitis de repetición en la mujer postmenopaúsica, que se produce de manera secundaria a la disminución hormonal.
Se considera una causa generadora de disfunciones sexuales globales, ya que el dolor evita la actividad sexual y acaba produciendo problemas de deseo, trastorno de excitación y anorgasmia de manera secundaria.
La incidencia de esta patología oscila entre un 47% y un 52%, tanto en la población española como a nivel mundial.
Los síntomas más claros que genera son: 
sequedad vaginal, ardor, picor y, en ocasiones, un aumento de la frecuencia de la micción y dolor al orinar.
En cuanto una mujer note alguno de estas alteraciones (las que suelen aparecer primero son la sequedad vaginal y las molestias en las relaciones sexuales), debe acudir inmediatamente al especialista.
Muchas mujeres piensan que lo normal es tener molestias vaginales y que por tanto deben asumirlo como algo inevitable. 
Pero es muy importante que pregunten a su médico por los posibles tratamientos.
Los tratamientos tienen el objetivo de mantener la vagina y el resto de los tejidos urogenitales en las mejores condiciones posibles.
Existen hidratantes, que deben utilizarse varias veces por semana, y lubricantes, para usar en el momento de las relaciones para evitar el dolor.
También se pueden emplear cremas con estrógenos para aplicar en la vagina, que reducen los efectos del déficit hormonal en la piel del área genital.
"Mantener una actividad sexual regularmente mejora la función vaginal preservando su elasticidad y previniendo el estrechamiento del introito vaginal"
Si por diversas razones no se pueden mantener relaciones sexuales, la especialista recomienda el uso de dilatadores vaginales.


Es muy importante que se usen las cremas hidratantes vaginales que recomienda el ginecólogo. 
Toda mujer menopáusica que refiera problemas de sequedad o que se objetiven en la revisión ginecológica, deben ser tratadas. 
"Si según vamos cumpliendo años vamos dándonos cada vez más cremas, 
¿por qué nos las aplicamos en todo el cuerpo y evitamos la zona genital?

Aloe vera para la sequedad vaginal
Una interesante manera de combatir la sequedad vaginal empleando únicamente un poco de pulpa de aloe vera o sábila.
Visto y considerando la gran capacidad humectante que tiene este vegetal, es algo posible.
Que el aloe vera se ha convertido en uno de los principales aliados naturales de la salud de muchas personas, no es ninguna novedad. 
Es que, si uno se pone a repasar la gran cantidad de beneficios que esta planta ofrece, realmente costaría enumerarlos. 
Aquellos relacionados con la piel y la capacidad humectante de la sábila para ella son, ciertamente, los más notables.
sufrír de resequedad vaginal, hasta al punto que no poder tocarse la zona, debido a los dolores. 
El médico te  puede recetar hormonas, pero éstas te pueden dar mareos y no conseguír alivio.
Así que probar con la pulpa del aloe vera o sábila en tus zonas íntimas para ver qué tal te funcionaban. 
El resultado suele ser maravilloso: 
poder volver a tener relaciones y se sentirte mucho mejor. 
Hasta el punto que a veces no sera necesario recurrir a la planta para solucionar el problema.
Visto y considerando las propiedades humectantes que tiene el aloe vera o sábila, por ejemplo, sirve para tratar problemas de arrugas o de falta de hidratación en el cutis, sin nombrar sus efectos cicatrizantes y que ayudan a la dermis a "reinventarse".


sábado, 24 de octubre de 2015

LAS MUJERES, SU LIBIDO Y COPAS

Menstruar ,para algunas personas, es algo desagradable y un tanto repulsivo. Aun más si pensamos en tener relaciones sexuales durante la menstruación (un tabú total). 
Incluso entre mujeres, pocas palabras soltamos cuando de esto se trata.
Para algunas, tener sexo durante la menstruación es una opción altamente placentera y para otras todo lo contrario. 
La carga moral que se impone al acto de menstruar asumido como un periodo de enfermedad, dolor e inapetencia sexual.
Aunque no podemos separar la cultura de nuestra historia, somos nosotras las protagonistas del asunto. 
Será el modo de sentir/convivir con nuestra menstruación el que definirá nuestras percepciones para invocar placer en esos días.
Si bien la menstruación es un periodo donde nuestro cuerpo necesita descanso, introspección, meditación y pausas para fluir con el ritmo cotidiano, esto no quita que podamos disfrutar de ella y de nuestra sexualidad. Escuchar/sentir nuestro propio ritmo y fluir acorde a eso es la clave para disfrutar de un periodo placentero.
Todas sabemos que es posible tener sexo y que se puede disfrutar cuando se elige hacerlo, sobre todo cuando nos sacamos las durezas de la cultura patriarcal que tanto amordazan nuestra sexualidad.
Las historietas, mitos y relatos de morbosos es solo un asunto de creencias y de mucho tabú. 
Debido a que no existe ninguna contraindicación para hacerlo, incluso desde la medicina, es solo decisión de cada una y de la pareja.
Hay grupos mujeres en los que se recomienda y también enjuicia el hecho de tener relaciones sexuales mientras sangramos. 
Esto me ha provocado sentirme enormemente sucia o culpable de algo que para mí es una práctica común… 
La explicación de las chicas es que en “aquellos días” debemos guardarnos y dejar que la sangre corra hacia abajo y que con su fluir nos limpie y purifique.
Pero este discurso me agrada aun más cuando se da la libertad de hacerlo a nuestra peculiar manera, siendo realmente fiel a nuestros deseos y no acatando los mandatos de una moral impuesta.
Los orgasmos ayudan mucho a distender cólicos menstruales, alivian la congestión en los pechos y te mantienen de muy buen ánimo. 
Sentir el cuerpo, conocerlo y agasajarse de autoplacer es una buenísima práctica para estos días. 
No es necesario tener sexo con otro, pero si lo deseamos y esto incluye penetración, solo debemos buscar posiciones cómodas para no topar con nuestro cérvix, que suele estar más abajo que de costumbre y por ende más sensible, sobre todos los dos primeros días.
Aun teniendo una pareja estable, protegerse en todos los casos siempre es bueno y con el uso del condón podemos evitar contraer enfermedades de transmisión sexual e infecciones pélvicas por la mezcla de fluidos.
Ser una con el ciclo menstrual me ha entregado herramientas con las cuales Las energías sexuales y la libido aumentan durante esos días.
Pasando las primeras 24 horas, las energías permanecen aún paulatinas, pero sucede algo curioso: algunas tienen sueños intensos y eróticos… durante el día suelen rondar fantasías sexuales en sus pensamientos. 
Esto pasa durante todos los días restantes de la menstruación, disparándose un periodo de libido poderosa.
Esta energía no siempre se sacia con masturbación o sexo; muchas veces no es lo que necesitas y otras veces es lo único que te completa.
Este periodo llameante satisface muchos otros aspectos, haciéndote sentir más plena, creativa, saludable y, sobre todo, confiada, aclarándose aquella renovación que ejerce el menstruar y marcando la pauta para el comienzo de un nuevo ciclo.

Sin embargo, la decisión de darse o recibir compañía sexual, es solamente nuestra, más allá de asuntos machistas, mitológicos o médicos.
La copa menstrual siempre debe retirarse antes de mantener relaciones sexuales con penetración. 
Solamente el uso de las copas desechables o de las esponjas permite la penetración sin tener que retirarlas previamente.
Si tus relaciones sexuales no incluyen el coito no es necesario que retires la copa menstrual: nadie se dará cuenta de que la llevas. 
Ni siquiera sobresale el hilo blanco típico de los tampones. 
Te permitirá disfrutar de juegos previos o sexo oral de forma cómoda y segura.
Es importante recordar que:
La copa menstrual no es un anticonceptivo
La copa menstrual no es una protección para enfermedades de transmisión sexual.
¿Está relacionada la copa menstrual con el SST?
El SST o Síndrome de Shock Tóxico es una infección causada por una bacteria llamada staphylococcus aureusy que entra en nuestro organismo a través de las heridas o de la membrana mucosa.
Es una enfermedad extremadamente rara, pero potencialmente mortal y puede ocurrir en hombres, mujeres y niños.
Como la mayoría de los casos ocurren en niñas y mujeres jóvenes, menores de 30 años, el SST se asocia con el uso de tampones de alta absorbencia y con el hecho de que éstos suelten fibras.
La copa menstrual no está asociada con el Síndrome del Shock Tóxico.

Puedes usar la copa menstrual con un DIU. 
La copa menstrual se coloca  cerca de la entrada de la vagina mientras que el DIU y el Anillo Anticonceptivo van colocados más cerca del útero. 
Si utilizas DIU, Asegúrate de colocar la copa menstrual correctamente y haz que tu ginecólogo revise con cierta frecuencia la posición de los hilos, que es recomendable que no sean muy largos. 
Además, al estar hecha de silicona o TPE, no hay la posibilidad que restos de algodón queden pegados en los hilos, como en el caso de los tampones, que no són aconsejables con éste tipo de anticonceptivo.

La copa menstrual, una vez insertada, queda totalmente sujeta y las paredes vaginales se adaptan. 
Aunque estés en posición horizontal, no hay riesgo de tener ninguna pérdida. Además como se puede usar hasta 12 horas seguidas sin ningún problema ni riesgo para tu salud, puedes dormir tranquilamente usando la copa menstrual.

La copa menstrual te permite aguantar más horas sin cambiarte, con lo que es fácil cuadrar los tiempos. 
Si aún así debes cambiarte en un baño público, como la copa retiene el flujo en su interior, el exterior está limpio. 
Te la podrás sacar, vaciar su contenido en el wc, pasarle un trocito de papel de wáter o una toallita húmeda y volvértela a poner sin mancharte las manos. Si no dispones de papel ni de una botella de agua en el bolso, no sufras, porque no va a pasar nada por volverte a poner la copa sin lavarla, no te vas a contagiar de tu propia sangre! ...
Y cuando llegues a casa o a un sitio donde tengas más comodidad, la aclaras bien con agua y ya está.
Un truco: en todos edificios públicos hay baños para minusválidos, con un lavamanos dentro del mismo cuarto de baño dónde fácilmente podrás limpiar la copa.

viernes, 23 de octubre de 2015

MI TALLA DE COPA MENSTRUAL MELUNA

Es muy importante saber que dentro del tipo de complexión física, hay que diferenciar el IMC (indice de masa corporal) y la estructura corporal.
El tamaño de la estructura corporal de una persona se determina por la circunferencia de la muñeca en relación con su estatura. Por ejemplo, un hombre que mida 1,65 m de estatura (5' 5") y tenga un diámetro de muñeca de 15 cm (6") estaría dentro de la categoría de huesos pequeños.
Cálculo del tamaño de la estructura corporal: 
Se mide la muñeca con una cinta métrica y se utiliza el siguiente cuadro para determinar si la persona tiene huesos pequeños, medianos o grandes.
Mujeres:
Estatura por debajo de 1,58 m (5'2")

    Pequeña = tamaño de la muñeca de menos de 13,9 cm (5,5")
    Mediana = tamaño de la muñeca 13,9 a 14,6 cm (5,5" a 5,75")
    Grande = tamaño de la muñeca por encima de 14,6 cm (5,75")

Estatura de 1,58 a 1,67 m (5'2" a 5' 5")

    Pequeña = tamaño de la muñeca de menos de 15,2 cm (6")
    Mediana = tamaño de la muñeca de 15,2 a 15,8 cm (6" a 6,25")
    Grande = tamaño de la muñeca por encima de 15,8 cm (6,25")

Estatura por encima de 1,67 m (5' 5")

    Pequeña = tamaño de la muñeca de menos de 15,8 cm (6,25")
    Mediana = tamaño de la muñeca de 15,8 a 16,5 cm (6,25" a 6,5")
    Grande = tamaño de la muñeca por encima de 16,5 cm (6,5")

Una vez determines cual es la tuya...
Con los siguientes datos, te digo cual es tu talla de copa menstrual MeLuna

Estructura corporal...

Altura...

Peso...

Partos naturales (vaginales)...

Si practicas baile, deporte y cual...

Y si consideras que algún dato del estado de tu suelo pèlvico...

Algún dato relevante mencionado por tu ginecólogo...
Yo soy tu asesora de confianza, consultarme...

¡¡ATENCIÓN!!

¡¡ATENCIÓN!!

Copa MeLuna ecológica